Con el 'caso Bárcenas' y los sobresueldos en dinero negro como telón de fondo

Tremenda bronca entre Eduardo Inda y Miguel Ángel Rodríguez en ‘La Sexta Noche’

Clara alusión al pringoso asunto de la cubeta ilegal del casoplón que Pedrojota Ramírez tiene en Mallorca y adquirío asesorado por el desventurado Juame Matas

El debate sobre la salud del Rey Juan Carlos y la conveniencia o no de que abdique en favor del Príncipe Felipe había sido apacible, casi versallesco, pero el presentador Iñaki López dio paso al segundo tema y se armó la mundial.

Fue justo después de entrevistar a un antiguo preso, quien analizó reposadamente las fotos que han hecho al extesorero del PP en la cárcel, cuando comenzó la discusión sobre Luis Bárcenas. Y a calzón quitado.

Qué Bárcenas no deja a nadie indiferente, con excepción del presidente Mariano Rajoy, quedó este 21 de septiembre den 2013 patente en ‘La Sexta Noche’, donde a Eduardo Inda y Miguel Angel Rodríguez sólo les faltó tirarse de los pelos.

Tanto Inda, ahora adjunto al director de ‘El Mundo’, como M.A.R., quien fue secretario de Estado con Aznar y auna su actividad como periodista con sus negocios, se arrojaron a la cara descalificaciones, insinuaciones malévolas y adjetivos de todo tipo.

Todo se disparó cuando Inda acusó a Miguel Angel Rodríguez -señalándole con el dedo índice- de haber participado en su momento en los escándalos de pagos ilegales en el Partido Popular.

«Tú eres el menos indicado para hablar de Bárcenas, porque cuando se cobraban sobresueldos tú eras director de comunicación».

Las palabras del periodista de ‘El Mundo’ desataron una trifulca verdulera con MAR, que replicó a botepronto con un amenazados «vas a salir escaldado», a lo que Inda respondió recordándole que en los papeles de Bárcenas aparecen unas siglas, con fecha de 1997, por las que es conocido en el PP como receptor de sobresueldos en negro.

«No he cobrado sobresueldos porque tenía un buen sueldo», respondió el exdirector de Comunicación del PP y, posteriormente, secretario de Estado de Comunicación.

«¿Yo he cobrado algún sobresueldo?», preguntó en varias ocasiones MAR a modo de respuesta.

«Tú sabrás. Aparecías en algún papelito de Bárcenas», continuó sardónico el adjunto a la dirección del diario de Unidad Editorial:

«A tu alrededor flotaban los sobres»

Miguel Angel Rodríguez no se arredró. Se echó para delante en el asiento y respondió tajante y casi a gritos: «¡Eso es mentira! ¡eso es falso!».

«Lo de cobrar sobresueldos es una cuestión de moralidad», prosiguió Inda, ante lo que Rodríguez, con un gesto a mitad de camino entre la sonrisa y la mueca burlona y en una evidente referencia a Pedrojota y sus ya antiguas desventuras en vídeos sexuales, masculló: «No hablemos de moralidad, y menos en tu periódico«.

Inda le instó a aclarar sus palabras y M.A.R. optó por derivar hacia la financiación irregular de ‘El Mundo’, evitando meterse en camisas de once varas:

«Podríamos hablar del dinero que repartía Mario Conde y otras cosas».

La gresca no terminó ahí.

«Eres parte interesada», le espetó Inda a MAR, que se la devolvió con un «vais a terminar todos en la cárcel por acusación falsa».

El subalterno de Pedrojota comentó que eso sería lo que él querría, meterle en la cárcel, y Rodríguez respondió que prefería verle «en una piscina».

Clara alusión al pringoso asunto de la cubeta ilegal del casoplón que Pedrojota Ramírez tiene en Mallorca y adquirío asesorado por el desventurado Juame Matas.

Por si el respetable no había entendido su referencia, MAR se encargó de volver a señalarlo:

«Yo te meto en una piscina al lado del mar y tú nadas».

En su andanada final, Inda echó malo de la hemeroteca -después de consultar su iPad- y sentenció:

«En los papeles de Bárcenas aparece una anotación, registrando la entrega a un tal M.A.R.’ de millón y medio de pesetas y todos saben que en aquella época tu eras conocido por todos como M.A.R.».

En la acalorada conversación secruzaron entre otras palabras algún «cuidadín«, mientras el resto d elos contertulios permanecía ‘cuerpo a tierra y barriga pegada al suelo’, escuchando casi sin interrumpir el ardiente intercambio.

Las cosas no se quedaron calmadas, porque más tarde Francisco Marhuenda se enganchó con Antonio Miguel Carmona al grito de «¡Manda narices en que se ha convertido este país, dando lecciones los del partido anegado por la corrupción!».

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído