El programa muestra unas del copago... ¿que no eran del copago?

‘El Objetivo’ de Ana Pastor ya empieza a enseñar los dientes: «¡Si Rajoy quiere ser como Thatcher y Reagan que lo diga!»

Al economista José Carlos Díez sólo le faltó poner música de S.O.S. y gritar "alerta, están a punto de cargarse las pensiones"

'El Objetivo' de Ana Pastor ya empieza a enseñar los dientes: "¡Si Rajoy quiere ser como Thatcher y Reagan que lo diga!"
Ana Pastor.

Conforme pasa el tiempo el programa ‘El Objetivo’, que se presentaba como la panacea de la objetividad, va evolucionando a un estilo más polémico. Su principal acicate es su presentadora, Ana Pastor, tan brillante como mordedora a la hora de ladrarle al Gobierno de Rajoy.

«¡Vicente Martínez Pujalte se enfrentará a Ana Pastor en una entrevista a tumba abierta!»

Al locutor sólo le faltaba hacer sonar el gong y decir «a la izquierda, con tantos kilos, Ana Pastor, a la derecha, con nosécuanto de peso, Vicente Martínez Pujalte» ¡Hagan sus apuestas! Aunque en esta ocasión no fue para tanto.

Economista de guardia

El principal tema del programa de Ana Pastor eran los presupuestos. Y para ello necesitaban a un economista. El elegido fue José Carlos Díez, que es un poco el economista de guardia de ‘Al Rojo Vivo’,  habitual verlo en ‘Los Desayunos’ cuando lo presentaba Pastor y ahora abonado a ‘El Objetivo’ (cada programa tiene el suyo, el ‘economista de Guardia de Ana Rosa Quintana, Susanna Griso y, ahora también Iñaki López, es Guy de Liébana).

«España no debe tener una deuda pública del 100% porque no la podemos financiar»

 

José Carlos Díez es un economista solvente, progresista y moderado. Díez aseguró que no quería ponerse demagógico y reconoció que ‘la deuda estaba ahí’, entrando un tema que podía inquietar un poco a la presentadora del programa, porque hablar de deuda, era, en la práctica, hablar del Gobierno anterior y de Rodríguez Zapatero, un tema que no debía ser cómodo para Pastor, que quería que la pelota se quedara en el Gobierno actual: «¿Cómo le explicamos que en dos años de este gobierno el volumen de deuda sea prácticamente el mismo?».

Los economistas explicaron el tema de la deuda y que era menor el ingreso que el gasto, pero si los economistas seguían por esa vía la tertulia podía convertirse en la mejor justificación de los recortes. Díez encontró la fórmula perfecta para salir de ese atolladero:

«El error de previsión del Gobierno es un reconocimiento del fracaso estrepitoso de la política fiscal del año pasado».

Inteligente pirueta. Hablar de deuda ponía en la diana a Zapatero y justificaba los recortes, pero si hablaba de la política fiscal, en la diana están Rajoy y Montoro, y con toda la razón, porque nadie niega que la política fiscal española sea desastrosa, siendo algo que compete al Gobierno actual que no puede justificar como es posible que España recaude tan poco fiscalmente en comparación con sus vecinos como Italia.

Seleccion de imágenes tramposas

El programa ‘El Objetivo’ parece querer usar una de las bazas de ‘Al Rojo Vivo’: la videoteca de la vergüenza, sacar imágenes de dirigentes del PP diciendo lo contrario a lo que hacen ahora. Pues mezclaron declaraciones de dirigentes del PP negando que fueran a aplicar el copago en asistencia sanitaria, y lo estaba usando para criticar el uso del copago en medicamentos.

Leña a Reagan y Thatcher

Díez incluyó a los dos ejes del mal, los fallecidos Margaret Thatcher (líder del Partido Conservador británico en los ochenta) y Ronald Reagan (líder conservador y presidente de los Estados Unidos en los ochenta).

‘¡Si esto es una revolución conservadora como hizo Thatcher y Reagan y quiere pasar a un sistema de pensiones privadas, pues que lo expliquen!» ¡Si vamos a un sistema de sanidad privada que lo expliquen! ¡Si quieren una educación privada que lo expliquen!»

«El copago desincentiva el uso excesivo, con el medicamento hospitalario no tiene sentido»

 

A Díez sólo le faltó poner música de S.O.S. y gritar «alerta, están a punto de cargarse las pensiones». Como discurso en la tele no está mal, pero sería más útil que explicara cual es la alternativa en un país quebrado para salvar las pensiones, y no vale que diga ‘recortar’, porque se supone que, ideológicamente, está en contra.

¿Puede tener un final más ‘mitingniano’? Claro que sí. Atentos a como acabó Díez:

¡Si nuestro sistema de educación fuera privado yo hoy no estaría aquí. Yo estudié en una universidad pública, con una beca pública y a precios que mi familia, de renta media baja pudo pagar. Con este modelo al que vamos, yo no podría estar aquí explicando economía! ¡Pero no! ¡Todo detrás del plasma!

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan F. Lamata Molina

Apasionado por la historia en general y la de los partidos políticos y los medios de comunicación en particular.

Lo más leído