Periodismo
Manu Carreño, en los estudios de la SER.

Tal y como ha podido comprobar Periodista Digital, las aguas bajan muy revueltas para las redacciones deportivas de la Cadena Ser y de Deportes Cuatro por culpa de los tropezones profesionales de quien es su estrella indiscutible y rostro visible del proyecto, Manu Carreño (Una soberbia Irene Montero se queja en la SER de que les ha penalizado no tener amigos en los medios y Pepa Bueno le desmonta la bobada ).

Resulta que Carreño lleva semanas contando a sus oyentes nocturnos de la radio, y también en televisión, que el próximo entrenador del Real Madrid iba a ser el portugués José Mourinho. Así lo iba asegurando segundos antes de que la competencia, concretamente Josep Pedrerol en Jugones de laSexta, anunciase en primicia el cese de Solari y el fichaje de Zidane para entrenar al club blanco (Así será el nuevo Real Madrid de Zidane 2019-2020).

El regreso del laureado entrenador francés al banquillo blanco no solo provocó un éxito informativo de Pedrerol sino que también dejaba bastante en entredicho la credibilidad de Manu Carreño que, lejos de encajar con deportividad el golpe informativo recibido por el éxito de la competencia, ha emprendido una serie de descalificaciones contra el equipo de deportes de Atresmedia (Este espectador carga en directo contra Pedrerol en ‘El Chiringuito’: “No me pilláis nunca más”).

Así, Carreño andaba totalmente desquiciado la pasada noche del 11 de marzo, día de la presentación de Zinédine Zidane, dedicaba su programa a burlarse de Josep Pedrerol y Jugones. Abría El Larguero anunciando así la vuelta del entrenador francés: La noticia es esa, la adelantaba la televisión oficial del Madrid (refiriéndose a Jugones de laSexta) y después la confirmaba el propio club".

Con estas malas formas, atacando a la competencia, trataba de esconder a su audiencia su patinazo y poca credibilidad. Una actitud que repetía durante la tertulia de la SER.

Un colaborador contaba que "Sergio Ramos sondeó la posibilidad de hacer la entrevista en algunos de los medios oficiales del club y coincidieron en el club que no era el momento oportuno, me imagino, porque ellos sabían lo que iba a pasar en el día de hoy o intuía lo que iba a pasar en el día de hoy", decía.

Y Carreño contestaba: "pensaron en hacerla en algunas de las televisiones oficiales y dijeron van a una o a otra". Otra puñalada a sus compañeros de laSexta por el mero hecho de haberse apuntado un ‘golazo' informativo.

Pero no es nuevo. La fama de Manu Carreño en el mundillo del periodismo deportivo no es precisamente la mejor.

En el pasado pedía a Paolo Vasile la cabeza de en Cuatro de Manolo Lama. Como saben, no solo consiguió el despido de Lama sino que también destrozó Deportes Cuatro -el programa que era estandarte y referencia de la segunda cadena de Mediaset- y desde entonces es superado por Jugones, el espacio que conduce Pedrerol, en laSexta.