Escándalo por acoso sexual

Tres periodistas denuncian al jefe de personal de Canal 9 «por masturbarse delante de ellas»

El secretario general de RTVV ha aceptado su suspensión cautelar

La condena política, sindical y profesional, dentro de RTVV y fuera del ente, fue prácticamente unánime

El director general de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV), José López Jaraba, destituyó ayer al secretario general y jefe de personal, Vicente Sanz, tras la denuncia interpuesta por tres periodistas de Canal 9 contra él por supuesto acoso sexual.

Según recoge Elpaís.com en un artículo de Lydia Garrido titulado «Las denuncias por acoso sexual le cuestan el cargo a Sanz en Canal 9», se entregó una carta a Sanz en la que se leía:

«Aceptar la suspensión cautelar en empleo y sueldo solicitada voluntariamente, con efectos desde el día de hoy [en referencia al 23 de febrero], por el secretario general Vicente Sanz Monlleó, en tanto se resuelva, judicialmente, la denuncia presentada por tres trabajadoras de esta entidad»

El consejero a propuesta socialista Miguel Mazón no sólo exigió «el despido inmediato» sino que anunció su firme oposición a que la asesoría jurídica del ente defendiera de cualquier modo al ya ex secretario general de RTVV:

«Si como el señor Sanz dijo, la asesoría jurídica está ya estudiando el tema, desde luego que vamos a oponernos con absoluta firmeza, llegando a la denuncia si es preciso, porque a quien deben asistir, ayudar y asesorar es a las supuestas víctimas, las tres que han denunciado y todas aquellas que pudieran estar o sentirse afectadas»

SE MASTURBABA DELANTE DE ELLAS

Tres periodistas de Canal 9 interpusieron el pasado viernes una denuncia en un juzgado de Paterna contra él por supuesto acoso sexual. Las tres relatan su particular calvario ante un jefe que hizo valer su condición de superior para aprovecharse sexualmente de ellas obligándolas a subir a su despacho, masturbándose -siempre según la denuncia- delante de ellas, pidiéndoles fotografías íntimas y amenazándolas con que si no accedían perderían su trabajo.

Llegó incluso a amenazarlas con perjudicar a su entorno familiar. La condena política, sindical y profesional, dentro de RTVV y fuera del ente, fue prácticamente unánime. El PP calló y el Consell defendió la presunción de inocencia.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído