El consejero delegado de Prisa quiere morir matando

Cebrián critica los «brotes de populismo» de la izquierda

Acusa a Sebastián de "usar los pasillos del Congreso para mentir"

Los políticos se dedican a tirarse 'pullitas' y pellizcos de monja

El fundador y primer director de El País y actual consejero delegado del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián, aseguró este lunes que no descarta «externalizar algunas actividades del grupo» con el objetivo de «evitar» un ajuste de plantilla y «conjurar lo peor de la crisis económica».

   Durante un desayuno informativo organizado por el Foro de Nueva Comunicación en Madrid, Cebrián anunció que Prisa ha alcanzado un acuerdo inicial para la venta del 25 por ciento del capital del grupo Santillana al fondo privado DLJ South American Partners, y esperó poder anunciar en próximos días «otras actuaciones estratégicas que despejarán el futuro del grupo y potenciarán su enorme capacidad».

   Preguntado por un posible ajuste de plantilla en las empresas que forman el grupo, indicó que se está «trabajando» para «evitarlo», y señaló que, de producirse una externalización de actividades, no se trataría de «destruir empleo», sino de «un cambio de colocación de los empleados». Asimismo, apuntó que en un contexto de crisis económica «es lógico que los medios sufran un cambio en su modelo de negocio».

   Sobre la situación de Sogecable, manifestó que es «el negocio de televisión más saneado de estos momentos» y negó que tenga «ninguna dificultad financiera». En este sentido, manifestó que Prisa confía en facturar más de 3.000 millones de euros en el ejercicio 2009 y que el periódico El País obtenga beneficios en este mismo ejercicio.

   Concretamente, respecto a una posible fusión de Cuatro con otro operador, Cebrián afirmó que la operación es «posible», pero no «inevitable», y aseguró que fue la Sexta «la que se acercó» a Prisa para negociar, al igual que otros operadores también lo han hecho.

   Sobre estas negociaciones, el directivo de Prisa informó de que las negociaciones con el grupo de Jaume Roures se rompieron por «una discusión relacionada con la valoración de las compañías», y no descartó volver a sentarse a hablar con La Sexta «si vuelven a llamar a la puerta», aunque Prisa se mostraría «un poco más escéptica que la primera vez», apuntó.

NIEGA UN CAMBIO EN LÍNEA EDITORIAL

   Por otro lado, calificó de «ridículo» e «inútil» afirmar que el Grupo Prisa ha cambiado de línea editorial a raíz de la aprobación de la TDT de pago. Así, aseguró que «nadie en su sano juicio puede culpar al Gobierno» por la situación económica actual, y aseguró que el grupo estará «al lado» de quien trate de hacer frente a «la ingente tarea de reconstrucción» de la economía.

   En esta línea, abogó por «un acuerdo nacional» de los dos grandes partidos para «adelantar la salida de la crisis» y advirtió de la aparición de «brotes de populismo que se manifiestan a izquierda y derecha» en «mítines de fin de semana» donde los políticos se «dedican a tirarse ‘pullitas’ y pellizcos de monja». Por ello, pidió a la clase política que evite la «escalada de demagogia» y demuestren «humildad» en sus promesas y «determinación» en las medidas que proponen.

   Respecto a las críticas de algunos lectores del periódico El País por el supuesto cambio de línea editorial, Cebrián se mostró «orgulloso» de tener «lectores críticos». Asimismo, recordó que la cabecera tiene 2 millones de lectores, y se mostró convencido de que si «un centenar o dos» protestan, «hay otros centenares» que suscriben la opinión vertida en los editoriales del diario.

ACUSA A SEBASTIÁN DE MENTIR

   Por otro lado, Cebrián acusó al ministro de Industria, Miguel Sebastián, de «usar los pasillos del Congreso para mentir y atacar con sus mentiras» a su medio de comunicación, lo que en su opinión, junto a la presencia del ministro en otros episodios «esperpénticos», «hace dudar de su capacidad» al frente del «timón» de la recuperación económica y de su «mermado entendimiento democrático».

   Por último, respecto a lo que calificó de «guirigay mediático sobre la TDT de pago», afirmó que Prisa es «una compañía favorable a la existencia y regulación de la TDT de pago», pero se quejó de «la interferencia abusiva» del Gobierno, que, a su juicio, «ha cambiado las reglas del juego» del panorama audiovisual de una forma «precipitada».

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído