Las condiciones impuestas serán más favorables para que la operación se lleve a cabo por razones de interés general

El Gobierno corrige a Competencia y permite la fusión de Antena 3 y La Sexta

La vicepresidenta ha concretado que los motivos que han aconsejado esta decisión al Gobierno son "el interés general, el mantenimiento del pluralismo informativo y, sobre todo, la rapidez en la aplicación" del Plan para el Dividendo Digital

El Gobierno ha cambiado este viernes 24 agosto 2012 las condiciones que impuso la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) para la fusión de Antena 3 y de La Sexta, que ambas cadenas de televisión consideraron inasumibles y que ahora se modifican «en simetría» con las del resto del sector, lo que facilitará la operación.

Los cambios afectarán a la comercialización de la publicidad que podrán hacer las cadenas fusionadas y atienden a la demanda de Antena 3 y La Sexta de que se les impusieran las mismas condiciones que a Tele 5 y Cuatro en su fusión anterior.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha anunciado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros la luz verde para la operación de concentración económica entre Antena 3 y La Sexta con «condiciones».

Sin embargo, se modifican esas condiciones, desde las que impuso la CNC, que Antena 3 y La Sexta consideraron perjudiciales para ellos porque eran más duras que las sufridas por sus competidores, hasta otras que estarán, ha dicho Sáenz de Santamaría, «en simetría y en plena coordinación con las que vienen operando en el sector».

La única fusión registrada entre televisiones privadas en el sector ha sido la de Tele 5 con Cuatro, lo que necesariamente implica que la simetría a la que se refiere la vicepresidenta se aplicará respecto a esa operación anterior.

La vicepresidenta ha concretado que los motivos que han aconsejado esta decisión al Gobierno son «el interés general, el mantenimiento del pluralismo informativo y, sobre todo, la rapidez en la aplicación» del Plan para el Dividendo Digital, que redistribuye el espacio radioeléctrico para las televisiones. El Gobierno y la Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (UTECA) llegaron ayer a un acuerdo para reubicar los canales privados y que dejen sitio a la nueva tecnología móvil en las ondas, un acuerdo que Sáenz de Santamaría ha hecho coincidir con la explicación de las nuevas condiciones para la operación de Antena 3 y La Sexta.

Sáenz de Santamaría ha explicado que «en el sistema español», en los casos de concentraciones de empresas que puedan afectar a la competencia, es la CNC la encargada de autorizarlas, o no. El Gobierno solo puede intervenir si hay otras razones que no se refieran a la competencia, sino al interés general.

«En ese caso, esta operación coincide con el reparto nuevo del Dividendo Digital y con la necesidad de organizar el espectro de los diferentes canales», lo que aconseja que existan entidades que ayuden a que se haga de manera consensuada y, por eso se ha agilizado hoy la fusión.

Esa luz verde a la fusión se ha dado aceptando algunas de las condiciones impuestas por la CNC pero modificando otras, y singularmente aquellas que afectan a la gestión de la publicidad de Antena 3 y La Sexta.

Los anunciantes y los usuarios de la comunicación habían pedido al Gobierno que no variase las condiciones que la Comisión Nacional de la Competencia impuso para la fusión de Antena 3 y La Sexta y que, además, las extendiera también a Telecinco y Cuatro.

El 13 de julio de 2012, la CNC autorizó la adquisición de La Sexta por parte de Antena 3, pero lo subordinó al cumplimiento de unas condiciones que solucionasen los «problemas de competencia» detectados. La operación fue condicionada al cumplimiento de varios requisitos durante cinco años, entre ellos uno para resolver los problemas en el mercado de la publicidad televisiva.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído