Declara como imputado el ex marido de una mujer desaparecida en Aguilar de la Frontera (Córdoba) hace tres años

Manuel Reina, el ex marido de Angeles Zurera, la mujer que desapareció hace tres años en la localidad cordobesa de Aguilar de la Frontera sin que por el momento se conozca su paradero, ha comparecido en la mañana de este viernes ante la jueza que instruye el caso como imputado en la causa, en el marco de las diligencias previas abiertas por la desaparición de la mujer.

En declaraciones a los periodistas a las puertas de los juzgados del municipio tras prestar declaración durante cuatro horas, el exmarido de Zurera, Manuel Reina, ha asegurado que desconoce los motivos por los que ha sido imputado al haberse decretado el secreto de sumario.

Asimismo, ha indicado que durante su comparecencia ante la jueza ha dicho «lo de siempre» porque no tiene «nada que ocultar», si bien ha dicho refiriéndose a la familia «que busquen lo que les da vergüenza decir».

Por su parte, la abogada de la acusación particular, Aurora Genovés, no ha querido hacer declaraciones al respecto porque, como ha dicho, «la jueza ha decretado en un auto el secreto de las actuaciones y hay que respetarlo».

El hermano de la desaparecida, Antonio Zurera, ha expresado su «sorpresa» por esta nueva imputación, si bien ha manifestado que desconoce el delito por el que el exmarido de su hermana ha sido llamado ante la jueza. «Esto es un rayo de esperanza después de tres años de mucho trabajo por parte de los investigadores y la Justicia, y demuestra que ella no se había ido de forma voluntaria, sino que ha sido forzada», ha admitido.

En este sentido, ha pedido al exmarido de Angeles «que diga la verdad» con el fin de esclarecer el paradero de su hermana, si bien ha asegurado no tener «mucha esperanza en que aporte datos nuevos» porque «no ha colaborado en ningún momento» en la búsqueda de su hermana.

Además, ha dicho que sospechaba de él porque «la maltrató físicamente –delito por lo que ya ha sido condenado–» y durante los meses previos a su desaparición sufrió «acoso permanente». Además, ha indicado que los investigadores se centraron en la búsqueda de su hermana en un lugar frecuentado por el ahora imputado. «Sospechamos de su exmarido no porque seamos caprichosos ni por querer señalar a nadie, sino porque lo indica la investigación», ha aseverado.

Sobre esta nueva imputación después de tres años, ha manifestado que se trata de «un caso difícil porque si no hay cuerpo no hay nada» y ha dicho que «por falta de trabajo de los investigadores no ha sido». De hecho, ha incidido en que las manifestaciones que han promulgado durante este tiempo «nunca han sido en contra de nadie», por el contrario «han sido de apoyo a la investigación, la Justicia y para que el caso se siga recordando y no se cierre».

Angeles Zurera desapareció sobre las 15,00 horas del 2 de marzo de 2008 cuando, tras despedirse de sus hijos, se marchó en un vehículo conducido por un individuo no identificado y dejando en la vivienda sus objetos personales, tales como gafas, lentillas y el Documento Nacional de Identidad (DNI).

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído