Periodismo
El ministro Marlaska y la manifestación de Colón.
Me molestó el contenido del manifiesto con absolutas falsedades. ¿Alguien va a dudar de la lealtad a España de este Gobierno?"

¡Que decepción! ¡Qué dolorosa e inesperada decepción!

Y en plena resaca de la manifestación (Cuando son 'rojos', en la plaza caben dos millones; si los manifestantes llevan banderas de España, solo caben 45.000).

El ministro del Interior Fernando Grande-Marlaska ha admitido este lunes 11 de febrero de 2019 que le molestó el contenido del manifiesto que se leyó la víspera, el domingo 10 de febrero de 2019, en la Plaza de Colón, durante la concentración contra  el 'okupa' Pedro Sánchez y por España.

"Los ciudadanos ejercieron su derecho legítimo a manifestarse. Pero fue una manifestación partidista. Y lo demuestran las fotos de los líderes de PP, Cs y Vox juntos. A mí no me preocupa el ejercicio del derecho de manifestación. Me molestó el contenido del manifiesto con absolutas falsedades. ¿Alguien va a dudar de la lealtad a España de este Gobierno?", se ha preguntado el ministro en su entrevista con Carlos Herrera en COPE.

 

 

Marlaska ha omitido cualquier valoración sobre la figura del relator que introdujo el Gobierno en las negociaciones con los independentistas. Sí ha hecho, en cambio, una férrea defensa del diálogo, según recoge la web de Cope.es.

El Gobierno ha decidido hacer frente a la crisis en Cataluña. Encarar la cuestión con el fin de realizar un diálogo.

Un diálogo cierto, real y profundo, pero siempre dentro del marco de la Ley. En Cataluña existe un problema que se ha generado durante 30 o 40 años. Durante los últimos años, se ha hecho omisión de esta cuestión.

En los últimos años nadie se puede sentir satisfecho de la política que se realizó en ningún sentido. Este Gobierno quiere abordar esta cuestión.

Marlaska entiende que el Gobierno enfriara dichas conversaciones al apreciar que el objetivo único de los independentistas es la autodeterminación y no cree que esta decisión se debiera a la convocatoria de la marcha de Colón. "No quiero que se ponga en duda la inteligencia del presidente del Gobierno ni de sus ministros. La voluntad de los independentistas sabemos cuál es. Y sus exigencias son inasumibles dentro del marco de la Ley", ha dicho.

Marlaska considera que la legislatura no está acabada y ha sacado pecho por las políticas llevadas a cabo por este Gobierno en ocho meses. "Aunque hay algunos que todavía hablan de un gobierno ilegítimo. Parece que sólo pueden gobernar algunos partidos", ha dicho.

Por último, Marlaska cree que el juicio del procés, que arranca mañana, no debe condicionar el futuro de la legislatura. "Siempre he mantenido que hay dos ámbitos: el judicial y el político. Deben ir en paralelo y evitar cualquier interferencia", ha concluido.