PODRÍAN INICIAR UNA GUERRA DE LA QUE NO CONOCEN CONSECUENCIAS...

Berto y Buenafuente no saben dónde se meten destripando a los de Sálvame: «Son los mismos que hace 8 años, con el pelo de gente joven, pero muy viejos»

"Han envejecido mucho pero siguen con el pelo perfecto de peluquería, que parece pelo de persona joven, y los dientes también todos con la piñata nueva; son como versiones robotizadas de lo que eran ellos"

Berto y Buenafuente no saben dónde se meten destripando a los de Sálvame: "Son los mismos que hace 8 años, con el pelo de gente joven, pero muy viejos"
Andreu Buenafuente y Berto Romero con Belén Esteban, Kiko Matamoros y Carlota Corredera. Cadena SER / Telecinco

En el programa ‘Nadie sabe nada’ que llevan apoyándose en pura improvisación Andreu Buenafuente y Berto Romero en la Cadena Ser, se metieron en un jardín tremendo analizando cómo están en la actualidad los colaboradores de ‘Sálvame’.

Una conversación desternillante que comenzaba así:

«¿Tú hace mucho que no ves Sálvame?» Arranca preguntando Berto Romero a Andreu Buenafuente.

“Pues igual hace unos ocho años”, le responde el jefe.

Berto: “Pues te recomiendo que un día lo veas”.

Buenafuente: “¿Por qué, que ha pasado? ¿En qué plano están?”

Berto: «No, no, si es que lo vi sin volumen, en la consulta del médico, que había llevado a mi hija porque se hizo un rasguño en la rodilla, que no era para tanto, aunque prácticamente no apoyaba el pie en el suelo y hacía ¡Ahhh! ¡Ayyy, papaaaa! ¿Por qué me pasa esto a mí?»

Buenafuente: “Al límite de la amputación ya”.

Berto: “… Y era evidente que no tenía casi nada, pero hubo presión, la profesora me dijo ‘esto habría que mirarlo’. Entonces la llevo allí y en la sala de espera tenían puesto ‘Sálvame’”.

Buenafuente: “Muy bien, una buena elección eh”.

Berto: “… Sin audio, entonces lo vi solo fijándome en la imagen, que es algo muy bonito y de repente flipé, porque igual hace 8 años que no lo veía y es la misma gente, muy vieja…”.

Buenafuente: “Operada”.

Berto: “Claro. Es que han envejecido mucho pero con el pelo perfecto de peluquería, bien teñido, claro, parece un pelo de persona joven, los dientes también toda la piñata nueva, el ‘estirao’ y tal, y es una sensación muy rara porque son como versiones robotizadas de lo que eran ellos, como las momias de Guanajato, pero de repente ves taxidermia, es increíble de verdad, me flipa, recomiendo que lo veáis desde esta visión antropológica porque es fascinante”.

Buenafuente: “Claro, pero es una pena porque si le quitas el sonido pierde todo el interés que tiene la narración de lo que cuentan”.

Berto: “No, la gente que lo sigue me ha dicho que cuando se operan no hacen ni postoperatorio en casa, que van allí con las vendas o con las bandanas después de haberse puesto pelo o con las caras hinchadas con gafas de sol tapando los ojos morados”.

Buenafuente: “¿Y cómo puede acabar esto, o sea que todos muramos…?

Berto: “Yo creo que morirá uno y estará un par de semanas allí todavía… ‘Oye lo bien que se está pudriendo’”.

Buenafuente: “Puede ser que fallezca y no se enteren”.

Autor

Fernando Veloz

Economista, comunicador, experto en televisión y creador de formatos y contenidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído