Volverá a pujar junto a las autonómicas para que las privadas no les arrebate los derechos de la competición

RTVE ofrece 70 millones de euros por los derechos de la Champions

UTECA denuncia este hecho y amenaza con denunciar a TVE y FORTA

RTVE ofrece 70 millones de euros por los derechos de la Champions

Los centrocampistas Xavi Hernández (izq) y Cesc Fábregas participan en un entrenamiento de la selección española de fútbol en el estadio Luz en Lisboa, Portugal. EFE

EFE/Archivo

Donde dijo ‘digo’ ahora dicen ‘Diego’. Así es la dirección de CRTVE. Tras meses de dilaciones e incertidumbre, los miembros del Consejo de Administración (que está formado por representantes de los partidos políticos mayoritarios, uno de UGT y otro de CCOO) llegaron el miércoles, 26 de enero de 2011, a un acuerdo para pujar de nuevo por los derechos de la Champions League. La liga de campeones es de las competiciones deportivas más vistas y los partidos más significativos como un Real Madrid-Milán lo siguen cerca de 10 millones de personas que equivale a más de 43% de share.

El pasado 19 de enero de 2011, Antena3 y Telecinco aseguraron que estaban «interesadas» en adquirir estos derechos y que iban a pujar por ello. Los motivos que dieron ambas cadenas privadas es su «alta rentabilidad».

laSexta, por su parte, tuvo dudas e indicó que estaba «estudiando» si entrar en la puja, cuyo plazo finaliza el próximo 3 de febrero. Finalmente, la televisión de Mediapro confirmó que se sumaba al resto de candidatas para hacerse con los derechos de la Champions.

Un portavoz de TVE explicó a Europa Press que la cadena no iba a «renunciar a mantener en su parrilla la ‘Champions’, así como el resto de eventos deportivos que son de interés general para los ciudadanos». Su argumento era que «como prestador de servicio público, aspiramos a ofrecer el mejor fútbol». Sin embargo, se olvidan del alto coste que supone esta compra ya que no tienen forma de rentabilizarlo porque no emiten publicidad desde enero de 2010.

RTVE y FORTA, que es la agrupación de las televisones autonómicas, se hicieron con los derechos de la Champions League hasta la temporada de 2012 pagando 65 millones de euros por ello. CRTVE pagó 30 millones y el resto corrió a cargo de las autonómicas.

UTECA AMENAZA CON DENUNCIAR

La Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (UTECA) ha emitido un comunicado en el que asegura que la decisión tomada por CRTVE y Forta dilapida el dinero público y encarece los derechos del fútbol. De hecho, UTECA asegura que denunciará a TVE y FORTA por pujar por la competición de la UEFA.

Reproducimos, por su interés, el comunicado integro:

Contra toda lógica del mercado e ignorando la Ley, TVE y las televisiones públicas autonómicas integradas en FORTA están encareciendo para España el precio de los derechos de retransmisión de la Liga de Campeones de Fútbol (Champions League), al sobrepujar en la subasta que la UEFA está efectuando estos días, y cuyo plazo final de presentación de ofertas acaba el 3 de febrero.
UTECA observa con sorpresa cómo las televisiones públicas, ajenas a la crisis económica y a la falta preocupante de recursos financieros de todas las Administraciones españolas, sobrepujan y ofrecen hasta 70 millones de euros al año por esos derechos de grandes eventos deportivos, incumpliendo olímpicamente la Ley que las impide realizar estas prácticas cuando los operadores privados concursan también por los mismos derechos para emitirlos gratis a los espectadores.

UTECA denunciará estas prácticas ante las autoridades competentes, máxime cuando las televisiones privadas que están pujando por retransmitir este evento deportivo lo hacen con sus propios recursos y para ofrecer los partidos sin coste alguno para el contribuyente y las arcas públicas.

Hace pocas semanas el Gobierno tuvo que arbitrar medidas extraordinarias para evitar que TVE cerrase con déficit el ejercicio 2010 y ahora la propia TVE, en alianza con las demás televisiones públicas –otra práctica censurable moralmente y condenable por el Tribunal de Defensa de la Competencia- es capaz de gastarse una cifra equivalente a ese teórico déficit para emitir lo mismo que están dispuestas a emitir las televisiones privadas.

El servicio público al que están obligadas las televisiones públicas consiste, precisamente, en ofrecer aquellos contenidos de interés general que no ofrecen las privadas, nunca el de sobrepujar para arrebatárselos deslealmente a estas últimas y cargar su coste sobre el contribuyente.

Empieza a ser inquietante que los mismos políticos y los jefes del Gobierno de España y de las Comunidades Autónomas que pregonan austeridad y adoptan durísimas medidas de ahorro que suponen mucho sacrificio a millones de españoles, estén de brazos cruzados ante estas prácticas de las televisiones públicas y no las impidan. Es un insulto al ciudadano.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído