LOS MOSSOS, ACORRALADOS EN BARCELONA MIENTRAS QUE LA POLICÍA REPELE Y AHUYENTA A LOS ANTISISTEMA

Herrera sobre los violentos seguidores de Hasel: «Es chusma alentada por el despojo intelectual de Echenique»

"Esta es gente ansiosa de Podemos, antisistemas, hijos de la batasunización, de sectores ciudadanos, esta banda no defiende la libertad de expresión"

Herrera sobre los violentos seguidores de Hasel: "Es chusma alentada por el despojo intelectual de Echenique"
Carlos Herrera tiene claro qué partido alienta las agresiones a la Policía y al resto de ciudadanos.

No engañan a nadie.

Los violentos antisistemas que en la tarde noche del 17 de febrero de 2021 volvieron a provocar algaradas en Madrid y Barcelona, amén de otras ciudades españolas, reclamando la salida de prisión del rapero Pablo Hasel y exigiendo libertad de expresión dejaron claro que a ellos solo les mueve el dejar un panorama desolador.

Ataques e insultos contra la Policía, destrozo de mobiliario urbano, quema de contenedores, rotura de escaparates, desperfectos en los vehículos estacionados en la zona. Esa es la peculiar ‘tarjeta de visita’ que dejan los seguidores del pseudoartista encarcelado.

Carlos Herrera, en la mañana de este 18 de febrero de 2021 tenía muy claro en su editorial en ‘Herrera en COPE’ quién está detrás de estas violentas manifestaciones que siempre acaban con enfrentamientos directos con unos agentes policiales que tienen que soportar minutos y horas de provocaciones.

El periodista almeriense no duda en poner el foco sobre el partido de Pablo Iglesias:

Esto es chusma que aterroriza a todo el que puede alentado por Podemos. Gente ansiosa de Podemos, antisistemas, hijos de la batasunización, de sectores ciudadanos. Esta banda no defiende la libertad de expresión. Estos antifascistas de las marchas, alborotadores callejeros que se han saltado las medidas anticovid. El portavoz de Podemos, Pablo Echenique, ese despojo intelectual, ha alentado estas protestas.

LOS MOSSOS, UNAS MADRES EN BARCELONA, LA POLICÍA, EXPEDITIVA EN MADRID

Lo curioso del caso es que las manifestaciones en las dos principales ciudades españoles tuvieron un resultado bien diferente.

Pese a que todos los españoles deberían, por ley, recibir la misma protección frente a las barbaridades de los facinerosos, lo cierto es que los ciudadanos de Barcelona se sintieron desprotegidos ante la tibia actuación de los Mossos para controlar a las hordas ‘prohaselianas’.

Como ya sucediera el 1 de octubre de 2017, cuando el referéndum ilegal de autodeterminación en Cataluña, el cuerpo autonómico policial optó por una estrategia más contemplativa.

Obviamente, los seguidores del rapero no dudaron en sacar partido de la ventaja que les otorgaban los agentes y se dedicaron a campar a sus anchas.

Esta vez la revuelta se trasladó a los Jardines de Gracia, en pleno centro de la Ciudad Condal, y al final muchos de los Mossos tuvieron que ir cediendo más y más terreno ante la turba que se les venía encima.

Lógico, además, después de ver esos manifestantes como un día antes, el 16 de febrero de 2021, los antisistema apedreaban y acorralaban con total impunidad la comisaría de los Mossos en la localidad barcelonesa de Vic.

Sin embargo, en Madrid la Policía no estaba para chinchorrerías y sacó a la Unidad de Intervención Policial ante el caldo de cultivo que se estaba preparando en la Puerta del Sol.

Una doble barrera de agentes en calles estratégicas evitó males mayores, aunque aun así los violentos destrozaron todo lo que se encontraban a su paso e intentaron agredir igualmente a los agentes allí desplazados.

Estos, a diferencia de sus colegas catalanes, no se anduvieron con miramientos y terminaron por hacer que los manifestantes huyeran despavoridos de la zona.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído