Herrera a las 8

Carlos Herrera: «No hace frío, el frío es un estado mental, no se deje engañar»

La estrategia de Puigdemont, el caos en las carreteras, las pensiones y el cierre de Interviú y Tiempo, en el análisis del genio

Carlos Herrera: "No hace frío, el frío es un estado mental, no se deje engañar"
Carlos Herrera al micrófono (CADENA COPE). CC

Esquerra Republicana de Cataluña se debate entre la apariencia y el falso deseo de que Carles Puigdemont sea investido presidente de la Generalitat, y la evidencia de que no podrá hacerlo efectivo en ningún caso.

Primero, porque es ilusorio pensar que pueda ser designado presidente de la Generalitat telemáticamente desde su escondite de fugado de lujo en Bruselas; y segundo, porque sería encarcelado de inmediato si pisara territorio español.

ERC actúa tácticamente para renovar un Gobierno de mayoría separatista, pero sin Puigdemont al frente porque vive en una ficción enfermiza y porque mantener viva la mentira de una Cataluña virtual separada de España se ha convertido en un objetivo absurdo e irracional.

El artículo 155 de la Constitución y el Código Penal están dando buena fe de ello. Por eso, no es descartable que ERC aspire a que Puigdemont se cueza en su propia salsa para que finalmente se vea obligado a dar su brazo a torcer y permita un Gobierno liderado por Esquerra con los Comunes de Pablo Iglesias como cooperadores necesarios de una nueva agenda secesionista.

Y desde luego, cobra una nefasta relevancia el rol mercenario que está adoptando la marca catalana de Podemos a cambio de entrar en la Mesa del Parlament y optar a presidirlo pese a haber sido la quinta fuerza más votada.

Más allá de que ERC fuerce a los diputados electos huidos de la Justicia junto a Puigdemont a renunciar a su escaño para no comprometer la mayoría independentista, nadie podrá negar que es surrealista alimentar la especie antidemocrática e ilegal de una investidura a distancia para ensalzar a un presunto delincuente que se ha jactado demasiadas veces de vulnerar flagrantemente la ley.

Con ese telón de fondo, ha arrancado Carlos Herrera la jornada del 9 de enero de 2018 en la Cadena Cope:

Señoras, señores me alegro ¡buenos días!:

  • Que alegría más grande saludarles en una mañana de un 9 de enero de 2018 en el que no haga caso de los comentarios interesados, no de los timoratos que lo que quieren es hacerle inseguro. No hace frío, el frío es un estado mental, no se deje engañar, abríguese lo justo, enfréntese a la realidad.
  • Que hay algunos lugares donde la temperatura registra unos valores en el mercurio un tanto alarmantes, es posible, pero hay que saber enfrentarse a ello como corresponde. Hoy se prevén algunas nevadas, heladas, alguna lluvia por el sur, pero todo muy llevadero en un mes de enero.
  • Seguimos a vueltas con la nevada del otro día porque de esto todas las oposiciones a los gobiernos hacen una causa política, porque encuentran hueso, lo encontraba Rajoy cuando gobernaba Zapatero y ahora el PSOE se lo devuelve.
  • El Gobierno hace esfuerzos por hacer alguna autocrítica y en una reunión a puerta cerrada, el comité estatal sobre riesgo de nevadas dice que hay que cambiar algunos protocolos, agilizar la movilización del Ejército en las crisis meteorológicas, meterle más presión a la concesionaria Iberpistas y reconocer errores, que es lo que tenía que haber hecho el gobierno desde el primer momento.
  • Hemos vuelto de la Navidad y si te hacen un regalo de esos y eres oposición, lo aprovechas, otra cosa es que volvamos a insistir en que la culpa está muy repartida entre todos. No es políticamente correcto, pero también algunos conductores se lanzaron con demasiada impericia a pesar de los avisos. Esta cadena estuvo avisando a todas horas.
  • Por lo demás, venimos hablando de Puigdemont porque hace lo posible para que todos los días hablemos de él. Sabe que si constantemente no está colocando algo, la gente se olvida de él. La última, subir una imagen de Camprodon, al lado de la frontera de Francia, en la que se ve una camino que lleva de Francia a Gerona y dice ‘caminos’ como sugiriendo que ha vuelto a Cataluña a escondidas, cosa que no ha hecho y que no posiblemente no haga.
  • Puigdemont lo que quiere es que se fuerce el reglamento para ser investido telemáticamente, es decir que quede investido un holograma. De esa manera vuelve, le detienen pero ya como presidente de la Generalidad, el colmo de martirologio. Otra cosa es que la Mesa no pueda forzar el nombramiento por plasma y todos los días va a tener que inventarse algo. Todo es disparate.
  • Las reuniones para configurar la Mesa, ahí siguen. C’s intenta reunirse con los Comunes, y los Comunes se entenderán con Esquerra y los demás soberanistas.
  • Y hoy seguimos a la espera de la autopsia de Diana Quer. Luego están las pensiones, un tema desagradable de tratar que no acaba de gustar a la gente sobre todo al que vive de ellas o del que está a punto de llegar a ellas.
  • El Estado tiene que pedir 15.000 millones más para pagarlas. Las pensiones son un pilar del estado de Bienestar, pueden ser gobernadas a base de parches, pero es una tarea de todos los gestores y actores sociales el buscar soluciones para una realidad, que es que la gente vive cada vez más, se nace menos y se trabaja menos.
  •  Para mantener a un pensionista, hacen falta dos trabajadores y medio. Qué hay que hacer en lugar de subir impuestos que es lo que propone con la simpleza habitual la izquierda española del PSOE para que haya más empleo, más gente trabajando y más productividad. Para ello hay que hacer más reformas, que seguramente para los inmovilistas es anatema, pero hay que hacer más reformas y conseguir más empleo y quizás prolongar la vida laboral, pero tiene que nacer de un pacto.
  • Y acaba una época concreta que a los más cafeteros será como quitarles una parte de su vida. Se acaba Interviú y Tiempo. Cierran porque no salen los números en esta época de Internet. Bastante han aguantado a lo mejor.
  • Interviú es una revista mítica, los que tenemos una cierta edad guardamos algún número por la intensidad de su artículos de fondo, de investigación. Tiempo también, quien no recuerda los artículos del incomparable Pedro Rodríguez el columnista que cambió la columnas de opinión en España, un nuevo relato, muerto prematuramente, como mueren siempre los genios.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído