EDITORIAL EN 'MÁS DE UNO' DE ONDA CERO

Alsina recrimina al Gobierno PSOE-Podemos que culpe de sus pifias a los ciudadanos

«Suben la luz y los contagios y encima la gente se ve señalada»

Alsina recrimina al Gobierno PSOE-Podemos que culpe de sus pifias a los ciudadanos
Carlos Alsina.

Carlos Alsina le ha mandado un contundente mensaje al Gobierno del PSOE y Podemos este 13 de enero de 2021. En opinión del locutor de Onda Cero, no es de recibo, y nunca mejor dicho, que suban las facturas de la luz y los contagios, que unidos a los efectos de la borrasca Filomena están haciendo un primer mes del año bastante sufrido para el ciudadano y encima desde La Moncloa se les eche la culpa de todo lo que pasa.

Nos están cayendo broncas por encima de nuestras posibilidades, ¿no cree? ¿A quiénes? A los ciudadanos comunes y corrientes que ponemos la radio o la televisión y raro es que no salga un ministro, o un presidente autonómico, soltándonos un chorreo.

Reflexionaba el presentador de ‘Más de uno’.

Todo mal

Y es que los políticos se están especializando en culparnos de todo lo que sucede en el país y así eludir su propia responsabilidad: «Lo mismo nos regañan por salir de casa sin necesidad, que patinamos en la acera y colapsamos las urgencias; que por quedarnos en casa en lugar de salir al portal a ayudar; que por quedarnos atrapados en una carretera cualquiera por habernos ido tarde del centro comercial; que por quejarnos de que suba el precio de la luz cuando es una cosa puntual; que por relajarnos con las medidas del coronavirus y andar como locos por ahí contagiándonos. ¿No le pasa a usted que sabe que, por una cosa o por otra, al final le va a caer un rapapolvo?».

Los contagios se disparan

Alsina considera que ya bastante tienen algunos con sufrir la preocupación por contagiarse y sus molestos síntomas como para que encima se les recrimine no haber hecho todo lo posible por protegerse como si esos últimos 25.000 nuevos positivos hubieran participado en una rave multitudinaria:

El más molesto de todos es el que padecen cada día los contagiados de coronavirus, que no son pocos, eh: veinticinco mil ciudadanos cada día que, al disgusto (y la preocupación) de saberse infectados y por tanto, enfermos; a los trastornos (en unos casos llevaderos y en otros, graves) que les causa la enfermedad; tienen que añadir el verse señalados poco menos que como culpables de habérselo buscado.

Esta palabra que tanto gusta a la autoridad sanitaria, se llame Illa o se llame Simón o se llame como se llame: relajación. Te has contagiado porque te has relajado, que es una forma sutil de decir: amigo, si estás así es porque tú has querido. El enfermo, culpable. De serlo y de que ahora las autoridades tengan que ponerse a endurecer las restricciones otra vez para doblegar la curva que, con nuestra relajación y nuestra infinita imprudencia, hemos disparado. Hombre, que los 25.000 contagiados de ayer no han participado todos en una rave, ni se han ido de botellón desenmascarillado, ni se han encerrado a propósito (bien pegados) en un vagón de metro y han intercambiado gozosos sus gotículas y sus aerosoles. La abrumadora mayoría de la gente hace lo que está en su mano para evitar el riesgo, pero la prevención ni lo elimina del todo ni destierra la posibilidad de que los accidentes sucedan.

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído