El 'president' valenciano ha conseguido aglutinar a los sectores más dispares

Alberto Fabra consigue lo imposible en Valencia con un PP abochornado por su torpeza

La Generalitat decretaba una "espantá" general de los actos del PP de la Comunidad Valenciana

Miles de personas exigen por las calles de Valencia la dimisión de Fabra tras el cierre de RTVV

Por si a algún dirigente del PPCV le quedaba alguna duda sobre el enorme rechazo que ha provocado en la sociedad valenciana la decisión (y cómo se ha producido) de liquidar Canal 9 RTVV, este sábado 30 de noviembre de 2013, el mejor termómetro para comprobarlo ha sido la manifestación inicialmente convocada para protestar contra el cierre de la televisión.

Y como subraya ‘ESD‘, una manifestación que se ha convertido en todo un clamor popular pidiendo la dimisión de Alberto Fabra y la convocatoria de elecciones anticipadas. En Valencia, desde media hora antes del inicio de la manifestación, miles de personas ya abarrotaban las calles y plazas adyacentes al punto de partida.

Una vez más Fabra ha logrado el dudoso honor de aglutinar en la misma manifestación sensibilidades bien distintas mientras el PPCV ha escondido la cabeza en toda la Comunidad en un ejercicio de cobardía absoluta.

Partidos políticos, sindicatos, organizaciones cívicas, empresariales, culturales, sociales y banderas tan antagónicas como independentistas catalanas, regionalistas valencianas, catalanistas… se han unido en un único grito: ¡Fabra dimisión!

Pero en esta ocasión la espiral de indignación ha ido creciendo y en la multitudinaria protesta otras consignas como las de «robo» se han alternados con otros gritos más elocuentes como «Fabra a Picassent, Babalà president».

Babalà es la popular mascota de los espacios infantiles de la televisión valenciana.

Además de la petición de elecciones anticipadas no han faltado las alusiones al golpe de estado, a la trama Gürtel.

Los miles de manifestantes en Valencia (unos 2.000 en Alicante) han transcurrido la marcha de manera pacífica soportando un ambiente gélido.

En el capítulo de declaraciones, muchas, durante la manifestación cabe destacar la del presidente del comité de empresa, Vicent Mifsud, que ha explicado que «lo que se perpetró ayer fue una auténtica barbaridad y la reacción del pueblo así lo está demostrando».

«Fue un ataque a toda la sociedad, que quiere tener una radio y una televisión en su propia lengua».

Por su parte, el líder del PSPV, Ximo Puig ha lamentado el «ridículo espantoso» que del Consell con el apagón de RTVV y Soraya Rodríguez ha calificado el cierre de «ilegal» y ha pedido a Mariano Rajoy que actúe para revertir esta decisión.

El portavoz de Compromís en Les Corts, Enric Morera, ha estado retador:

«Hoy es el día uno de la nueva RTVV pública, en valenciano y de calidad, lo que no ha hecho el PP y, por tanto, un día de esperanza y de saber que los valencianos nos reharemos como pueblo y reconstruiremos la decencia y la autonomía».

Por su parte, E¡el portavoz de EUPV, Ignacio Blanco, ha criticado la actuación «chapucera y autoritaria» del Consell, ha lamentado la pérdida de «una herramienta fundamental de nuestra autonomía».

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído