Periodismo
Carlos Herrera. FOTO: COPE

Carlos Herrera continua imparable su ascenso en COPE al "asalto" del liderazgo radiofónico matinal que todavía ostentas (cuestión de superioridad de número de postes y emisoras) Pepa Bueno y la SER (Carlos Herrera: "Piqué, un poco cretino, aprovechó para mostrar su lado más demagogo").

Estos días Herrera anda contento porque no ha faltado a su cita anual con los carnavales de Santa Cruz de Tenerife, ciudad desde la que lleva realizando su programa toda la semana con sus ventajas (disfrutar de los placeres isleños, de sus fiestas y terminar una hora antes el programa) y el inconveniente de ponerse al pie del cañón, del micrófono, desde las 5 de la madrugada (Carlos Herrera se ríe de TVE por la cobertura del libro de Sánchez: "Parecía la llegada del hombre a la luna").

En COPE se respira una aparente calma después de que, tras varios meses de dimes y diretes sobre su posible no continuidad en la emisora de la Iglesia, finalmente renovase su contrato hasta el año 2021 y pudieses respirar tranquilos los directivos de la radio episcopal que confían en la figura del almeriense para reflotar definitivamente su proyecto en las ondas (Carlos Herrera: "ARCO es el paraíso de los pedantes que merecen que les tomen el pelo").

Pero desde hace unos días, según ha podido saber Periodista Digital de fuentes próximas a la cadena, un rumor ha helado los ánimos de la dirección de COPE y apunta a que Carlos Herrera querría hacer uso de un acuerdo contractual que le permitiría ir reduciendo progresivamente su presencia en el programa y horas en antena.

El rumor tiene dos vertientes: una que indica que Herrera seguirá abriendo Herrera en COPE a las 6 de la mañana pero que dejará el programa a las 10 y otra, más dolorosa aún para sus seguidores y empresa, que apunta a que se incorporaría a las 8 de la mañana para conducir el programa dos horas, hasta las 10.

No es ningún secreto, así lo ha llegado a reconocer incluso en antena, que un programa como el suyo produce un enorme desgaste y el locutor almeriense está cansado y piensa en una retirada progresiva.

De momento solo son rumores, pero el nerviosismo vuelve a apoderarse de los directivos de COPE.

Cuando renovó Herrera hizo una declaración de intenciones: "desde que llegué a esta casa en 2015 he sentido de cerca el respaldo de los oyentes y mi compromiso con ellos todavía es mayor al confirmarse esta renovación. Me encuentro con fuerzas para conseguir que los próximos tres años sean magníficos".

Al comunicador le avalan los excelentes datos de estas tres temporadas. En la tercera Ola del EGM de 2015 -el primero para él en COPE, Herrera conseguía incrementar la audiencia en un millón de oyentes, algo inédito en la radio española.

Meses después, en la primera Ola del EGM de 2017 obtenía el récord de la mañana en COPE con 2.034.000 oyentes. Una cifra ampliamente superada el pasado mes de diciembre de 2018 en la tercera temporada, hasta llegar a su mejor marca en la radio: 2.132.000 oyentes.