Jordi Évole hace una entrevista muy completa al presidente de la Generalitat y candidato de CiU

Cuando Mas era Arturo: «Juré la bandera española, no me avergüenza»

Cuando Mas era Arturo: "Juré la bandera española, no me avergüenza"
Jordi Évole y Artur Mas laSexta

Mientras los intrigados por la actualidad política seguían atentamente el escrutinio de las elecciones gallegas y vascas desde el Canal 24 Horas y TVE con su colección de tertulianos, en laSexta, se emitía la anunciada entrevista de Jordi Évole (‘Salvados’) al presidente de la Generalitat y candidato a reelección por CiU, Artur Mas. El Follonero y su camisa, realizó una entrevista de lo más completa y no dejó que se le escapara ningún tema de actualidad.

Mas se mostró como un político ‘todo-terreno’, que mantuvo sus fuertes críticas para España y defendió el ‘derecho a decidir’ de su Estado libre asociado, como aquel del desaparecido Juan José Ibarretxe. Dejó claro que había ‘que preparar a la gente’ para que ‘la consulta’ salga ‘cuando mejor convenga’ a sus deseos, que es, lógicamente, que gane el Sí.

‘Elecciones plebiscitarias»

Évole y Mas mantuvieron una interesante entrevista en la que el presentador de El Terrat fue abordando de manera espléndida todos los temas, incluido el balance negativo de la gestión de Artur Mas y como, hábilmente, el político había conseguido invertir las xspectativas gracias a sacar a pasear el independentismo.

La entrevista, en castellano, comenzó en plena calle, mientras, con Mas y Évole paseando mientras se iban cruzando con esos ciudadanos con ganas de opinar a cámara que siempre se encuentra ‘casualmente’ Évole en sus entrevistas callejeras:

Un camarero no independentista que tenía claro que ‘España les robaba’ (ahí Artur Mas rozó la hipocresía haciéndose el moderado diciendo, que él no compartía esa expresión, que desde hace un tiempo deslizan los suyos), una universitaria que consideró que el debate de la independencia estaba ocultando los recortes, un extremeño abiertamente contrario a la independencia (lástima que Évole no encontrara un catalán contrario a la independencia, que también debe de haber alguno) y multitud de jóvenes catalanes pro independentistas encantados loar a su líder. Uno de ellos explicó que él nunca había votado a CiU, porque era de izquierdas, pero que ahora lo iba a hacer porque estas elecciones le parecían ‘plebiscitarias’.

El quiosco, el Avuí y El Mundo: ‘¿Esto es concordia?’

Para los que sigan la actualidad mediática, uno de los momentos más interesantes es cuando Évole y Mas pasaron por un quiosco a ver las portadas de los periódicos. Mas explicó que cuando Cataluña sea independiente su bandera sería la de siempre y no ‘la estelada’.

La portada de El Mundo del día que se realizó la entrevista era ‘Graban a niños en una escuela para promover el independentismo‘, cosa que permitió a Mas hacer méritos en la asignatura que mejor se le da al nacionalismo catalán: el victimismo.

Artur Mas – ¿Lo ve? ¡Otros! Imagínese lo malos que somos, somos como demonios. Somos demonios

Jordi Évole- A ustedes no les va demasiado mal que en medios de Madrid se destaquen estas cosas. Porque esto se magnifica en Cataluña y a ustedes les da votos.

Artur Mas- A lo mejor desde un punto puramente partidista nos va bien. Pero como país no nos va bien, porque nosotros lo que queremos es que nos dejen tranquilos. No queremos tenernos que justificar porque en la escuela en Cataluña se enseñe catalán, que es lo más normal del mundo.

Jordi Évole- (irónico) Ya ve usted que yo me he escolarizado toda mi adolescencia en escuelas catalanas y ya ve que tengo bastante dificultad para hablar en castellano.

Artur Mas- (siguiendo la ironía) Ya se nota.

Por pronto, habría que recordarle a Mas que lo criticado de aquella escuela no era que se grabara a niños hablando en catalán, sino que salían diciendo que ‘España les robaba’ y que el presidente Mas era un gran tipo, mientras que Rajoy era ‘tontito’, puro estilo Carmencita Franco.

Pero entremos en el tema: no es ningún secreto que los partidos victimistas catalanes han rentabilizado siempre los ataques a la política lingüística en Cataluña, presentándolos como ataques a Cataluña y hacer caja de votos victimistas (ahí los nacionalistas nunca agradecerán lo suficiente programas como el de Jiménez Losantos el apoyo prestado a su causa).

De igual modo tampoco lo es que ha determinados medios, como El Mundo a partir de 2005 y otros parecen entusiasmarse mucho con cada incidente relacionado con catalán vs castellano) para presentarlo como categoría general. No obstante, aunque el incidente que El Mundo sacaba en su portada aquel día fuera sobre esa escuela fuera un mero incidente elevado a generalidad por Pedrojota Ramírez… el debate tendría que estar en si era verdad o mentira (y, habiendo video, era un poco difícil presentarlo como una mentira).

El diálogo en el quiosco continuó con un vistazo al periódico El Punt Avuí (el antiguo Avuí fusionado por Punt), que aquel día sacaba una portada burlona contra España bajo el título ‘Espanya ens estima’, en el que recopilaban todos los artículos críticos contra el nacionalismo catalán publicados en toda la prensa regional. Évole pretendió equiparar, pero Artur Mas no se dejó:

Artur Mas- (ratificando la información del Avuí) ¿Lo ve? ¿Ve qué malos somos?

Jordi Évole- ¿No cree qué poner esto en la portada de un periódico no es dar demasiada altavoz a estas voces que igual tampoco son mayoritarias en España?

Artur Mas- Eh… no, yo creo que conocer las opiniones de unos y otros no es echar leña al fuego…

(¡Ja, ja! – Si me permiten) ¿Por que el Avuí no sacó ni una sola declaración de los artículistas que escriben cosas a favor del buen rollo Madrid-Cataluña? Artur Mas sabe bien que Avuí no saca las opiniones de ‘unos y otros’, sólo las de las declaraciones que puedan presentarse como anti-catalanas para corroborar su victimística idea del ‘nos odian’ y por eso hay que independizarse, como en aquel reportaje de TV3 de 2004 cuando lo de Carod. El diálogo continuó así:

Jordi Évole- Usted ha sido mucho más duro con la portada de El Mundo, que con la del Punt Avuí.

Artur Mas- Pero es normal, porque yo creo que ‘eso’ (por El Mundo) es mentira y esto (por El Punt Avuí) es reflejar opiniones, es distinto.

Jordi Évole- Ya… ¿no cree que se esté retroalimentando esto?

Artur Mas- Puede pasar. Yo intento explicar esto de una manera muy constructiva. Es evidente que la prensa en general lo presenta de otra forma.

Jordi Évole- ¿Usted iría por este camino?

Artur Mas- Lo que nos interesa es el camino de la concordia

Jordi Évole- ¿Y esto es concordia? (mostrando las portadas de El Mundo y El Punt Avuí)

Artur Mas- Seguramente lo es menos.

Que el presidente de la Generalitat defienda un poquito más El Punt Avuí que El Mundo parece lógico, teniendo en cuenta que el Avuí debe su subsistencia, entre otras cosas a las buenas gestiones de la Generalitat gobernando el propio Mas.

«No es una cuestión de dinero, es una cuestión de respeto»

Artur Mas, al que no se le puede negar sus buenas defensas ante las preguntas-guantazo de Évole, esbozaba el clásico argumento del victimismo una y otra vez, asegurando que el tema de la independencia no era cosa de dinero ‘sino de respeto’.

«A un catalán es muy fácil contentarlo, basta con respetarlo, y lo que hemos encontrado muchas veces es esa falta de respeto».

Lástima que no se detallara el tema. ¿A qué se refiere? ¿A Franco? ¿a los tertulianos de la COPE federiquista o Intereconomía? Porqué de los Gobiernos felipista, aznarista o zapaterista difícilmente, habida cuenta de que los tres mimaron a CiU para lograr su apoyo parlamentario, obligando a los victimistas a usar a los tertulianos como argumentos de esa supuesta ‘falta de respeto’.

«El castellano es patrimonio en Cataluña y el catalán patrimonio en España»

Jordi Évole también se ha convertido en uno de los primeros profesionales de laSexta en aludir directamente a la absorción de su cadena por Antena 3. En un momento en el que Artur Mas abordó uno de los temas que a sectores de Madrid más les cuesta aceptar:

Jordi Évole- El jefe de mi empresa, sabe que laSexta pertenece al Grupo Antena 3 y el Grupo Antena 3 pertenece a laSexta. José Manuel Lara ha dicho que si Cataluña se independiza trasladará la sede de su grupo de Barcelona a Madrid.

Artur Mas- Hablé con el Sr. Lara.

Jordi Évole- ¿Después de esas declaraciones?

Artur Mas- Antes. Conozco desde hace muchos años a José Manuel Lara. Hablamos y no nos pusimos de acuerdo. Su argumento es ‘no podemos tener una empresa editorial en castellano’ en un país que no tuviera el castellano como un idioma.

Jordi Évole- ¿Y eso no va a pasar?

Artur Mas- Eso no va a pasar.

Jordi Évole- No vamos a prescindir del castellano es un patrimonio de Cataluña también y el catalán debería serlo también de España. Y ambos deberían ser patrimonios queridos, que el castellano en Cataluña lo es, yo creo. Mientras que el catalán en España lo es poco.

Con esas palabras Artur Mas recordaba un tema que tiene mucho que ver con la situación actual. Porque si el victimismo del nacionalismo catalán es una de las características de la eterna crisis Madrid-Cataluña, la escasa comprensión de amplios sectores madrileños por contemplar lo catalán como ‘algo nuestro’, es la otra mitad del problema.

Unos segundos de sombra

Évole no se dejó nada y aludió al tema que más le podía doler a Artur Mas y a Convergencia Democrática de Cataluña en general: el ‘caso Palau’, mostrando la imagen de Félix Millet, le único momento en el que la mirada del president pareció ensombrecerse, aunque sólo por unos segundos. Y de paso, aludió al indulto de Servitje, para que Unió no olvide que también tiene sus asuntos feos. Eso sí, por fortuna, tanto para Convergencia, como para Unió, los casos Palau y Servitje y demás no coparán el espacio mediático en lo relativo a Cataluña.

Y, de paso, el político se permitió una confesión sobre su pasado españolista:

Artur Mas- Yo también hice la mili y juré la bandera española (…) Si las busco, debo tener fotos (…)  no me avergüenzo de ello, también aprendí cosas de allí.

Resumiendo, si el objetivo de Jordi Évole era poner en ridículo o, al menos en aprieto, al presidente de la Generalitat – como a veces ha parecido en alguna entrevista pasada – fracasó ante el flamante ‘guapo’. Pero si el objetivo de Évole era, como periodista, era abordar todos los temas relevantes en la situación actual, en ese caso, cumplió totalmente con su función realizando una de las entrevistas más completas que se han visto en televisión a Artur Mas.

ENCUENTRA LOS PRODUCTOS QUE TE INTERESAN

¡¡¡ BÚSQUEDA DE LAS MEJORES OFERTAS ONLINE !!!

Obtener los mejores resultados de tu búsqueda de productos

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan F. Lamata Molina

Apasionado por la historia en general y la de los partidos políticos y los medios de comunicación en particular.

Lo más leído