ENTREVISTA PD/ El ex concursante de la primera edición de 'Gran Hermano' presenta 'Mercenarios de la TELE' (Ed. Eride Ediciones)

Íñigo González: «Tras ‘Crónicas Marcianas’ me eché a llorar en un taxi porque no sabía qué hacer con mi vida»

"Me renovaron el contrato por llorar en el plató. Javier Sardá me dijo: '¿Por qué no has hecho eso antes Íñigo?"

Han pasado ya doce años desde la primera edición de ‘Gran Hermano’, y de todos los concursantes que han pasado por el concurso, tan sólo dos o tres tienen un puesto fijo en televisión. Otros siguen intentándolo, van y vienen, y siguen con la frustración de no haber conseguido tanta fama. De todo ello habla ‘Mercenarios de la TELE’, escrito por Íñigo González, uno de los concursantes de la primera edición de ‘Gran Hermano’.

El grueso del libro está dedicado a entrevistas a estos ‘juguetes rotos de la tele’, que aunque la mayoría son ‘grandes hermanos’, también aparecen otros grandes personajes que analizan la fama desde diferentes puntos de vista.

«Hice entrevistas a centenares de ex-concursantes, a personajes también que no tienen nada que ver con el concurso, algunos me llegaron a mandar e-mails diciendo que como saliesen sus declaraciones en TV me llevaban a juicio. En teoría esto iba a ir acompañado por un DVD, pero no pudo ser porque recibí muchas amenazas. El por qué habría que preguntárselo a ellos, pero mi teoría es que han largado demasiado y se arrepienten».

Íñigo discrepa de quienes le acusan de haber hecho el ridículo en televisión. Asegura que hizo lo que tenía que hacer y punto.

Yo era yo. En ningún momento he interpretado un papel. Ten en cuenta que han pasado 12 años, y que con 23 o 22 años, vale, eres mayor, pero también tienes ese niño super-desarrollado, y yo actuaba de esa manera.

Uno de los lastres con los que cargan los ‘grandes hermanos’ es su fama de ‘actores’. Eso contrasta un poco con lo que es la naturaleza del concurso, que es ser natural, convivir y no estar haciendo un personaje las 24 horas. Preguntamos a González si echa de menos la época en la que estuvo en el ‘candelero’ de T5 y si le ha pesado la fama de ‘gran hermano’ en la vida real:

«Tendría que escribir otro libro si quiero contar mi experiencia. En algunos momentos sí que lo he pasado mal. He llegado a llorar en un taxi porque no sabia que hacer con mi vida. Cuando terminaba ‘Crónicas Marcianas’ no sabía que hacer, porque yo quería seguir en el mundo de la televisión».

Precisamente de aquella etapa en la que era compañero de Javier Sardá en T5, González comenta:

En la semana que terminaba mi contrato en ‘Crónicas…’, estaba muy triste y acabé llorando en el plató. Al terminar me dijeron que me renovaban. Javier (Sardá) me dijo: ‘¿Por qué no has hecho eso antes Íñigo? Fíjate, hasta las lágrimas se convierten en espectáculo’.

Cometí un error en ‘Crónicas’. Mi error fue tomármelo como si fuese un patio de colegio, y no un trabajo serio, que es lo que realmente era.

«HAY ‘GRANDES HERMANOS’ A LOS QUE LES ROMPEN LOS C.V. DELANTE DE SUS NARICES»

En ‘Mercenarios de la TELE’ muchos participantes de ‘GH’ se quejan, ya no sólo de que no les han dejado continuar en la televisión, sino de que ni siquiera tienen una oportunidad en la vida laboral. Que llegan a un trabajo, les reconocen y les tachan por haber formado parte del reality.

«Eso es así. En el libro, por ejemplo, hay gente que cuenta que ha entregado el Currículum Vitae a un sitio y lo han roto delante de sus narices por ser de ‘Gran Hermano’. Tras salir de la casa te tienes que enfrentar a la crueldad de la sociedad y la gente no perdona el haber participado en un concurso. No entiendo a la sociedad española.»

En el caso de Naiala, ganadora de ‘GH 8’, sorprende en el libro la idea de que «no se puede trabajar en Telecinco si no eres gay o lesbiana».

«¡Yo me quede estupefacto cuando lo dijo! Es uno de los grandes titulares del libro y la invito a explicar por qué lo dijo.

Muchas veces las revelaciones resultan desoladoras. Por ejemplo la historia de Nuria -‘fresita’, la ganadora de ‘GH5’-. ¿Cómo está ella ahora?

«Actualmente Nuria está muy bien. Es cierto que fue un testimonio súper sincero. Ella quería contar en televisión la historia de cuando salió de la casa. Se lamenta porque hay periodistas que pueden comentar ‘Gran Hermano’, pero ella no puede.

¿Cómo cree que ha evolucionado Gran Hermano?

«Por mucho que digan que Gran Hermano vuelve al ser original, se tendría que renovar para que enganche a la audiencia.

¿De quién es la culpa de que alguien se convierta en un juguete roto?

«La culpa de lo que nos pase es de nosotros mismos».

¿Por qué has elegido este momento para publicar el libro?

«Porque la fama y todo lo que pasó después vende y a la gente le gusta mucho eso. Es la mejor forma de reivindicar. Ha habido muchos reportajes que han intentado dejar a los grandes hermanos como lo peor. Esta es la auténtica realidad. Yo soy un mero portavoz».

¿Cuál cree que es el verdadero motor de ‘GH’?

«Me gusta vivirlo, pero verlo me aburre un poco. Lo que más me gusta de Gran Hermano es Mercedes Milá, creo que es el verdadero espectáculo».

*Con la colaboración de Sandra Besga.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Irene Perezagua

Ejecutiva de cuentas en Interprofit. Fue redactora de Periodista Digital entre 2011 y 2013

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído