El primo 'traidor' de Letizia Ortiz y autor de 'Adiós, Princesa', entrevistado en 'El Gato al Agua'

David Rocasolano: «Yo quemé los documentos del aborto de Letizia y no sé cómo han llegado al editor del libro»

¿Deben los medios dar cancha a alguien que traicionó la intimidad de la princesa de Asturias?

David Rocasolano: "Yo quemé los documentos del aborto de Letizia y no sé cómo han llegado al editor del libro"

Si hace unos años se hizo célebre el ‘vecino traidor’ de Belén Esteban, en los últimos meses se ha hecho célebre el ‘primo traidor’ de la princesa Letizia: David Rocasolano irrumpió el pasado mes de abril de 2013 con su obra desgarradora – ‘Adiós Princesa’ – dispuesto a sacar a la luz todos los trapos sucios de su prima, Letizia Ortiz, desatando las teorías de una supuesta ‘venganza’ contra esta por haberles dejado tirados.

Si estábamos acostumbrados a que ex choferes o ex novios de la siete familiares reales hicieran obras o entrevistas de ese estilo, en este caso lo hacía el ex abogado de la princesa de Asturias con la originalidad de que además ese ex abogado era alguien de su familia, que fuera imputado en el ‘caso Ciempozuelos’.

VER VÍDEOS

David Rocasolano: «Letizia es una persona absolutamente controladora»

José García Abad: «Me cuentan que el Rey sigue embelasado con Corinna»

Intereconomía Televisión, al contrario que otras televisiones, ya le dio cancha a la obra de David Rocasolano, pero no había conseguido entrevistarle pese a su insistencia. Pero en su programa del 23 de julio de 2013 ‘El Gato al Agua’ logró  traerse al autor, sentar en su plató al ‘primo traidor’ a que desarrollase todo lo escrito en su libro. En su introducción Algarra no ocultó en ningún momento las insinuaciones sobre la intencionalidad que se han hecho desde el principio:

«Hemos querido saber que llevó a David Rocasolano a escribir este libro, si la venganza o el despecho…»

El programa anunció un hastag en twitter, con el deseo de lograr un importante éxito del programa. Además, se contó con un plantel envidiable de expertos en la Casa Real como Jaime Peñafiel, García Abad, Beatriz Cortazar y Paloma Barrientos.

«Yo a Letizia la quiero lo más lejos posible»

David Rocasolano se mostró inteligente en la presentación de su obra, pues lejos de presentarse como un destructor que iba él solito a derrumbar a la monarquía en España, se presentó como escritor humilde, que se había limitado a hacer un relato. Es más, incluso en algún momento parecidó defender a su prima de la prensa del corazón o crónica social que, según él, se inventaba cosas como lo de la supuesta anorexia de la princesa Letizia.

Algarra- ¿Es usted consciente del daño que ha hecho a la institución monárquica?

David Rocasolano- No. No soy para nada consciente de ningún daño hecho a la institución monárquica. No creo que el libro haga más daño que otras cuestiones.

Y es cierto, que comparado con el destrozo irreparable que ha hecho a la institución el caso Noos, lo del libro casi pasa desapercibido.

En el libro el ‘primo’ presenta el contraste de la familia Borbón con los Órtiz Rocasolano como un tren expres, que son los Borbón, que arroya a un campamento de gitanos que son los Órtiz Rocasolano.

Algarra- ¿Escribió el libro por venganza o por despecho?

David Rocasolano- No tengo ningún resquemor contra Letizia ni contra ningún miembro de la Casa Real. Lo que he hecho es escribir un libro relatando hechos. El libro no es ningún libelo, es un libro con mi experiencia. Y se cuentan en el libro de la manera más divertida que he podido.

Algarra- ¿Es una venganza por no haber sido ayudado por su prima en el caso Ciempozuelos?

David Rocasolano- No. (…) Yi fui a declarar en ese caso y no pedí ayuda a nadie. (…) No la necesitaba.

Jaime Peñafiel, en cambio, sí aseguró en su intervención que David Rocalosano intentó entonces pedir ayuda a la princesa Letizia y que esta ni le contestó al telefóno y que eso fue lo que desató el resentimiento.

El libro que no quisieron comprar ni ‘El Corte Inglés’, ni el ‘Vips’, ni ‘Círculo de Lectores’.

Algarra- ¿Algún miembro de la Casa Real se ha puesto en contacto con usted?

David Rocasolano- No. Nadie me ha llamado y nadie de la Casa Real me ha amenazado

Algarra- ¿Cuánto tiempo hace que no habla con su prima?

David Rocasolano- Desde primeros de 2010.

Algarra- ¿Alguien ha intentado que no se publicara el libro?

David Rocasolano- No. No ha habido ningún tipo de impedimento. Pero en torno a la distribución sí. Hay cadena de distribución de libros que vetaron la venta del libro, de una manera un tanto curiosa. No existe un veto real, pero si es verdad que ha habido distribuidoras que han pedido pocos libros diciendo que no se vende: El Corte Inglés vetó el libro, El Círculo de Lectores vetó el libro y Vips vetó el libro.

Posteriormente Paloma Barrientos y Beatriz Cortazar tuvieron una discusión sobre si el hecho de que ‘El Corte Inglés’ no quisiera comprar el libro de ‘Adiós Princesa’ era o no un veto. Barrientos consideraba que ‘esos grandes almacenes’ tenían la obligación de haberlo comprado para que sus clientes pudieran decidir libremente si cogerlo o no, mientras que Cortazar consideraba que ‘El Corte Inglés’ tenía todo derecho a decidir si lo compraba o no y que si había decidido no hacerlo sería porque la obra ‘le generaba rechazo’.

Algarra: «Ha ganado usted dinero con este libro»

Algarra- ¿Cuántos se han vendido?

David Rocasolano- Bastantes.

Algarra- O sea que usted ha ganado dinero.

David Rocasolano- Sí. He ganado dinero. (…) Antes de ir a esta entrevista me han criticado por si me iban a pagar, la gente no lo creerá, pero el tema del dinero no lo necesito.

Algarra- La gente sabe que en Intereconomía no pagamos a nuestros entrevistados.

«¿Por qué ahora?»

Una duda era por qué David Rocasolano se había negado en redondo a conceder entrevistas cuando salió el libro en abril, incluyendo la petición de la propia Intereconomía o de Periodista Digital. La pregunta fue sacada por Algarra y el primo explicó que hablaba ahora ‘porque para él en este momento la historia ha llegado a su fin y sobre el tema de las entrevistas aseguró que no había tenido ningún problema en conceder entrevistas y que, en todo caso, «eran los medios de comunicación los que tenían problemas en entrevistarle a él», una cosa un tanto rara. Porque si bien en algunas televisiones no quisieron entrevistarle para no pelearse con el jefe del Estado, medios como Intereconomía o PD le pidieron entrevista en abril de 2013, peticiones que declinó. ¿Por qué ahora decide aceptar? ¿Quería que le entrevistara una cadena más grande y ya perdió toda esperanza?

Los papeles del primo

Últimamente vamos descubriendo que en España todo el mundo guarda de todo. Bárcenas se guardaba sus notas de contabilidad de años atrás, Diego Torres guardaba todos sus e-mails y el ‘primo traidor’ se guardaba papeles de lo más interesantes, entre ellos la factura por el aborto al que se sometió Letizia Ortiz en 2002, dos años antes de casarse con el príncipe Felipe, en la famosa clínica abortista Dator. Aseguró que los papeles que él recogió de la clínica Dator, por indicación de su prima ‘eran más amplios’ que los que se han publicado. Lo más raro es que aseguró que «esos documentos los quemé y no sé cómo llegaron al editor del libro».

«Si los reyes lo hubieran sabido, probablemente ese matrimonio no se hubiera llevado a cabo»

La parte que podría considerarse más presuntuosa del ‘primo’ era su convencimiento de que si los reyes hubieran sabido que la princesa Letizia abortó en 2002, la boda de 2004 no se habría producido. «Es una opinión, pero creo que ese matrimonio no se hubiera llevado a cabo».

La opinión de los tertulianos

García Abad consideró que tras escuchar al primo, llegaba a la conclusión de que el primer marido de la princesa Letizia era ‘un santo varón’, porque podía haber escrito un libro similar él y no quiso.

García Abad- Mi titular sería ‘La increíble historia de una familia pobre, pero honrada, atropellada por la nefasta estirpe de los Borbones’, esa sería la historia de lo que él cuenta. Por cierto la frase de la funesta estirpe de los borbones no es mía, es de Blasco Ibañez.

Paloma Barrientos- Mi titular sería ‘La revancha del primo de Letizia’. Realmente me ha defraudado. Pero también quiero denunciar el veto de los medios de comunicación. (…) Las presiones tan tremendas que ha habido. Al margen de que para mí, el primo joya es impresentable.

Beatriz Cortázar- A mí me sorprende que Rocasolano niegue que el libro sea una traición, cuando traición es cuando alguien quebranta una confianza o una fidelidad. Por eso le pidió favores y lo nombró su abogado. Esta es la historia de una venganza. En el fondo me da pena. El libro tiene momentos muy divertidos, pero la sed de venganza anula la parte que podría salvarse.

Peñafiel: «La boda de su hermana fue lo que condujo a la muerte de Erika»

Si se trataba de poner verde a la princesa Letizia, estaba claro que Jaime Peñafiel iba a disfrutar, aunque incluyera entre los reproches a esta que fuera una divorciada de una familia de taxistas y sindicalistas de izquierdas.

Jaime Peñafiel- El libro retrata una Letizia que me sorprende que ella no intente demostrar lo contrario. (…) Dice un tuitero que Letizia se avergüenza de su familia y no me extraña, con una familia como esta.

Algarra- ¿Cosas malas que le han pasado a su familia usted las atribuye a la boda entre Letizia y Felipe?

David Rocasolano- ¿Le parece poco lo que le pasó a Érika?

Algarra- ¿Pero qué tiene que ver? (…)

David Rocasolano- Yo, sinceramente, le digo que yo quería a Érika. Para mí fue un golpe.

Algarra- Ahí me perdonará, pero no tiene relación con la boda de su prima.

David Rocasolano- Pero sí con los meses posteriores a la boda de su prima. Eso sí. 

Lo más osado de su frase es el comentario de ‘yo quería a Érika’, por si está dando a entender que Letizia no. Porque si es de suponer que todo el mundo le duela la muerte de un primo… ¿acaso está insinuando que a Letizia no le dolió la muerte de su hermana?

Beatriz Cortazar consideró que aquello era ‘de una gran crueldad’ culpar a Letizia de la muerte de Erika. Paloma Barrientos consideró que, aunque no hubiera habido boda real, Erika hubiera fallecido igual.

Jaime Peñafiel llegó a la extraña actitud de defender a la anterior novia del príncipe Felipe como la pareja adecuada, llevando al resto de tertulianos a recordarle que a él, en aquellos momentos ‘le horrorizaba Eva Sannun’.

Peñafiel vs Rocasolano

A pesar de que David Rocasolano y Jaime Peñafiel puedan tener en común su gusto en zurrar a la princesa Letizia. Entre ellos no tienen demasiada amistad. No en balde en abril, en su aparición en ‘El Gato’, Peñafiel comentó en tono jocoso que la actitud de Rocasolano era ‘de cabrón’, quizá por eso, durante su entrevista con Algarra, David Rocasolano hizo una crítica al anciano periodista.

David Rocasolano- No me gusta oír a Jaime Peñafiel hablar de mi abuelo (…) Es una persona que se destaca al que se le debe reconocer más por lo que calla que por lo que habla. No sé si eso es una definición de periodismo. (…) No tenga problemas con este señor que me insultó en público en su programa. (…) Yo no quiero mofarme de él. No creo que lo merezca como persona. Tiene su trayectoria, no tiene otro mecanismo de defensa que no sea el insulto. (…) Pero se le da más trascendencia de la que de verdad tiene, hasta el punto de que se hacen bromas y gracias, hasta el Rey hace bromas y gracias de Peñafiel.

Peñafiel esperó a que Algarra le diese la palabra para replicar el comentario de Rocasolano, para acabar volviendo a usar el mismo adjetivo.

Peñafiel- A mí me imitan muchas veces. Mis defectos son de mis imitadores. (…) Yo, que no suelo insultar mucho. Pero es cierto que cuando estuve aquí el día que hablamos del libro le llamé ‘cabrón’, me equivoqué, porque lo que quería decir es que el libro era una ‘cabronada’, que no es lo mismo. Me traicionó el suconsciente. (…) Yo digo que valemos más por lo que callamos que por lo que contamos.

Paloma Barrientos- Es que este señor no sabe lo que es el ‘off the record’.

García Abad- Ha dado a entender que cobras por callarte. (…)

Peñafiel- ¿Tú crees que ha querido dar a entender eso?

García Abad- Sí.

Peñafiel- Entonces sí que tengo que decir que es un cabrón.

Autor

Juan F. Lamata Molina

Apasionado por la historia en general y la de los partidos políticos y los medios de comunicación en particular.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído