El planeta tiene ya casi 6.900 millones de personas

La población mundial ha aumentado hasta los 6.892 millones de habitantes y la mayor parte del crecimiento demográfico se debe a los países en desarrollo, en tanto que las naciones más ricas continúan envejeciendo.

Así se desprende de un informe de la Oficina de Referencia Demográfica, una organización con sede en Washington (Estados Unidos) que realiza un cálculo anual de la evolución de la población mundial y de su proyección hasta 2050.

El estudio, hecho público en su totalidad en este mes de noviembre y al que tuvo acceso Servimedia, asegura que en 2011 habrá más de 7.000 millones de personas, apenas 12 años después de alcanzar los 6.000 millones en 1999.

«También se tardó 12 años en pasar de 5.000 a 6.000 millones. La gran pregunta ahora es �cuándo llegaremos a los 8.000 millones? Lo más probable es que sea en 2024, 13 años después de que se alcance los 7.000 millones, aunque podría ser antes», apunta Carl Haub, demógrafo y autor del informe.

Por otro lado, el informe señala que muchos países están experimentando una reducción en la cantidad de personas en edad de trabajar (entre los 15 y 64 años) para sustentar a la población de más de 65 años, lo cual hace peligrar las garantías de las pensiones y los programas de atención médica a largo plazo para ancianos.

En este sentido, en 1950 había 12 personas en edad de trabajar por cada persona de 65 años o más en el mundo, mientras que este año ese número se ha reducido a nueve y se prevé que para 2050 esa tasa de sustento para personas mayores caerá a cuatro.

El presidente de la Oficina de Referencia Demográfica, Bill Butz, subrayó que actualmente existen dos tendencias en la población mundial: «Por un lado, las tasas de natalidad crónicamente bajas en los países desarrollados están comenzando a poner en peligro la seguridad financiera y de atención médica de los ancianos. Por otro lado, los países en desarrollo están sumando más de 80 millones de personas a la población todos los años y los más pobres añaden 20 millones, lo cual exacerba la pobreza y amenaza el medio ambiente».

Por ejemplo, Japón tiene una tasa de fertilidad de 1,4 hijos por mujer y de sustento para ancianos de tres, la más baja del mundo junto con Alemania e Italia. Para 2050, Japón tendrá sólo un adulto en edad de trabajar por cada persona anciana y Alemania e Italia tendrán dos cada uno.

El estudio compara los casos de Alemania y Etiopía, que tienen actualmente prácticamente el mismo número de habitantes, pero se prevé que la población etíope aumente más del doble que la alemana en 2050, de 85 a 174 millones.

Además, la población de Alemania probablemente se reducirá de 82 a 72 millones en 2050, ya que su tasa de fertilidad de hijos por mujer es de 1,3, por 5,4 de Etiopía.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído