Se advierte a los espectadores que las imágenes y el sonido pueden hacer que se le parta de risa la caja

La nueva sintonía de la Cadena SER: «Dame la manita, Pablo Iglesias»

La histérica y llorosa espantada de Pablo Iglesias en el debate de candidatos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid que este 23 de abril de 2021 se celebraba en la Cadena SER ha desatado la creatividad de los internautas.

En todos los terrenos, ya sea en forma de memes, comentarios y hasta ‘aportaciones profesionales’.

Una de las que más nos ha gustado, porque pone el dedo en la herida, es la sugerencia de que la emisora del Grupo PRISA, a la vista de la actitud adoptada por Angels Barceló, presentadora del evento, cambie de sintonía.

En otras palabras, que adopte en versión progre aquello aquello tan genial de ‘dame la manita’, que hicieron célebre Tip y Coll.

Se advierte a los espectadores que las imágenes y el sonido pueden hacer que se le parta de risa la caja.

¡A disfrutar!

LA BRONCA EN DIRECTO

Viernes, 23 de abril de 2021, estudios de la Cadena SER en Gran Vía 32 (MADRID)

  • Rocío Monasterio: «Los españoles ya no le creemos nada de este Gobierno. Si usted es tan valiente, levántese y lárguese, lárguese de este plató».
  • Pablo Iglesias: «Esto no es aceptable, si no se retracta Àngels (Barceló), si permitís que siga en el debate poniendo en cuestión la veracidad de unas amenazas de muerte tan graves, efectivamente, nosotros nos vamos».
  • Monasterio: «Pero si es muy fácil, que se levante y que se vaya usted de aquí. Porque tengo todo el derecho del mundo a decir que ya nadie en España se cree esto».
  • Iglesias: «Permitir que sigan en el debate así es blanquear a la ultraderecha».
  • Àngels Barceló: «Señora Monasterio, no. Este no es el tono que tenemos que aplicar a este debate, eso para empezar. Él ha dicho ‘si usted no se retracta, yo me levantaré’. Yo voy a intentar que esto no sea…».
  • Monasterio: «Que se levante y que se vaya, que es lo que están deseando un montón españoles (risas), que se vaya de una vez».
  • Barceló: «A mí me gustaría señora Monasterio que respete el turno de palabra. He dicho que iba a dar una intervención a cada uno de ustedes y me gustaría volver a escuchar al señor Pablo Iglesias».
  • Iglesias: «Si no se retracta y permitís que siga en este debate, creo que estáis cometiendo un error, blanqueando que esta gente pueda estar defendiendo cosas que van en contra de la democracia y lo siento mucho, creo que cometéis un error y efectivamente nosotros no vamos a debatir con la ultraderecha. (Se pone la mascarilla para levantarse e irse)».
  • Barceló: «Pablo, Pablo…».
  • Monasterio: «Levántese y lárguese, que es lo que estamos deseando muchos españoles. Venga, fuera del plató y fuera de la política, que es donde tienes que estar».
  • Barceló: «Pablo, atiéndeme un momento a mí. Por favor, señora Monasterio, esto no es un espectáculo, es un debate electoral entre demócratas. ¿Y los demócratas sabe qué hacemos? Escuchamos».
  • Monasterio: «¿Usted es una moderadora o una activista política?».
  • Barceló: «No, yo soy una demócrata. Y los demócratas lo que hacemos es escuchar las opiniones de todo el mundo».
  • Monasterio: «Cogiéndole de la manita aquí, la activista política. Anda, vamos, que se levante y que se vaya».
  • Barceló: «Señor Iglesias, quiero que se siente un momento. Quiero acabar de escuchar la opinión de los otros dos. Quiero que usted responda a la provocación de la ultraderecha, a la provocación de Roció Monasterio, y una vez que haya respondido, usted puede decidir si se va de este debate, déjeme que escuchemos a los otros candidatos».
  • Iglesias: «Con todo el respeto, creo que es un error que se expresen en un programa de televisión que ve todo el mundo lo que se está diciendo aquí. Son amenazas de muerte muy graves. Si permitís que siga en este debate, creo, con todo el respeto, que estáis contribuyendo a la normalización del fascismo. Y a mí entender, mi obligación como demócrata es abandonar un debate que no condena la violencia y las amenazas de muerte. Muchísimas gracias de verdad».
  • Barceló: «Yo le voy a pedir a Pablo Iglesias que no se vaya muy lejos».

Rocío Monasterio, “pellizco de monja”

Para hacerse una idea cabal de las circunstancias en las que se produjo el rifirrafe de la Cadena SER y tener una somera idea de lo hostil que era el entorno para alguien como Rocío Monasterio, basta echar un vistazo a lo que a esa hora, en forma de columna, publicaba sobre la candidata de VOX una de las firmas estrella de ‘El País‘, diario propiedad también del deficitario Grupo PRISA.

Escribe textualmente Juan José Millás, aparentemente sobrio y sin influencia ‘exterior‘ alguna, refiriéndose a Rocío Monasterio:

«Tiene esos gestos, esas picardías, esa maldad que evoca la de un sector religioso capaz de arrebatar a un recién nacido del pecho de su madre para vendérselo a una familia bien, una familia de misa y comunión diarias. Franco utilizó a las monjas como carceleras de las presas republicanas porque su fe era tan inclemente como su crueldad.

Estas religiosas asistían a las ejecuciones sumarísimas con el rosario en la mano y ordenaban rapar la cabeza de sus víctimas sin que se les moviera una ceja.

Rocío Monasterio da la impresión de provenir de esa cultura. Tiene un ojo en la represión y otro en el negocio».

Titula Millás su esperpento como ‘pellizco de monja’, aclarando que, en el sentido amplio de la expresión, eso alude al daño ejercido por alguien que sonríe beatíficamente a la vez de producirlo.

¡Virgen Santa!

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído