El gallego admitió que prefirió pasar el coronavirus en casa que en un hospital

El histórico Pepe Domingo Castaño cuenta su ‘vía crucis’ enfermo de Covid-19 y se rompe de emoción en COPE: «Creí que me iba»

El locutor de ‘Tiempo de Juego’ narró lo difícil que es combatir la enfermedad y el duro impacto que tiene en el cuerpo

El histórico Pepe Domingo Castaño cuenta su 'vía crucis' enfermo de Covid-19 y se rompe de emoción en COPE: "Creí que me iba"
Pepe Domingo Castaño PD

Pepe Domingo Castaño ha vivido la pesadilla de padecer el COVID-19. El histórico locutor de ‘Tiempo de Juego’ de la Cadena Cope es uno de los miles de españoles que ha presenciado el impacto brutal que tiene el coronavirus en el cuerpo. Ese que le mantuvo semanas aislado y que solo permitió que, el domingo 19 de abril de 2020, reapareciera en antena y por teléfono después de muchas jornadas de ausencia.

En su regreso a la radio, el gallego relató a Paco González lo mal que lo ha pasado en las dos últimas semanas, en las que cree que ha padecido el coronavirus. Un proceso que ha paracido una ‘vía crucis’ donde casi se deja la vida:

Ahora ya estoy bien, pero lo he pasado muy mal. No sé si he pasado el virus, pero sé que nunca me he encontrado tan mal. Creí que me iba…

Domingo Castaño explicó que, a pesar de no haber tenido los típicos síntomas asociados al coronavirus, sí tuvo aquellos vinculados con la peor cara de la enfermedad proveniente de China.

Fiebre he tenido un día, y tampoco he tenido más tos de la que ya tengo habitualmente. Lo peor era el cansancio. No tenía ganas de nada, ni de mover un brazo. Perdí la voz, estuve con un dolor de cabeza brutal, sin comer cuatro días… Han sido dos semanas, pero sobre todo cinco días en los que tenía la sensación de estar fuera del mundo.

Desconfianza y miedo

El histórico locutor explicó que llamó a los profesionales públicos al sentirse con fiebre, pero le dijeron que no debía hacer nada si no le aparecían más síntomas. «Luego decidí pasarlo en casa, porque tenía miedo de ir al centro de salud», reconoció. En este sentido, se suma a la larga lista de ciudadanos que pudieron haber enfrentado al COVID-19 y que no están dentro de las estadísticas que diariamente anuncia Fernando Simón.

Para superar la enfermedad, que también afectó a su mujer, Domingo Castaño reconoce que echó mano del ibuprofeno: «Tomaba paracetamol, pero no me hacía nada. El ibuprofeno fue milagroso. Los médicos le ponen pegas, pero para mí fue la salvación».

Ya recuperado, el gallego confía en volver de nuevo a las ondas en breve, aunque aún deberá guardar unos días de reposo. Sin embargo, será cuestión de tiempo antes de que su voz regrese a los medios de comunicación, pero con una ‘medalla’ más: la de haber sido el vencedor en la batalla contra el COVID-19.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído