El periódico de la zurda vende una estampa bucólica y pastoril del ya ex presidente de RTVE

Público hace la ola a Oliart: «Lideró la transición a la TDT»

Dedica un perfil 'inmaculado' al ex ministro de UCD

Público hace la ola a Oliart: "Lideró la transición a la TDT"
Alberto Oliart. EFE

En la particular oda que le dedica Público al ex ministro de UCD se le encumbra por su liderazgo al frente de una TVE sin publicidad.

Público se deshace en elogios con el ya defenestrado Alberto Oliart. El rotativo se pone a los pies de quien, precisamente, ha consentido a lo largo de su poco más de año y medio al frente de Radiotelevisión Española que el emporio empresarial de Jaume Roures se pusiera literalmente las botas con los jugosos contratos conseguidos para llevar la producción externa del ente público —Oliart, el mayordomo mediático de Roures–. Mediapro facturaba al doble del precio real la realización de España Directo, de cerca de 5 millones a los 14 millones que le acababa costando a los bolsillos de los españoles —Roures hace caja con Oliart: ‘España Directo’ le cuesta a TVE más de diez millones de euros–.

El periódico de la zurda vende una estampa bucólica y pastoril de Oliart. Y es que antes de aceptar el cargo de presidente de la corporación de RTVE, su vida transcurría pacíficamente en la dehesa pacense, volcado en la recuperación de razas autóctonas de vacas, ovejas y cerdos y, en los ratos libres, haciendo versos y glosando artículos de opinión contra la guerra de Irak (la segunda, en la que estaba José María Aznar). Pese a todo, aceptó el encargo y se le presentó como el candidato del consenso entre el PSOE y el PP, pero ese acuerdo llegó hasta ahí, hasta su nombramiento, el 24 de noviembre de 2009. A partir de entonces, todo ha sido un cruce de acusaciones entre los dos grandes partidos y Oliart, en medio de la trifulca, haciendo como que dimitía, pero sin hacerlo.

En la particular oda que le dedica Público al ex ministro de UCD se le encumbra por su liderazgo al frente de una TVE sin publicidad y se le atribuye -incomprensiblemente- el éxito de audiencia de la pública. Sin percatarse o al menos no poner también en la balanza los agujeros financieros que se han dado durante su etapa en la corporación -47,5 millones de euros de pérdidas en 2010 y 50 en 2011- o recoger el fracaso que ha supuesto para TVE que durante junio haya sido desbancada -tras 10 meses- de la primera posición por Telecinco.

«HASTA EL MARTES» NO SABÍA DÓNDE TRABAJABA SU HIJO

Abrumador también es la pleitesía que se le rinde a Oliart por aguantar los embates «bruscos» del PP durante su mandato que tenían como escenario las comisiones de control parlamentario. Precisamente en ellas, se le acusaba al presidente de la parcialidad y manipulación de los informativos de TVE. «Plurales» según el diario de Jesús Maraña.

Sobre la adjudicación de un contrato millonario al hijo de Oliart -un sangrante caso de nepotismo- —TVE adjudica la cobertura de ‘La mañana de La 1’ al hijo de Alberto Oliart–, el periódico secunda las declaraciones del ‘santo’ Oliart, quien ha dicho que «hasta el martes» no sabía dónde trabajaba su hijo -Pablo Oliart entró en TSA en abril- y que no se le tuvo en cuenta en el momento de la adjudicación.

Te puede interesar

Autor

Irene Perezagua

Ejecutiva de cuentas en Interprofit. Fue redactora de Periodista Digital entre 2011 y 2013

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído