RENOVACIÓN “A LA CARTA”

Follón entre los Obispos y la COPE por ceder a las “exigencias caprichosas” de Carlos Herrera

Es cierto que tanto en la Iglesia como en COPE reconocen que Carlos Herrera es la gallina de los huevos de oro

Follón entre los Obispos y la COPE por ceder a las “exigencias caprichosas” de Carlos Herrera
Carlos Herrera Cope

Después de meses de negociaciones en la que se han registrado momentos incluso de tensión entre Carlos Herrera y la cúpula negociadora de la COPE, el locutor almeriense y la cadena Episcopal han llegado a un acuerdo que se hará definitivamente público en los próximos días: Herrera ha dado el sí a su renovación por tres temporadas más aunque pondrá renunciar unilateralmente a cumplir el tercer año, sí así lo considera, sin que nada pueda hacer la emisora. Es una de las cláusulas «leoninas» que ha impuesto Herrera para renovar por COPE y que, según ha podido constatar Periodista Digital, ha agotado la paciencia de la Conferencia Episcopal con algunos de los «caprichos» de su locutor estrella.

Es cierto que tanto en la Iglesia como en COPE reconocen que Carlos Herrera es la gallina de los huevos de oro de su aparato de comunicación pero hay división entre los partidarios de la renovación «como sea» del locutor y entre quienes -cada vez más- en el comité ejecutivo de la Conferencia Episcopal opinan que la renovación no se tenía que realizar, como finalmente se ha producido, «a cualquier precio».

En este punto, las críticas y las miradas están centradas en el presidente de COPE, Fernando Jiménez Barriocanal, partidario de la renovación «a ciegas» de Herrera. Parte de la dirección de los Obispos ve inaceptables algunos términos de la renovación. Así, a la ya mencionada cláusula de rescisión unilateral, muy criticada en la Conferencia Episcopal, se unen otras condiciones que ha asumido la empresa a última hora y que no entraba en esos planes de renovación. En este sentido, ha molestado especialmente al reducción de horas en antena de la estrella de la radio. Los oyentes podrían disfrutar de Herrera sólo hasta el tramo de las 10 de la mañana, desde las 6h. Reduciendo así sus 7 horas actuales hasta las cuatro. Y todo ello con el mismo salario, hasta 8 millones de euros por temporada y con posibilidad de incrementarlos si aumenta el «pastel publicitario».

Los críticos en la Conferencia Episcopal, propietaria de la cadena, consideran que COPE ha cedido en todo y admiten que quiera reducir su presencia en antena pero ven «inaceptable» que se le mantenga el salario y más en una etapa en la que los medios episcopales han impuesto una «contención salarial». Además opinan que las negociaciones se han llevado de «manera nefasta», explican a PD las mismas fuentes, porque si bien es cierto que se han culminado después de Herrera en COPE lograra el EGM con mejor resultado desde que llegó a la emisora con 2.132.000 oyentes, 251.000 más que en julio; no es menos cierto que el cierre de la negociación se ha producido tras el fracaso televisivo de su programa en TVE, un regreso a la televisión que Herrera había utilizado para «presionar» en las negociaciones con la COPE como «vía de escape» de la radio.

Con todo, los detalles se harán públicos en próximas fechas pero otra de las cuestiones que no convencen a la Conferencia Episcopal de esta renovación es la «libertad absoluta» que ahora tiene Carlos Herrera para tomar también los descansos que considere oportunos en su programa.

VÍDEO DESTACADO: Carlos Herrera se parte con la supremacista línea aérea catalana

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído