Periodismo
Carlos Herrera y Pedro Sánchez, durante una entrevista.

La Moncloa ha enloquecido. El escándalo de la 'fraudulenta y plagiada' tesis doctoral de Pedro Sánchez ha provocado la tercera gran crisis del Ejecutivo del PSOE en apenas 100 días de gobierno (Pánico en TVE con la 'fake tesis' de Sánchez: 'El Lechero' y sus tertulianos caniches callan muertos de miedo).

Sánchez no ha dado la cara ni en el Congreso de los diputados ni ante los medios de comunicación y toda respuesta ha llegado por parte del nutrido equipo presidencial de La Moncloa que se ha apresurado por esquivar la gravedad del asunto por una parte acusando a una "campaña de desprestigio" impulsada por PP y Ciudadanos y por otra con el surrealista argumento de reconocer porcentajes de plagio de la tesis doctoral del presidente (Cuando Sánchez daba lecciones de ética en la moción a Rajoy: "Hay países donde se dimite por plagiar tesis").

Pero la estrategia defensiva para justificar esa sospechosa tesis no se limita a esas dos acciones. Desde el gabinete presidencial se anunciaba a bombo y platillo, utilizando la cuenta de Twitter de Sánchez literalmente:

"Las informaciones aparecidas en algún medio de comunicación que sostienen la existencia de plagio en la redacción de mi tesis doctoral son rotundamente FALSAS. Emprenderé acciones legales, en defensa de mi honor y dignidad, si no se rectifica lo publicado".

Los medios de comunicación, la opinión pública y la clase política interpretaron estas palabras como una amenaza de querella contra el digital Okdiario (el primero medio en destapar el plagio) y el diario ABC, publicación que sacaba a la luz este jueves 13 las presuntas irregularidades (Santiago González: "La tesis del doctor Sánchez").

Aunque, según ha podido saber Periodista Digital de fuentes socialistas, las intenciones reales de Pedro Sánchez es "cargarse" a Carlos Herrera. Sánchez culpa al líder de COPE de impulsar la campaña y considera que está dañando seriamente tanto su imagen personal como la de su Ejecutivo ('La Tesis de Sánchez': Un miembro del tribunal y la jefa de su doctorado escribieron un capítulo con el plagiario).

Según las mismas fuentes, desde La Moncloa se está recopilando todo lo manifestado por Herrera -también por sus colaboradores y contertulios- durante estos días en relación al plagio del doctorado y Sánchez está decidido a llevar a los tribunales al comunicador más influyente de la radio española.

Ni que decir tiene que desde Presidencia del Gobierno se ha dado una orden a sus ministros: a partir de ahora ‘colaboración y tolerancia cero' con Carlos Herrera y con la COPE.

Se avecina una guerra. Este viernes 14 Herrera, como publicamos en Periodista Digital, no ha podido ser más duro con todo el gobierno socialista.