Facua cuestiona las prácticas de televenta de las telecos

La asociación de consumidores Facua duda de la «veracidad» de las operadoras a la hora de cumplir con un ‘código deontológico’ que regule las operaciones de televenta y que garantice una serie de «buenas prácticas» en las llamadas comerciales que realizan las compañías.

En este sentido, el portavoz de Facua, Rubén Sánchez, manifestó en declaraciones a Europa Press que las compañías llevan años «mintiendo» a los usuarios y «falseando» la realidad sobre lo que «intentan vender», incumpliendo así con la legislación vigente ante una Administración «pasiva».

La asociación cuestiona de esta forma una de las cláusulas del código firmado por las principales operadoras de telecomunicaciones, Telefónica, Vodafone, Orange, Yoigo y Ono, que garantiza que no se utilizarán medios engañosos ni desleales para la competencia con el fin de obtener del consumidor datos o contestaciones que pudieran interpretarse como una aceptación al cambio de operadora o cualquier otro comportamiento económico.

En cuanto a prohibir el ‘spam’ telefónico, Sanchéz recordó a los operadores que ya existe una normativa, que las compañías «incumplen casi en su totalidad», que impide a las operadoras «molestar» a aquellos clientes que hayan expresado su deseo de no recibir llamadas comerciales.

«No se está anunciando nada nuevo, ya que se impide llamadas a los usuarios que no las desean, algo que ya recoge la actual legislación. En cuanto a determinar los horarios que más ‘molestan’ a los usuarios, consideramos que éstos responden a una percepción propia que no se atiene a la realidad» añadió.

Entre las principales cláusulas incluidas en el citado código destaca la de comprometerse a que, cuando un consumidor conteste a la llamada y manifieste «no tener interés por la propuesta», la operadora «no volverá a llamar» al cliente hasta después de tres meses a partir de esa llamada.

Asimismo, se limitará a tres el número de intentos mensuales sobre líneas no contactadas y se limitarán las franjas horarias de ejecución de llamadas a horarios no «intrusivos» para los consumidores, considerándose como tales de lunes a viernes de 9 a 22 horas, los sábados de 9 a 14 horas, evitándose las llamadas los domingos y festivos.

Por otro lado, Sánchez exigió a la Administración que actúe contra las compañías que incumplen la legislación y pidió que no «aprovechen» este anuncio para «relajarse aún más» a la hora de controlar el mercado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído