DESDE 'HOY POR HOY' DE LA CADENA SER

Bestial reprimenda de Ángels Barceló a Fernando Simón por ser cobarde y bocazas

"Simón lo hace al revés; avala las decisiones políticas y pone el foco en los ciudadanos"

Bestial reprimenda de Ángels Barceló a Fernando Simón por ser cobarde y bocazas
Ángels Barceló y Fernando Simón. PD

La figura de Fernando Simón, que durante los meses más duros de la pandemia emergió como una estrella del rock para la absurda izquierda de este país, se ha venido desvaneciendo como un azucarillo en los últimos meses. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, dependiente del ministerio de Sanidad, colocado ahí como escudo de los políticos en la gestión del coronavirus, empieza a quemarse a pasos agigantados.

Y es que el propio Simón está haciendo mucho por su propio perjuicio. La cabeza se le comenzó a ir cuando abrazó la fama, y ha terminado por no aprender de los errores. En la rueda de prensa de este 11 de enero de 2021 ha incurrido en dos fallos fatales: culpar a los ciudadanos del repunte de casos por su comportamiento en Navidad, y asegurar que de la cepa británica no encontraríamos apenas casos en España. Ya son muchos los periodistas que se han dado cuenta de cómo se le ha comido el propio personaje. 

Por lo primero, se quejó amargamente Ángels Barceló desde el Hoy por Hoy de la Cadena SER al día siguiente, y por lo segundo basta acordarse de una de las mayores metidas de pata en todo lo que va de coronavirus en España.

La periodista de la SER, al ataque, furibunda:

La pandemia sigue desbocada, reflejando ya los efectos de las fiestas navideñas, o mejor dicho, los efectos de la falta de determinación política para haber cancelado unas fiestas y haber prohibido cualquier tipo de celebración.

 

Ayer volvió a comparecer Fernando Simón para analizar los datos y su análisis provocó total perplejidad: otra vez, la responsabilidad del aumento de contagios es de los ciudadanos, que según Simón, se lo pasaron en Navidad mejor de lo que deberían y ahora tenemos que asumir las consecuencias.

 

Se supone que Simón es científico y que tiene que asesorar a los políticos sobre las decisiones que hay que tomar, y había unanimidad entre los científicos sobre los efectos que tendría celebrar las Navidades.

 

Pero Simón lo hace al revés, avala las decisiones políticas y pone el foco en los ciudadanos cuando los que no se atrevieron a suspender las fiestas fueron los políticos. En este país se instaló el mantra ‘salvar la Navidad’ y de nada sirvieron las advertencias sobre sus consecuencias. Se celebró porque no hubo la valentía para decir que no, no señalen ahora a los ciudadanos.

 

Lo sabían, sabían las consecuencias y aún así dijeron adelante. Que no venga ahora Fernando Simón diciendo que lo pasamos mejor de lo que debíamos porque ellos no hicieron nada para evitarlo. Porque hacerlo hubiera sido impopular y quizás hubiera tenido algún coste electoral, y ya saben que con esto, en política, no se juega.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído