Periodismo

La campaña electoral del 28-A se adentra este Viernes Santo en su octava jornada y el circo es total, con el lider del PSOE interpretando el papel de 'payaso' (Sánchez ordena a RTVE hacer el pino, los periodistas del ente se arrodillan y la oposición se planta).

Pedro Sánchez, a la vista de la somanta de palos que se estaba llevando por la cacicada de RTVE, se la envaina, rectifica y ha aceptado los dos debates televisivos, el de TVE el 22 de abril y el de Atresmedia al día siguiente (Crisis de 'cojones' en la RTVE 'soviética' por arrodillarse ante Sánchez en el debate electoral).

El nuevo salto mortal del actual presidente del Gobierno ha sido anunciado a bombo y platillo en un comunicado difundido por el PSOE la mañana de este 19 de abril de 2019:

Sánchez ha trasladado al Comité Electoral del PSOE la petición de que reconsidere su posición respecto a los debates electorales previstos para la semana próxima. Considera que los españoles tienen derecho a escuchar a los candidatos debatir sus propuestas para España y ante la posibilidad real de que no hubiera ningún debate ha solicitado a sus compañeros que hagan efectiva su aceptación a asistir a los debates propuestos tanto por RTVE y Atresmedia.

Como no podía ser de otro modo, Rosa María Mateo y todo el equipo directivo del ente, han quedado como 'La Chata' (El infumable comunicado de la RTVE 'soviética' de Rosa Mª Mateo sobre el debate a 4).

No son los únicos, como recuerda Rosa Diez en redes sociales:

DE VERGÜENZA AJENA EN ONDA CERO

"He cumplido con Atresmedia". Así, sin anestesia. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, era entrevistado el 18 de abril de 2019 en el programa de Onda Cero 'Julia en la Onda' y, como era de esperar, salió a relucir el plantón del socialista al grupo de comunicación con el que se había comprometido a debatir el próximo 23 de abril de 2019, a cinco días para las elecciones generales del 28 de abril de 2019 -TVE pendiente de 'recibir instrucciones' del Gobierno para el debate con Pedro Sánchez-.

Se esperaba que Julia Otero, una de las voces más representativas de la radio informativa de Atresmedia, le saltara a la yugular. Sin embargo, sus reproches, más bien tibios, permitieron al presidente del Gobierno reírse en la cara de la periodista esgrimiendo argumentos tan 'consistentes' como que eran los grupos de comunicación los que se arriesgaban a que pasaran estas cosas, pese al esfuerzo, ilusión y dineros invertidos en la organización de un debate que ahora mismo sería a tres, PP, Ciudadanos y Podemos por la 'fuga' de Sánchez -El ridículo supremo de Atresmedia con el debate chafado del 23-A: de televisar el sorteo de turnos a verse cancelado-.

Normal que estas cosas sucedan en el grupo mediático del que es consejero delegado Silvio González y con la permisividad de Javier Bardaji, director General de Atresmedia Televisión y militante destacado de Ciudadanos, cuyas abultadas chequeras se llenan a la misma velocidad con la que entonan las proclamas del progresismo más radical e incendiario. Eso sí, luego Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, sus 'socios preferentes', bien les exigen cuentas o les hacen la cobran -Todo por la pasta: Atresmedia se hace de oro siendo el altavoz de golpistas, batasunos y podemitas-.

Yo defendí la propuesta de esta casa de hacer un debate a cinco y después la Junta Electoral emitió una decisión que yo acato pero no comparto de quitar una fuerza política. Por eso, ahora honestamente creo que ese debate se debe hacer en la televisión pública y sigo pensando que tiene que ser a cinco este debate pero la JEC ha deteminado otras condiciones. A partir de ahí, yo he cumplido con esta casa, con Atresmedia, y son las condiciones que no comparto de la Junta Electoral Central las que han hecho cambiar las cosas, de ahí que el Comité Electoral del PSOE haya hecho cambiar nuestra posición porque el debate no es el mismo. Por eso, pido a los líderes políticos de otros partidos que reconsideren su decisión y vayan al medio público a hacer el debate que merecen todos los españoles.

Julia Otero aseguraba, pero sin firmeza que:

De esto [de la decisión de la Junta Electoral] no tiene ninguna culpa ni responsabilidad es Antena 3.

Y Sánchez, incumplidor de la palabra dada a Atresmedia, contestaba con mucha guasa:

Ni tampoco el PSOE. En serio, yo empatizo mucho con los trabajadores de esta casa que se habrán tomado la molestia, la ilusión de celebrar un debate el próximo 23 de abril. Ese día es cuando todos los candidatos podemos debatir y creo que el medio debe de ser la televisión pública. No tiene sentido hacer dos debates en dos días seguidos y con el mismo formato.

Otero, con ironía, recordaba a Sánchez que no estaba mal pedir desde un micrófono de Atresmedia al resto de partidos el ir a debatir a otro medio, en este caso TVE, dejando vacía la silla del debate de Antena 3-laSexta-Onda Cero, a lo que Sánchez volvía a repetir sin atisbo alguno de vergüenza -Atresmedia borra a VOX y hará un debate a cuatro tras la decisión de la Junta Electoral-:

Insisto, yo he cumplido con Atresmedia. Son las condiciones que nos ha impuesto la Junta Electoral, que yo acato, pero que no comparto.

Juan Velarde es redactor de Periodista Digital @juanvelarde72