Periodismo

Lo de Juan Carlos Monedero, el que trincó medio millón de los verdugos chavistas por un supuesto estudio que nunca hizo, es de aurora boreal (La mentira de Podemos se desmorona: Destapan una reunión en Caracas que hunde a Iglesias y Monedero).

Es curioso lo que un tipo acomplejado puede hacer y decir con tal de sentirse importante; aunque a veces es mejor estar callado y parecer idiota, que abrir la boca y demostrarlo (Isabel San Sebastián liquida a Monedero con una frase: ¿Por qué caes tan bajo?).

Podemos nunca ha tolerado a los medios de comunicación privados y, desde su fundación, ha atacado con nombres y apellidos a algunos de ellos y a una larga lista de periodistas a título personal (Carlos Herrera: "El curioso y antropológico mal perder de la izquierda española").

Pero seguramente nadie ha llevado esa máxima tan lejos como su fundador, Juan Carlos Monedero, contra un comunicador en concreto, Carlos Herrera, de la Cadena COPE (Carlos Herrera airea las mentiras de 'El País' e incendia el PSOE: "Eres un caradura, Pedro Sánchez").

Y lo ha hecho en el programa de televisión que emite en el diario Público, llamado 'En la Frontera', con una dureza extrema cargada de gravísimos insultos hacia uno de los locutores más respetados de España (El espeluznante golpe a Monedero para despedir su penoso año en el que se metió al rap: "No eres creíble").

"Carlos Herrera es un periodista de raza... de raza Dobérman. De ésos que puede comerse a un judío si se acerca a la verja del campo de concentración y mover la colita al lado del jefe del campo".

En un monólogo cargado de desprecios personales, el máximo promotor de Podemos en su creación, junto a Pablo Iglesias, también insulta a los oyentes del programa Herrera en COPE, al calificarlos de "energúmenos" por el mero hecho de sintonizar el espacio que más ha crecido en audiencia en toda España en las últimas temporadas y supera los dos millones diarios, según recoge esdiario.

Insultos a los oyentes también

"Siempre hay un 20% de energúmenos para escuchar lo que quieran oír: envidiosos, airados, egoístas, cobardes que no soportan la libertad ajena, machirulos, cortijeros, violentos, integristas, racistas, algún que otro pederasta con o sin alzacuellos, puteros, borrachos al volante (...) necesitan escuchar la radio que les dice que hacen bien por ser así de mierdas".

Eso afirma Monedero en su agresiva intervención, tan dura en el fondo como de nulo predicamento: poco más de mil personas habían visto el vídeo en el momento de redactar estas líneas.

Desde su nacimiento, Podemos ha atacado histéricamente a los medios y periodistas críticos, lanzando campañas personales contra muchos de ellos, pidiendo su desaparición de televisiones públicas o considerando, como dijo Iglesias, que su mera existencia atentaba "contra la libertad de expresión".

En la intervención de Monedero, el político incluso tilda de "La Manada" al equipo de colaboradores y tertulianos de Herrera en Cope.