Periodismo
Carlos Herrera y los cuatro candidatos en el debate de Atresmedia. EP

La mañana de este miércoles 24 de abril, a cuatro días para acudir a las urnas, pasará a la historia de la radio como el momento en el que Carlos Herrera arremetía contra Atresmedia por la gestión del ‘debate decisivo', rompiendo así la línea general de elogio, y poniendo sobre la mesa los tejemanejes de los organizadores de la cita televisiva para favorecer al presidente y candidato socialista, Pedro Sánchez (La contundente afirmación de Raúl del Pozo sobre el debate: "Fue un 'GH' con 3 maniquíes y un chulo de Vallecas" ).

En el primer análisis de la mañana en Herrera en COPE su conductor hacía referencia a las intervenciones de los cuatro candidatos (Sánchez, Pablo Casado, Pablo Iglesias y Albert Rivera) y ofrecía su opinión sobre cómo se habían resuelto en sus más de dos horas de disputa dialéctica (El gran ausente del Debate de Atremedia no fue Santi Abascal sino Belén Esteban).

Algo habitual, el análisis postdebate, hasta que Herrera sacaba a la palestra la primera de las críticas contra Atresmedia, grupo mediático al que acusaba directamente de favorecer a Pedro Sánchez en la estructura con la que se había planteado tan importante y decisiva cita electoral (La cara de Pedro Sánchez durante el debate de Atresmedia no es la de creerse los buenos augurios de Tezanos):

"Sánchez no está hecho para estos combates, aunque se lo pongan más o menos fáciles porque ayer el debate tenía un cierto sesgo. Oiga, la agenda, la estructura todo eso iba a favor de Sánchez".

Y añadía:

"Algunos dicen, ‘hombre eso es que de Cataluña ya se trató mucho en el primero'. Ya, ya, pero el primero pasó el día anterior. Y de un día para otro el tema de Cataluña no ha dejado de ser el desafío más importante que tiene España como estructura de Estado. Y sin embargo, eso entro a partir de las 12 de la noche con mucha gente en la cama".

Una apreciación que inmediatamente después confirmaba su colaborador, el periodista Santiago González en su análisis del día, que resolvía sin medias tintas y meridiana claridad que

"Atresmedia había preparado el debate a mayor honra y gloria de Pedro Sánchez"

y se cargaba a los moderadores añadiendo que Ana Pastor y Vicente Valles habían "colaborado" durante toda la noche con el candidato socialista.

Con estos mimbres en esta ocasión Pedro Sánchez no tuvo, como ocurriera en TVE con el ‘lechero' Xabier Fortes, que abroncar o dar instrucciones a los moderadores del debate a medida de Sánchez.

Posteriormente, Carlos Herrera contaba con la presencia en su programa del líder del PP, Alberto Casado, a quien preguntaba sobre el sesgo del debate según lo había planteado Atresmedia y dejando para la madrugada el asunto de la amenaza golpista en Cataluña y este confirmaba su opinión:

"Creo que hubo sesgo en la estructura de los temas, sacando la ruptura de España fuera al final. No conocíamos los temas. Es verdad que se trató tarde y con poco tiempo".