EDITORIAL EN 'HERRERA EN COPE'

Carlos Herrera ‘descuartiza’ a Pedro Sánchez y a RTVE por «bajarse los pantalones» ante Quim Torra

"Cámaras de todo tipo, paseos por los jardines, conversaciones relajadas, planos, contraplanos, derroche de imágenes que jamás se han dado en circunstancias similares"

Carlos Herrera ha sacudido este 27 de febrero de 2020 una buena tunda al Gobierno de Pedro Sánchez y a RTVE por la bajada de pantalones mostrada ante Quim Torra y su cohorte de independentistas.

El director de ‘Herrera en COPE‘, en un duro editorial, no entiende como se le ha podido dar categoría de jefe de Estado a un presidente autonómico que, en el colmo de los despropósitos, además está inhabilitado.

Sobre la cobertura de RTVE, el periodista almeriense fue bastante gráfico:

¿Por qué tuvo que ser TVE la que tomase las imágenes institucionales? La Moncloa tiene recursos para hacer una producción propia. Pues fue TVE la que se encargó de realizar con todo lujo la señal institucional del encuentro menos institucional que uno se puede imaginar.

Pasaba a relatar el tremendo despliegue de RTVE, como si aquello fuese poco menos que una Boda Real:

Cámaras de todo tipo, paseos por los jardines, conversaciones relajadas, planos, contraplanos, derroche de imágenes que jamás se han dado en circunstancias similares. La verdad es que nunca ha habido circunstancias similares porque lo de ayer es inédito, inimaginable hace unos meses.

Carlos Herrera recuerda las palabras que Sánchez dedicó en su momento a Torra y como le definió como el Le Pen español y como ahora le da carta de naturaleza:

La guinda fue la rueda de prensa de Torra en la sala de prensa reservada para el propio Gobierno, mandatarios extranjeros y para el líder de la oposición. Pues bueno, ahora también para el Le Pen español, que es un señor inhabilitado por la Justicia. Y es todo un despliegue para demostrar la naturaleza de este presidente del Gobierno. No es la osadía, no es la audacia, que indudablemente tiene las dos. Tampoco sus mentiras, que son incontables, o su temeridad. Lo que ayer demostró Sánchez fue su insolencia o, si lo prefieren más castizo, su chulería.

«BOCHORNO Y ESCARNIO»

Añadía el director de ‘Herrera en COPE’ que:

Él sabe que esa mesa irrita, descorazona a millones de españoles, pero ha decidido añadir al bochorno una dosis de escarnio. ¿No quieres caldo? ¡Pues toma siete tazas! O sea, sujétame el cubata, que es lo que dicen ahora los más modernos. ¿No te gusta la mesa? Pues la vas a tener televisada, reunida todos los meses, con una moleskine como parte el atrezzo del encuentro y como detalle de humor negro.

Herrera se plantea si todo esto era necesario y cree que para Sánchez sí pensando en la aprobación de los PGE, pero entiende que se le fue la mano con la escenografía:

A lo mejor todo eso era necesario, la mesa era necesaria para que ERC apruebe los Presupuestos, pero seguramente no era necesaria la escenografía, la obsequiosidad. No era necesaria, pero fue lo más llamativo y ese no era el mensaje para los independentistas, sino para los constitucionalistas. Como alguien escribe en la prensa de hoy, este es el nuevo Tinell.

Y remachaba:

En cuanto a los acuerdos, cada mes tendremos un encuentro similar donde Sánchez intentará la agenda del reencuentro y los otros le dirán que se la meta por donde le quepa porque lo que quieres es autodeterminación y amnistía. Y está la inquietante mención a las soluciones imaginativas y a la seguridad jurídicas. Tantas otras cosas que vamos a tener que escuchar muchos días y que son políticamente estomagantes. Cuando vayamos a votar, que todo el mundo se acuerde de la imagen de ayer y de lo que significa.

Te puede interesar

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído