"Tuvimos suerte de que en 1975 llegara un hombre con la cabeza sobre los hombros"

Carlos Herrera recuerda las «debilidades» del Rey Juan Carlos I

Coincidiendo con el 80 cumpleaños del Monarca Emérito, La Zarzuela ha decidido sacarle de la "zona oscura"

Carlos Herrera recuerda las "debilidades" del Rey Juan Carlos I
Carlos Herrera. COPE

Este viernes cumple 80 años el Rey Juan Carlos y todos los medios vuelcan sus editoriales y análisis en reconocer los méritos del Monarca que terminó abdicando sobre su hijo Felipe VI en medio de la polémica.

Día para celebrar todo lo bueno que hizo y olvidar sus «debilidades» como las llamó Carlos Herrera este 5 de enero de 2018 desde su programa en COPE, en la fílípica que lanza al aire todas las mañanas:

Señoras y señores, me alegro. ¡Buenos días!

  • Aquí los Reyes Magos, aquí el invierno, aquí un país, aquí una borrasca, aquí una noche fascinante. Ya veremos el día de mañana.
  • Llega una borrasca a la península que, donde llegue, va a dejar agua y viento. Si quieren un día desagradable vayan ustedes a Nueva York si son capaces de llegar. Allí tienen una sensación térmica de -30 grados. Allí sí que hay que echarse algo más que una rebeca.
  • Hoy, cinco de enero, un niño al que le pusieron el nombre de Juan cumple 80 años. Le pusieron el nombre de Juan en Roma y luego él añadió su segundo nombre cuando tomó las riendas del país, al que llegó cuando tenía diez años. Desde el exilio. Ese hombre se llama Juan Carlos de Borbón. Es Rey emérito. El patrón, como le llaman sus hijos.
  • Hoy va a celebrar el aniversario con un almuerzo familiar y el sábado va a recibir un homenaje institucional durante la Pascua Militar porque parece que la Zarzuela ha decidido sacar al Rey emérito de la zona oscura. Es, en cualquier caso, una medida inteligente y una buena noticia.
  • Conviene recordar el reinado de Juan, que luego fue Juan Carlos I. Nunca un Rey había cumplido 80 años en España. Nunca. Palmaban antes. Unos pues medio deshechos, como Carlos II. Otros en la flor de la edad, otros carcomidos, otros en la ignominia, como Fernando VII. Pero en España hemos tenido la fortuna de que en un momento delicado de nuestra historia, en 1975, llegó un hombre con la cabeza sobre los hombros.
  • Fue capaz de homologar un país como el nuestro en el entorno europeo, al que pertenecíamos geográficamente pero no políticamente. Además, impulsó un tránsito difícil, admirable para el mundo entero, del franquismo a la democracia. Puso el trabajo en manos de Adolfo Suárez y Torcuato Fernández-Miranda ejerció de carpintero legal. Y de ahí hacia adelante
  • El diálogo, el consenso… oiga, no era poco eso en 1975. El consenso del que algunas fuerzas políticas podrían tomar hoy nota. Y había que modernizar un país que estaba a muchos kilómetros de distancia de los países de su entorno. Trabajó de forma admirable la proyección internacional de España.
  • Después, con los años, salvó la institución abdicando. ¿Tuvo debilidades? Claro. ¿Y usted no? ¿O es que se va a creer que por las venas de los Reyes corre sangre azul? No, no, es roja igual que la de los demás. Pero el balance completo de su obra es digno de ser subrayado y celebrado.
  • Desde aquí queremos felicitarle y le deseamos ochenta años más. Y queremos recordar el gesto que tuvo con este programa y con este humilde presentador de saludar a la audiencia de COPE recordándonos cómo se encontraba. Felicidades, majestad.
  • ¿La expectación de hoy cuál es? Lo que va a decidir un tribunal de una sala del Supremo ante el recurso de Oriol Junqueras, en prisión provisional. Tendrá que enfrentarse en otoño a los delitos que le inculpa la Fiscalía. Él quiere salir de la cárcel, aunque escuchando la alegación que dio ayer uno piensa si quiere salir o quiere realmente aumentar un cierto áurea de mártir para obtener una ventaja política.
  • Cuando uno está acusado de delitos tan severos, uno tiene que hacer propósito de enmienda y mostrar arrepentimiento. Y una cosa ni la otra. Tiene de cemento armado la cara. «No, es que yo soy un hombre de paz» Pues si usted es un hombre de paz y muy religioso acepte el 155 y déjese de monsergas. Igual usted aún no se ha enterado por qué está en la cárcel. Al juez no le interesa si usted va a misa todos los días.
  • Es un proceso penal por cometer delitos graves. Y el juez lo que tiene que preguntarle es si volvería a hacerlo en el caso de dejarlo libre.
  • La conveniencia política, dicen algunos, es que los jueces le suelten. Pero el criterio de los jueces no se mueve según la conveniencia política. Es un criterio técnico: ha cometido un delito, usted alega y decidimos si sale a la calle o no. Lo que sea lo comunicarán hoy por la mañana.
  • Ayer estaban ante la Fiscalía de Barcelona los profesores del instituto el Palau de Sant Andreu de la Barca. ¿Por qué estaban estos profesores delante de la Fiscalía? En ese colegio, hay muchos niños hijos de guardias civiles que tienen el cuartel al lado. Los comentarios en ese colegio sobre los policías y los guardias civiles hicieron que muchos niños llegaran a la casa-cuartel llorando. «Te avergonzará lo que hizo tu padre en el 1-O», les decían.
  • Ahora todos estos han llegado ante la Fiscalía y dicen «no no, este debate lo originaron de forma espontánea los alumnos». Es lo típico de esta gente cuyo valor no es su principal característica. Tienen mucho valor para adoctrinar indecentemente a los niños, para inocularles todo el resentimiento posible. Pero llegan ante el juez y ante el fiscal, y tienen una relajación de esfínteres… Y luego echan la culpa a los alumnos. ¡Qué tipos más cobardes y miserables!
  • Menudas ratas de almizcle, menudas ratas de almizcle.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído