El presidente amaga de nuevo con dimitir

Bronca monumental a Oliart por tomar decisiones sin consultar al Consejo

Sienten que se le están hurtando competencias importantes

Bronca monumental a Oliart por tomar decisiones sin consultar al Consejo
Alberto Oliart. EFE

RTVE obtuvo un beneficio de apenas 1,4 millones de euros en 2009

El presidente de RTVE, Alberto Oliart, amenazó de nuevo con presentar la dimisión, tras las críticas que escuchó en el Consejo de Administración por la pérdida de los derechos de la Warner Bros, que los ha adquirido laSexta, y por las intenciones de desprenderse de los derechos del motociclismo.

Según fuentes del Consejo, Oliart recibió el malestar del Consejo porque no ha sido consultado previamente sobre la decisión de no renovar el contrato con la Warner, y a posteriori, ha obtenido explicaciones «contradictorias»: «por un lado se nos ha dicho que habíamos ofrecido lo mismo que laSexta y por otro que TVE había presentado una rebaja sustancial», informa Servimedia.

En ese contexto de desagrado palpable en el Consejo con el actual equipo rector, el representante de ERC llegó a pedir la dimisión del director de TVE, Santiago González. Oliart le contestó que la salida de este alto cargo también llevaría aparejada la suya.

«Tuvimos una bronca importante, porque el Consejo siente que se le están hurtando unas competencias en decisiones que afectan mucho a RTVE, como la de querer deshacerse de los derechos actuales de las motos y vendérselos a Telecinco. La coincidencia de la trifulca con la rueda de prensa que tenía convocada a esa hora fue el motivo de que Oliart no acudiera finalmente, como se había anunciado», explicaron las citadas fuentes.

El pasado enero, al poco de llegar al cargo, Oliart amenazó al Consejo con dimitir tras las críticas que recibió por los nombramientos de los actuales directores de TVE y RNE, Santiago González y Benigno Moreno.

«OLIART NO ENTIENDE QUE TVE SE HA DEMOCRATIZADO»

José Manuel Martín Medem es periodista y ha trabajado durante treinta años en RTVE como corresponsal en México, Colombia y Cuba. Ante la situación de incertidumbre que vive actualmente el ente público, opina sobre la división que hay en la cúpula de RTVE en conversación telefónica con Periodista Digital:

  • Lo primero que hay que decir es que Oliart no tenía el perfil para ocupar ese cargo y que fue un fichaje inexplicable avalado por PP y PSOE dado su desconocimiento del sector audiovisual.
  • Oliart parece que no se ha tomado la molestia de leerse la ley de reforma de RTVE en la que el Consejo ahora tiene mucha más trascendencia. El presidente de la Corporación es fiscalizado por el Consejo, con lo cual se logra la democratización del ente supervisando las decisiones que se tomen en materia de contenidos y contratación de eventos. Por eso ha caído tan mal que Oliart no consultara decisiones que afectan mucho a RTVE, como la de querer deshacerse de los derechos actuales de las motos y vendérselos a Telecinco.
  • Oliart desconoce el nuevo escenario en el que está inmerso. Cree que como en la etapa de Fernández que el Consejo está para ser una extensión de lo que diga el Gobierno y avalar todas sus decisiones, de lo cual ya se puede ir olvidando. Si Oliart no es consciente de esto, la brecha entre el Consejo y él seguirá profundizándose.
  • Sobre el pulso que mantiene con los sindicatos nadie ha llamado la atención sobre algo que me parece fundamental. ¿Por qué la Dirección ofrece a los sindicatos una ‘mesa de diálogo’ sobre la producción propia si está obligada por ley a facilitar esa información a los representantes de los sindicatos en el Consejo? ¿Qué quiere decir esto? ¿Que se está ocultando esa información?

RESCATE DEL GOBIERNO PARA SALVAR LAS CUENTAS

RTVE obtuvo un beneficio de apenas 1,4 millones de euros en 2009, según se detalla en los resultados provisionales que aprobó este miércoles el Consejo de Administración el ente público y presentados en rueda de prensa por el director general corporativo, Jaime Gaiteiro.

  •  Los gastos totales provisionales de la corporación ascienden a 1.145,8 millones de euros frente a los 1.193 millones de 2008.
  • La reducción se ha producido en la partida de consumos -servicios generales y programas- que han supuesto 685,4 millones de euros mientras que en 2008 alcanzaron los 729 millones.
  •    Los ingresos alcanzaron los 1.143,1 millones de euros. 419,9 provienen de ventas, unos 100 millones menos que el año anterior «por las limitaciones en la emisión de publicidad y patrocinios establecido por ley y por la evolución del mercado».
  •    La aportación estatal por la prestación de servicio público prevista en los Presupuestos Generales del Estado estaba fijada en 557,7. Sin embargo, la compensación final ha sido de 544,2, 13,5 millones menos.
  • El ente ingresó en el mismo ejercicio 165 millones de euros, en concepto de crédito extraordinario, para hacer frente a la producción de contenidos que completasen los espacios de programación derivados de la eliminación de la publicidad.
  • La corporación también sumó 11,7 millones de euros en concepto de otros ingresos.
  •    Con todo, el resultado de explotación arroja unas pérdidas de 2,7 millones de euros que se ven compensadas por los 3,1 millones del resultado financiero.
  • Así, los beneficios fueron de 0,4 millones de euros antes de impuestos, un millón más tras regularizar el exceso por el Impuesto sobre beneficios.

   Expuestas las cifras, Jaime Gaiteiro dijo que el resultado positivo se explica en función de la contención del gasto realizada por el ente «sin perjuicio de la calidad y el servicio público ofrecido por la corporación». En este sentido, se mostró satisfecho y dijo que RTVE es el «primer grupo audiovisual».

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído