Jorge Salvador concede una entrevista sobre su trayectoria a PD: "Cumplimos sueños con un poco de locura"

«Llevar el programa ‘El Hormiguero’ de Barcelona a Madrid fue lo que lo hizo más grande»

"Hubo un momento en que lo que hacíamos en 'Crónicas Marcianas' en la madrugada, se trasladó a todas las horas y la televisión se convirtió en algo muy duro"

En su despacho en la sede de la productora 7 y Acción, su director Jorge Salvador recibe a Periodista Digital, niega ser ‘una de las personas que más sabe de televisión en España’, pero una conversación con él y algunos de sus colaboradores basta para acreditar que el productor ejecutivo de ‘El Hormiguero 3.0’ de Antena 3 lleva la televisión en la sangre.

No fue siempre un hombre de televisión, en sus inicios fue técnico de radio y considerado el mayor especialista en efectos sonoros de nuestro país.

Fue la primera persona en introducir un ordenador en un estudio de radio y muchos de sus programas fueron míticos, como ‘Força Barça’, que incluyó locuciones de partidos con efectos humorísticos en directo. Jorge Salvador concede una amplia entrevista a PD para repasar su trayectoria de la que transcribimos algunos momentos destacados.

COMIENZOS CON ARÚS

Se consideraba que usted tenía el archivo sonoro más grande del país

Era verdad. Era el mayor hasta que apareció Internet a lo bestia. Ahora todo el mundo puede tener ese archivo tecleando. Hace 30 años era muy novedoso.

Usted coincidió con Alfonso Arús en Radio Sitges

Eso de ‘empiezan en un garaje’, en nuestro caso fue literal. Yo veraneaba en Sitges y empecé a colaborar con una radio instalada en un garaje. Era una radio pirata. En ese momento estaban de moda. Nos conocimos allí y estuvimos 15 años trabajando juntos.

¿Cuándo dan el salto a una radio de ámbito nacional como Antena 3 Radio?

La radio pirata de Sitges se oía por la frecuencia que, legalmente, tenía Antena 3 Radio en Barcelona. El director se enfada, coge el coche y va a Sitges a ver que pasa. Y, efectivamente, comprueba al poner la radio en la zona comprueba que no se escucha Antena 3 Radio, sino nuestra radio pirata. Y se enfada muchísimo, pero nos oye y dice ‘estos tíos son buenísimos’ y nos ficha. Y pasamos de Radio Sitges a Antena 3 Radio de Barcelona, con Jesús Hermida y Mayra Gómez Kemp gracias eso.

También estuvieron en la emisora fundacional de Onda Cero

En 11 años cambiamos a mucha radio, que encima cambiaban de nombre mientras estábamos, Rueda Rato – Cadena Catalana – Onda Cero. También estuvimos en Cadena SER – M80.

Simultaneaban su programa con otros en TVE

Empezamos con uno en La 2 que se llamaba ‘La Casa por la Ventana’, un programa loquísimo en el que apareció por primera vez Barragán. Estaba también Paco Morán. Era muy innovador y tal vez un poco transgresor. De ahí pasamos a hacer ‘Vídeos de Primera’, que fue muy famoso y otro muy importante para TVE-Catalunya que era ‘Forca Barça’.

Ahora con Youtube hacer un programa de vídeos sería más sencillo, en aquel momento no debía ser fácil.

Compramos los derechos del primer programa del mundo de vídeos domésticos American Home Videos, de la ABC norteamericana. Eso lo enriquecíamos con los primeros vídeos domésticos que había en España. Era un programa que en aquel momento hizo 60% de audiencia.

En 1992 hay un cambio en Antena 3 Televisión y le contrata a Arús y a usted para hacer un programa que marcará a una generación: ‘Al Ataque’.

Ampliamos ‘Forca Barça’. El programa ‘Al Ataque’ sólo duró una temporada, pero fue mítico. Hicimos muchas locuras, había montajes. Marcó muchísimo para esa generación. Mantenía el formato deportivo con ‘El Fútbol es así’.

Ahí fue la primera vez que se hacía en televisión imitaciones de famosos del mundo político y deportivo, Jesús Gil, José Manuel Lara. Es el antepasado de lo que hoy sería ‘Crakovia’ en TV3.

Andreu Buenafuente colaboró con ustedes

Con Buenafuente coincidimos en la Cadena SER, justo cuando él da el salto de Reus a Barcelona. Les ofrecemos formar parte de los gags de ‘Al ataque’ y el equipo de El Terrat formado por tres personas, entre ellas Andreu, hicieron gags dentro de esa locura de ‘Al Ataque’. Buenafuente hizo gags muy célebres: haciendo la ministra Rosa Conde o el ‘cejis’

Javier Cárdenas…

Javier Cárdenas era el hermano de la mujer de Alfonso Arús y desde la radio ya estaba con nosotros. Hizo de reportero por España buscando a personas originales y una de las que encontró fue Carlos Jesús. Aquello fue mítico, mucha gente todavía lo recuerda. Hace poco Santiago Seguro me pidió los originales.

Cárdenas fue a grabar una vez. Me llegó y vi que el material era tan bueno que no se podía emitir de una sola vez. Les dije que siguieran grabando para tener mucho material antes de empezar a emitirlo, porque – lógicamente – cuando empezamos a emitirlo Carlos Jesús se enfadó muchísimo y ya no pudimos volver.

¿Era real Carlos Jesús? ¿No era un actor?

No era un actor, era un estafador. Engañaba a la gente haciéndoles creer que curaba. Y lo que hicimos sirvió para demostrarlo.

¿Qué pasó con ‘El Chou’? Logró un gran éxito de audiencia, pero lo suprimieron en poco tiempo.

Era un programa muy caro. ‘El Chou’, lo hice yo personalmente, iba por todo el mundo comprando material de todos los países del mundo, cogíamos lo mejor y hacíamos un puzzle de los mejores programas del mundo. Personalmente viajé a Londres, a París, a Kant, a comprar ese material.

Eran cifras que ojalá manejáramos hoy. Pero la televisión no maneja las cifras de ahora. Ese programa tenía un coste carísimo y tras trece programas terminó.

CREANDO CRÓNICAS MARCIANAS

¿En qué momento pasa de la escudería Arús a la escudería Mainat?

Hay un momento en que esas escuderías se mezclan y nosotros empezamos a trabajar en una productora donde está uno de los Mainat, Joan Ramón. Y al mezclarse, hay un momento en que Arús decide dejar de hacer ‘Forza Barça’, a mí me ofrecen pasarme al equipo que va a crear ‘Crónicas Marcianas’ y finalmente pasó de una escudería a otra.

Estaba en ‘Crónicas’ desde los pilotos. Y tengo que decir que se hicieron dos pilotos que fueron desastrosos. Recuerdo la cara de Mainat tras el primer piloto en plan «joder, esto no sale». Pero salimos. Si vieras la diferencia entre el primer ‘Crónicas Marcianas’ y el quinto, ya había cambiado y no tenía nada que ver.

En ese momento el liderazgo de la noche era del Mississippi-Pelícano, que mezclaba humor, política, corazón-cotilleo y sangre. Ustedes en ‘Crónica’ cogieron humor, política y corazón-cotilleo, pero prescindieron de la sangre. ¿Por qué esa temática?

Es lo que diferenciaba claramente los dos programas y fue lo que desprestigio al ‘Mississippi’. Fue exactamente eso. El Mississippi era un programa sensacional, fantástico. Del que todos éramos fans hasta que hizo algo… con el tema Alcasser… que fue muy duro. Estuvieron meses y meses con Alcasser. El resultado fue muy perjudicial para aquel programa, que había tenido una línea de entretenimiento fantástica. ‘Crónicas Marcianas’ quiso excluir eso.

Hubo programas de ‘Crónicas Marcianas’ muy especiales. Recuerdo que el 11-M hicimos un programa sin público. Para homenajear a los 200 muertos del 11-M, dejamos los doscientos asientos de público vacíos. Y se hizo un programa espectacular, con un contenido serio y emotivo. Pero al día siguiente estábamos hablando de ‘Gran Hermano’ otra vez. Era un programa que variaba con mucha facilidad.

Muchas figuras de la televisión ‘nacieron’ de Crónicas Marcianas, como Latre o Manel Fuentes ¿cómo las ‘descubrían’?

Manel Fuentes ya era conocido, pero sólo en radio. La primera aparición que hace en televisión fue en ‘Crónicas Marcianas’. Íbamos probando. ‘Creo mucho a este chico’ y lo llevábamos. E igual que pasó mucha gente y triunfó, también hay que decir que hubo mucha gente que pasó por ‘Crónicas Marcianas’ y no logró popularidad. La ventaja que tiene hacer un programa diario es que puedes ir probando.

Se tiene la idea de que los programas son serviles hacia sus propietarios. Ustedes, en ‘Crónicas Marcianas’ criticaron a sus accionistas.

Sardà era un tío muy atrevido. En eso era fantástico. Todo fue porque un periódico que pertenecía al grupo de accionistas de Telecinco, sacó una portada contra la telebasura y sacó a personajes de Telecinco dentro de cubos de basura. Nosotros pensamos que lo que no puede ser es que pertenezcas al grupo y los insultes. No tiene mucha consistencia que si cobras de la televisión, la insultes y Sardà fue tan valiente que criticó eso. Eso causó un cisma en aquel grupo mediático.

En aquel momento el Gobierno tenía mayoría absoluta, todopoderoso, pero en ‘Crónicas Marcianas’ ¿Hubo presiones políticas?

Hablando de la valentía de Sardà, hubo un momento increíble con la Guerra de Irak. Hubo caceroladas en Barcelona. Nosotros cogimos esa idea. Y permitimos que el público, si ellos querían, espontáneamente pudieran gritar ‘No a la Guerra’. Y así durante meses y meses con Gobierno del PP con mayoría absoluta había un programa de televisión en el que 200 personas comenzaban gritando ‘No a la Guerra, No a la Guerra’. Era muy atrevido y sí, hubo presiones.

En ‘Crónicas Marcianas’ pasaban cosas que al día siguiente era muy comentado, incluso por la prensa escrita. Iba Carmina Ordoñez contaba tal y al día siguiente la prensa lo recogía. Iba Aída Nizar, la echaban.

Era como el fútbol, lo comentaban al día siguiente: «¿Viste ayer lo que hicieron en ‘Crónicas’? «Que bien, que mal, como se pasaron». Todos lo comentaban.

¿Estaba guionizado, como dicen muchos críticos?

Nosotros sólo marcábamos la línea del debate. «Carmina Ordoñez», alguien a favor y en contra. A partir de ahí era directo. Había días explosivos, nunca sabíamos lo que iba a pasar. Me hubiera gustado que alguno de los que lo dicen hubiera estado ahí. Era vibrante.

¿Qué llevó a poner fin a ‘Crónicas’?

Que murió Joan Ramón Mainat. El único día en años que no emitimos fue cuando falleció. Javier Sardà estaba muy afectado. Y cuando empezó esa temporada ya dijo Sardà que esa iba a ser su última temporada.

Pero inmediatamente después Sardà y usted hicieron ‘Dutifri’

Fue un regalo que me hizo la vida. Tras tantos años en un plató me ofrecen dos años viajando por todo el mundo. Un día me llegó esa oferta. Me preguntaron quién podría hacerla. Y dije «Sí’, escribiéndoles en un papel el nombre ‘Javier Sardà’. Le llamé por teléfono «Javier, nos ofrecen esto». Y su respuesta literalmente fue ‘¡Hijooo deee putaaaa!’ y su continuación era ‘¿Cómo voy a decir no a eso?¡

Y el plató de ‘Crónicas’ lo usaron para inaugurar Cuatro con ‘Channel Nº4’ de Boris y Siñeriz

Cuatro se da cuenta de que al acabar ‘Crónicas Marcianas’ ha quedado un equipo libre. Viene Cuatro a vernos y nos encarga un programa. En este caso no era ‘quiero este programa’, sino ‘quiero a este equipo’. Dirigido por mí y por Amparo Miralles, con el realizador.

De hecho los castings para ‘Channel Nº4’ se hicieron durante la última etapa de ‘Crónicas Marcianas’ tapando con una manta la mesa. Ahí escogimos a Ana García Siñeriz.

El horario de ‘Channel Nº4’ era de sobremesa, mientras que el de ‘Crónicas Marcianas’ había sido de madrugada. ¿Eso suponía un problema?

En ese momento la televisión estaba en un momento bastante duro, porque el formato de ‘Crónicas Marcianas’ se expandió a todas las horas. ‘Crónicas’ era muy osado, pero era a la 1 de la madrugada. Pero hubo un momento en que eso se trasladó a la mañana, a la tarde y la televisión se volvió algo muy duro. Yo protesté. En ‘Channel’ intentamos cierta elegancia.

CREACIÓN DE EL HORMIGUERO

¿Cuando comenzó la gestación de ‘El Hormiguero’?

Mis hijos me hablaron de un programa de radio que les encantaba, porque tenían raps muy divertidos. Ese programa era ‘No Somos Nadie’ de Pablo Motos. Escucho 10 minutos el programa y digo «Cuidado, esto es diferente». Lo decía alguien que había estado en esa radio 10 años atrás. Cuando empieza ‘Channel’, en mi lista de colaboradores el número 1 era Pablo Motos.

Nos conocimos ahí. Le ofrecí venir al programa. (…) Allí fue donde empezamos a colaborar juntos. El primer minuto que Pablo apareció en pantalla fue mágico y ya se ganó la campaña. Ganó más atención que los propios presentadores, que me perdonen Boris y Siñeriz.

La idea de ‘El Hormiguero’ es hacer como los Simpson, un programa para toda la familia. Que se sentaran abuelos, padres, hijos adolescentes, sin que nadie sufriera por los demás. Yo, cuando empezamos, era la primera persona del equipo que tenía hijos y fue muy severo cada vez que me sugerían bromas y decía «no, esa no, mi mujer no querría que lo vieran mis hijos». Y me convertí un poco en el censor, pero gracias a eso logramos que fuera familiar.

¿Cómo lograron tantos invitados de fuera?

Intentando hacer la mejor promoción de la película del mundo. Lo intentamos. Cuando viene Tom Cruise, viene de hacer 700 entrevistas por todo el mundo. Yo quiero la mejor promoción de esa película. Si lo consigues, la distribuidora sabe que en España tienen un programa que hace una promoción espectacular. Y si se lo pasan bien, vuelven.

Algún programa de la competencia se irritó mucho cuando ustedes se llevaban al invitado que no lograban ellos. En uno se llegó a decir «Stalone no ha querido venir al nuestro, pedimos boicot a esa película»

Yo creo que eso no se tiene que hacer. Cada uno hace lo que puede en ese equipo. En el caso al que haces referencia, tuvimos una ventaja que nosotros tuvimos, que es que hacemos el programa en Madrid, donde vienen más estrellas. Inicialmente ‘El Hormiguero’ lo hacíamos en Barcelona, yo soy en Barcelona, pero trasladar ‘El Hormiguero’ a Madrid, lo hizo más grande.

¿Y que le llevó a dejar la Escudería Mainat a crear la Escudería Motos-Salvador?

La Escudería Mainat estaba en Barcelona. Y el programa se había trasladado a Madrid. Por eso, dado que el programa era una invención nuestra, pues ser valientes, montar nuestra propia empresa y hacerlo por nuestra cuenta.

CON FLO A LA BATALLA DE LA TARDE

Cuando crearon ‘Tonterías las Justas’ su reto era ganar en la sobremesa al programa que era muy cañero, haciendo sangre contra otros programas, y sacan un programa de humor blanco. Parecía que iban a perder, porque la gente prefiere la caña, pero resultó que ganaron.

Sí. No sé explicar por qué, pero lo que dices es exacto. Nosotros tuvimos la suerte de empezar en un mes de mayo y hacer el verano, mientras que el otro programa descansó ese verano, un verano en el que nos pasamos diciendo ‘hola, hola, estamos aquí’.

Hicimos un programa familiar y blanco, que es el sello de esta casa y lo conseguimos. La televisión había desgastado al otro. Es cuestión de estar en el momento más indicado, igual que un día otro derrotará a ‘El Hormiguero’. En España no es como Estados Unidos, no hay programa que aguante 7-10 años.

Cuando los dos principales programas de su productora pasan de Mediaset a Antena 3, muchos digitales transmiten un gran ambiente de tensión. Un directivo de Mediaset hace unas declaraciones fuertes, un periódico vinculado a Mediaset revela unas cifras, ¿había tal tensión?

Nosotros consideramos que era un paso importante de ‘El Hormiguero’ pasar de una televisión como Cuatro a una de las dos grandes, como es Antena 3. Es como pasar del Valladolid al Barça. En la otra cadena no tuvieron otro remedio que aceptar, finalizaba el contrato, nuestro contrato era con Cuatro y Cuatro se fusionó. Hubo quizá alguna declaración subida de tono, pero no le dimos importancia.

¿Qué ha pasado con ‘Así nos Va’?

Preparamos cosas. Lo que decía antes de que tienes que acertar con el momento adecuado y en aquel momento no lo fue. Era un programa con el mejor plantel de colaboradores…

Usted era colaborador…

¡Exacto! (Ríe) (…) ‘Así nos Va’ no encontró el hueco, pero terminó la temporada. Hoy en día terminar la temporada y que no te saquen, ya no es un fracaso.

Algunos le apodan ‘el hombre 1.000’, porque Jorge Salvador es de las pocas que personas que ha trabajado en dos programas que han llegado a la cifra 1.000 de programas emitidos, tanto ‘Crónicas Marcianas’ como ‘El Hormiguero 3.0’
 y aún le quedan sorpresas. La última anunciada: ‘El Hormiguero viajero’, después de Londres con Will Smith, ahora toca un viaje de todo ‘El Hormiguero’ a Francia con Tom Hanks. «Económicamente es una ruina» – comenta Salvador a PD-  pero ‘El Hormiguero siempre debe dar un paso por delante y en el mundo nunca se había hecho». «Hacemos sueños con un poco de locura».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan F. Lamata Molina

Apasionado por la historia en general y la de los partidos políticos y los medios de comunicación en particular.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído