Fernando Redondo se embolsa casi 5.000 euros al mes

Un asesor de CCOO lleva siete meses cobrando en RTVE sin nadie a quien asesorar

Lola Arocha (CCOO): "Aquí hay mucha envidia"

La situación de RTVE cada vez se asemeja más a aquella película de Orson Welles basada en una obra de Kafka, ‘El proceso’. Es extraña y no está exenta de escenas surrealistas. Y es que al vacío institucional que ha predominado en la Corporación desde la dimisión de Alberto Oliart en julio de 2011 -que puso fin recientemente el Gobierno mediante Real Decreto- se suman otras situaciones que rayan lo kafkiano y que no corresponden con la ejemplaridad que debe regir en la radiotelevisión pública.

La última muestra de este descontrol -del que se aprovechan algunos-, es la situación en la que se haya Fernando Redondo, asesor de Héctor Maravall, un consejero que dimitió el 23 de septiembre de 2011, y del que tuvimos conocimiento por primera vez por ‘El Mundo’.

Lo que llama la atención es que Redondo se ha mantenido en todo este tiempo, siete meses, en su puesto -que cuesta al erario público 4.700 euros (como los demás asesores)- pese a que no tenía a quien asesorar.

En conversación con Periodista Digital Lola Arocha, la secretaria general de CC OO de la sección sindical de RTVE alega que:

En cuanto se fue Héctor Maravall, su asesor, Redondo puso el cargo a disposición de la sección sindical pero Comisiones Obreras dijo que se quedara porque iba a proponer a otro Consejero que luego tenía que ser aprobado por el Parlamento.

Y en este caso no es que haya sido rechazado sino que debido a que hubo convocatoria de elecciones, cambió el Parlamento, el Gobierno hace reales decretos, al final no se ha podido materializar. No ha entrado en el orden del día del Parlamento.

Aquí hay mucha envidia de lo que ganan unos y otros.

Redondo, por su parte, ha retificado la versión de Arocha y ha explicado que en todo este tiempo no ha estado de brazos cruzados:

Yo he ido a mi trabajo todos los días, he fichado mis entradas y mis salidas. He seguido en contacto con los miembros del Consejo y he tenido acceso a toda la información que tenían ellos. Si me lo hubieran cortado entonces a lo mejor ya hubiera montado allí en cólera, pero tenía acceso al registro de contratos, tenía acceso a las actas…

«A VECES ME HAN DADO GANAS DE TIRAR LA TOALLA»

Redondo, «profesional superior complementario en informatica», y que ahora trabaja en el Instituto de RTVE, reconoce que tras la dimisión de Maravall:

La carga de trabajo desde luego ha sido más baja, porque no es lo mismo tener un consejo cada 15 días y que te suelte un consejero un taco de documentación y mirar esas cuentas, y hacer un informe de esto, sobre lo otro. Esa parte del trabajo ha decaído.

Pero si te dan ganas alguna vez de tirar la toalla, pero dices si tampoco estoy haciendo nada malo, si yo soy trabajador de la casa, si no me están regalando el sueldo. Llevo 32 años en esta casa. En todo caso, que tengo menos trabajo, pues si, claro, eso no lo puedo negar.

Sobre como ha ‘encajado’ la eliminación de los sindicatos del Consejo y la modificación de la fórmula para elegir a un nuevo presidente de RTVE, responde que:

Esto va a ser una radiotelevisión presidencialista como era en el 2006. El director general tendrá su secretario general, tendrá sus puestos, pero no habrá ninguna herramienta de control, porque no lo son unas personas que van una vez al mes a una reunión. Dime a ver el último contrato que vimos nosotros en agosto, es un contrato de 400 millones para el tema de la distribución de señal de seis años para toda las cadenas, pues eso no te lo puedes mirar en 10 minutos.

 

Te puede interesar

Autor

Irene Perezagua

Ejecutiva de cuentas en Interprofit. Fue redactora de Periodista Digital entre 2011 y 2013

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído