Entrevista PD a la presentadora de talk-show como 'Ana' o 'Tenemos que hablar'

Ana García Lozano: «Pedrerol tiene razón, Punto Radio desmotivó en tiempo récord a grandes comunicadores»

"Con 'Tenemos que Hablar', demostramos que TVE podía hacer un programa de estas características sin necesitar a una productora"

La periodista valenciana Ana García Lozano lleva más de 30 años trabajando en la comunicación y lo ha hecho desde diversas facetas, pero por encima de ningún otro, será siempre recordada por el programa ‘Ana’, el primer talk-show que se emitía en una cadena de ámbito nacional en España.

La destacada profesional de radio y televisión ha concedido una entrevista a Periodista Digital para hacer un repaso de los principales proyectos profesionales que han jalonado su trayectoria. Reproducimos algunos fragmentos.

COMIENZOS

¿Preguntarle si le gusta más la radio o la televisión es preguntarle si ‘quiere más a papá o a mamá?

Exactamente. Es eso. Yo empecé en la radio. Cuando surgieron las privadas mandé mi currículum y fui enlazando, una radio, una tele, una productora y estuve 14 años sin hacer radio. Cuando volví, me sentí muy ingrata, porque me lo pasé tan bien en la radio que me dije «cómo es posible que yo no haya echado de menos esté medio, que es tan fantástico y divertido. La radio es mucho más artesanal que la televisión.

La verdad es que no quiero renunciar a ninguno de los dos medios, ni siquiera ahora. Yo me apasiono cuando tengo algo entre manos.

En una entrevista dijo que de pequeña era ‘rara’ porque le gustaba la química

Era un poco rara porque me gustaban los experimentos de química, más de una cortina de mi madre sufrió por mi interés en inspeccionar el mundo de la química.

CON EMILIO ARAGÓN

En el programa ‘Vip’ fueron célebres sus divertidas peleas con Emilio Aragón

Eran ‘squeches’ que hacíamos. La verdad es que con Emilio, era perderle el miedo a la cámara y a él. Siempre te hacía hacer de todo «ahora sal por aquí», «ahora canta», «ahora baila». Hacíamos de todo.

En torno al programa ‘Vip’ se formó el grupo de lo que sería Globomedia

Sí, pero el último que llegó ahí sería Emilio. Yo dejé la COPE, tras compaginar con Telecinco. Y me tocó ser redactora del programa ‘Vip’, que lo presentaba José Luis Moreno. Moreno terminó en junio y nos fuimos en Marbella a continuarlo y fue cuando llegó Emilio Aragón y fue con él cuando se hizo grande ‘Vip’. Llegó ‘Vip Noche’, ‘Vip Corazón’, ‘Vip Guay’ que era el de niños. Y yo me fui a Globomedia con él.

En Globomedia también estaba Daniel Ecija

Sí. Pero Dani llegó más tarde. La primera incauta fui yo. Que me dijo Emilio «te tienes que venir a la productora». Telecinco me ofreció hacer un programa que no quisé hacer, que era ‘Las Noches de Tal y Tal’ de Jesús Gil. Me recuperó Emilio para el ‘Vip’.

Cuando Emilio Aragón rompe con Lazarov y Telecinco y se va a Antena 3 os váis todos con él

Yo no me fui de Telecinco a Antena 3, me fui de Telecinco a Globomedia. Ahí hicimos ‘Inocente-Inocente’. Y en febrero empezamos ‘Noche-Noche’. (…) Hay una cosa que muchos entendidos de televisión conocen que no funciona. Que es el formato de formatos. Eso era ‘Noche Noche’ y eso difícilmente funciona.

Lo que sí funcionó a Globomedia en Antena 3 fue ‘El Gran Juego de la Oca’

Venía de Italia. Se compró el formato y se hizo aquí. Pero si tú veías el programa italiano, con todos los respetos al creador, no tenía nada que ver con el que hacíamos nosotros. Los guionistas se rompían la cabeza para encontrar pruebas emocionantes. Emilio era más divertido que el presentador que tenían ahí.

Tú eras ‘coordinadora’ de ‘El Gran Juego de la Oca’

Era una absoluta locura. Tú vivías miércoles, jueves y viernes sin familia ni amigos. Así pasó, que en la productora todos nos casábamos entre nosotros. Nos recogía un autocar y nos llevaba a El Alámo y el viernes era la grabación. Terminábamos tan tarde… (…) necesitabas un período de descompresión para dormir. (…)

Tenía un target muy amplio, tenía ingredientes divertidos para los niños, para los padres y para los abuelos. Significaba lo mismo que para mi generación el ‘Un, Dos Tres’.

EL PROGRAMA DE ANA

¿Cómo surgió la idea de ‘El Programa de Ana’?

El primer día de ensayo de ‘El Juego de la Oca’ me dijo Emilio «ven, vamos a dar un paseo» por El Álamo. Me estuvo contando que había estado con Dani Ecija en Estados Unidos y habían visto un formato que funcionaba muy bien y que todas las cadenas tenían uno, eran los talk-show. (…) Yo había ganado un casting con Jesús Hermida y, tras ganar el casting, había dicho que no. (…) Le dije a Emilio que no me iba y él me respondió «bueno, cuando quieras hacer algo lo haremos desde Globomedia».

Tras terminar ‘El Juego de la Oca’, a mí me tocó ser subdirectora de un concurso en Canal Nou y a la vuelta del verano me dijeron que salía el ‘talk-show’ para Telemadrid. Fue a la primera reunión a Telemadrid y me dijeron que probara y que si no ya tenían a gente muy válida. ¡Imagina la presión a la hora de hacer la prueba! Me acuerdo que el director de ‘El Programa de Ana’, Víctor, tras el piloto, en el primer corte le dije: «¿qué tal?», me respondió «Correcta, como harían muchas. Cuando te venga bien, empiezas a ser tú». Era verdad, no tenía nada que perder. Pues voy a ser yo. Me quité un poco la tensión y quedaron contentos en Telemadrid. Esto era un 17 de octubre y el 24 estábamos en antena.

La audiencia también quedó satisfecha. De hecho funcionó lo suficiente como para que la ficharan en Telecinco, con la novedad de que ellos lo hacían en directo.

Me pasaba como a María Castro, que está ahora en dos series a la vez sin volverse loca. Yo estaba en dos teles a la vez, se emitían a la misma hora ‘Ana’ en Telecinco en directo con las ediciones de ‘El Programa de Ana’ que aún quedaban por emitir en Telemadrid. Además no lo encajaron bien en Telemadrid. Me acuerdo que en Telecinco nos estrenamos con el tema ‘mi mejor amiga me quitó al marido’ y en Telemadrid alteraron el orden para poner exactamente el mismo tema, el mismo día. Pero ganamos a Telemadrid. La gente prefirió la inmediatez y el directo.

Boyero escribió que el formato de ‘Ana’ «fue plagiado por todo Cristo»

Es que hubo un momento en que no había tele que no tuviera un talk-show, pero quien pega primero, pega dos veces. (…) ‘Ana’ logró un 40%. Cuando me fui para tener a mi hijo tuvimos un 48% de audiencia. Eso ahora es impensable. Fue un regalo.

En ‘Ana’ estuvo la madre de Guardiola, la esposa de Bono… y venían al talk-show…

Porque hubo un día que el tema podía ser ‘madres de famosos’, otro ‘esposas de políticos’. Es que hay ‘talk-shows’ y ‘talk-shows’. A veces meten en el mismo saco a ‘talk-show’ muy diferentes. A mí, por haber sido la primera, me llaman para dar cursos para ‘talk-show’ y les pongo trocitos de distintos tipos. En ‘Ana’ todo el mundo sabía a lo que venía. No había sorpresitas, no había momentos violentos, ni les traíamos a gente que no quisieran ver. En el nuestro no había de eso. Llamábamos a Ana Rodríguez de Bono para un programa «de esposas de políticos», decía que sí y la traíamos. No había sorpresas no apetecibles.

Yo me acuerdo que en aquel momento llegaban imágenes de lo que hacía Laura Bozzo en Perú con las peleas. Pues ahora ya he visto lo mismo aquí.

Telecinco retiró ‘Ana’ en un momento en el que usted estaba de baja por maternidad y había una sustituta

Tuve a mi hija muy prematura y dejé de hacer el programa. Y el programa se acabó… pero hay que pensar que el programa el primer año tenía 40, el segundo año un 30 y el tercer año estaba en un 23. No era una mala audiencia. Y además teníamos un bloque de publicidad que había ido creciendo. Cuando las cosas van bien a veces no se tratan bien. No estaba acabado el ‘talk-show’, pero la cadena quiso dejarlo.

Josep Ramón Lluch dirigía ‘Digan lo que Digan’ a la misma hora y nos contó su visión de aquella batalla que al final ganaron.

Pero no nos ganaban (bromeando), eso no lo dirá delante de mí (ríe). Luego Lluch fue mi director en ‘Esta es mi historia’, yo le llamaba ‘Chuki’ como ‘el muñeco diabólico’ y ahí me confesó que tenían en un papel con todos los temas de nuestros programas y la audiencia que habíamos hecho. En broma le decía que «nosotros hemos sido tu luz y guía». En todo caso ‘Digan lo que Digan’ evolucionó a una cosa que era más espectáculo. No era un talk-show puro y duro.

Hiciste con Boomerang ‘Préstame tu vida’, que era un proyecto muy original de intercambiar parejas, de pensamientos y entornos muy diferentes. Era algo arriesgado…

Era algo arriesgado. Pero era en TVE, donde siempre se cuidan mucho las cosas. Fue impecable. La espinita que tengo es que yo ahí estuve menos involucrada en el proyecto. Ya no coordinaba todo, como en proyectos anteriores.

Hoy un ‘Préstame tu vida’ podría ser mezclar a alguien de familia independentista catalana, con un españolista…

Sí, sí. Se hizo. Cogimos al nacionalista y lo llevamos al Bernabéu. Y no hubo sangre. No he tenido problemas de esos y espero no tenerlo.

¿Alguna vez la han demandado por alguno de sus programas?

Creo que una vez se quejó alguien, un ex marido por algo que se dijo en ‘Préstame tu vida’. Y hubo que hacer una rectificación. Pero era algo que afectaba al director, Lluch. Pero yo nunca he tenido que pasarme por los tribunales.

PUNTO RADIO

Cuando nace Punto Radio, vais muchos que vienen del mundo de televisión

Sí, salvo Luis del Olmo, que era ‘el hombre de la radio’. Estábamos Manel Fuentes, Ramón García, Concha García Campoy, Consuelo Berlanga, Josep Pedrerol y yo los fines de semana.

Me llamaron porque fue una amiga a pedir trabajo a la nueva emisora, le preguntaron por mí, explicó que había terminado ‘Esta es mi historia’ y me llamaron. Y la verdad es que me lo vendieron como algo que luego sucedió, que era como estar en la recamara, empezar por un programa la noche de los domingos a la espera de que hubiera hueco, y en dos años estaba haciendo las llamadas.

A usted no se le ha catalogado nunca políticamente, y eso que ha trabajado en televisiones públicas controladas por el PP y por el PSOE

Te digo. La ausencia de problemas que he tenido en teles públicas, y he estado en Telemadrid y en TVE, en ambas en épocas de PSOE y en PP y no he tenido nunca problemas de ese tipo. En empresa privada sí los tuve.

Al final el problema es de las personas, de un director de programas. Debo decir que de Punto Radio me fui yo. «No contéis conmigo el año próximo». No creo que lo hubieran hecho, pero tuve el gustazo de irme yo.

En una entrevista a Pedrerol en Periodista Digital dijo que ‘Punto Radio consiguió desmotivar en tiempo record a algunos de los mejores comunicadores de España’.

Comparto esa reflexión. Y lo diría aunque no hubiera desaparecido. Pasé años muy buenos hasta el quinto año que se empezó a torcer la cosa, cuando nombraron al director de informativos, director de programas. Cuando no eres la apuesta de alguien, te pone zancadillas.

Buscando alguna polémica, sólo pudo encontrar una, que fue cuando reprendió a un oyente por criticar la homosexualidad en antena y eso fue criticado en otra emisora

No puedo permitir que un oyente diga en antena que los homosexuales son unos enfermos. Eso no lo voy a permitir nunca. Eso no se puede permitir. No es tomar partido, es una cuestión de educación ante las barbaridades. Luego sé que en otra emisora me criticaron, me da igual. Si alguien quiere opinar que los homosexuales son unos enfermos o que hay que matarlos, prefiero que en mi programa no opine.

REGRESANDO A TVE

Tú último proyecto ha sido ‘Tenemos que Hablar’, en una franja difícil, donde antes estuvo ‘+ Gente’. Le han puesto fin, aunque no lo levantaron a mitad, dejaron que terminara la temporada.

Terminamos la temporada. Había un problema de logística. Nosotros nos retiramos y entró otro programa que tampoco hace más audiencia de la que hacíamos nosotros. Es una franja muy complicada. No sé si aguantará toda la temporada ‘España Directo’, es complicada. La tele siempre ha sido muy competitiva, pero ahora mucho más. Hay infinidad de ofertas.

Con todo lo que has hecho, a la hora de repasar tu trayectoria con qué te quedas…

Quizá lo más completo que he hecho es ‘Tenemos que Hablar’, que presentaba, dirigía y sacamos una cosa buena. Que se puede trabajar con un equipo de redacción y producción de Televisión Española, que se puede hacer un programa de producción propia, algo que hasta entonces se pensaba que se necesitaba contar con una productora externa. Eso lo hemos hecho y han quedado contentos. Yo le tengo cariño, porque además lo dirigía yo. Es en el que más me he dejado la piel, aunque no sea el que mejores resultados ha tenido.

Si te viene un alumno y te dice ‘quiero ser como tú’ ¿qué consejo le darías?

Me lo han dicho en alguna clase. Error. Nunca. tú tienes que ser tú. No puedes ser ‘cómo…’, eso ya está, ya existe. Tú tienes que ser otra cosa. A mí lo que mejor me ha funcionado es ser yo. Cuando no estás a gusto, se nota. 

Autor

Juan F. Lamata Molina

Apasionado por la historia en general y la de los partidos políticos y los medios de comunicación en particular.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído