Alfonso Rojo: "Qué millones de moscas coman mierda, no convirte la mierda en producto recomendable"

El debate nuestro de cada noche de sábado: Asesinos, diputados, parados y mangantes

Paco Marhuenda: "El diputado del PP que vote contra la 'ley del aborto' es un caradura"

Paco Sobera: "Me cae bien Urdangarin, cuando ha aparecido en televisión, le veo arrepentido; hay un hombre detrás"

El debate nuestro de cada noche de sábado ha estado bastante caliente este 4 de enero de 2014.

Ahora, que Telecinco no yiene ya ni ‘norias’ ni ‘grandes debates’ y se deja lleva por sus atávicas inclinaciones y opta por el siempre rentable ‘mamoneo‘, es La Sexta Noche‘ el espacio que reina en esa franja televisiva, en la que a los que no salen de casa y no se sienten atraidos por el cine de Antena 3 o el cachondeo de la cadena de Vasile, sólo les queda la bronca sociopolítica en la antigua cadena de Jaume Roures.

Como recoge muy bien la coruñesa Margarita Lázaro en ‘The Huffington Post’, el primer programa de 2014 llegó cargado de polémica y también de invitados que no se mordieron la lengua.

El Padre Ángel habló de la reforma del aborto de Ruíz-Gallardón, Carlos Sobera afirmó que se prohibe más ahora que en tiempos de Franco y los tertulianos habituales -Paco Marhuenda, Antonio Miguel Carmona, Elisa Beni, Antonio Martín Beumont, Alfonso Rojo, Fernando Garea, Pablo Iglesias, Carmeno Encinas, Eduardo Inda, Javier Aroca, Marta Rivera de la Cruz y algún otro- se sacudieron de lo lindo, como manda el guión.

Carlos Sobera, el conductor de ‘Atrapa un millón’, que fue el primer invitado de la noche y el primer invitado del año confesó, dolido, que hoy día va mucha gente a los concursos que lo están pasando mal.

Nada nuevo y basta ver películas como ‘Historias de la Radio, que tiene ya más de medio siglo, para comprobar que el concursante siempre ha sido más o menos así.

Explicó Sobera que en sus 15 años de experiencia televisiva ha comprobado cómo el perfil ha ido variando y cada vez concursa más gente en paro, con hipotecas o «padres para pagar los estudios de sus hijos».

Exprofesor de derecho, Sobera definió como un fracaso las reformas en la Ley de Educación:

«Me preocupa que un partido político, sea PP o PSOE, pueda aplicar una ley de educación sin consenso porque el futuro que le espera a esa ley es la derogación».

Tampoco los cambios en la ley de Seguridad Ciudadana recibieron el apoyo de Sobera:

«Tengo la sensación de que los gobiernos de España son demasiado paternalistas o prohibicionistas. Tengo la sensación de que ahora se prohíben más cosas que con Franco«.

Habló sobre Iñaki Urdangarin y mostró una opinión bastante particular sobre el marido de la infanta Crisina:

«Urdangarin ha hecho cosas que están mal, pero creo que en el fondo es un buen tío. Lo hemos convertido en el punching ball nacional. Me cae bien, porque lo veo arrepentido».

EL AQUELARRE DE LOS ASESINOS ETARRAS

Concluida la entrevista, empezó el verdadero ‘rock duro’ sabatino, con una discusión sobre el aquelarre montado por los terroristas etarras excarcelados gracias a la derogación de la Doctrina Parot, en el Matadero de Durango y permitido por el juez Pedraz.

¿Se tenía que haber prohibido la reunión en la que los 70 expresos de ETA que no dan señales de perdón ni arrepentimiento?

«A priori prohibir este acto no era posible y el juez Pedraz ha hecho todo lo que podía hacer», aseguró el siempre formalista Fernando Garea, periodista de ‘El País’:

«El acto me repugna pero lo que digo que el derecho penal no puede actuar de forma preventiva».

Curiosamente, una idea parecida fue la que defendió el director de ‘La Razón’, Francisco Marhuenda, tras advertir al público de que lo que iba a decir no le haría popular:

«El juez Pedraz actuó como tenía que actuar. En este caso concreto no veo qué elementos concretos se podían prohibir».

Sobre ese punto y sin pestañear, discrepó frontalmente Eduardo Inda, director adjunto de ‘El Mundo’, quien definió la convocatoria como una vergüenza:

«No me imagino a asesinos de Al Qaeda dando una rueda de prensa en Brooklyn o a los grandes dirigentes del IRA montando algo así en Londres».

El profesor progre Pablo Iglesias intervino entonces para puntualizar al ‘mal informado‘ Inda que el ex líder del Ejército Republicano Irlandés (IRA) Martin McGuinness se dieron un apretón de manos durante una visita de la monarca a Belfast y a renglón seguido lanzó una soflama recalcando que todos los gobiernos españoles se habían sentado con los terroristas etarras en alguna ocasión y que la historia está llena de ejemplos similares.

 Alfonso Rojo comenzó recitando algo que se decía en sus tiempos universitarios:

«Que muchos millones de moscas coman mierda, no convierte a la mierda en un producto aconsejable, recomendable o bueno».

NOTA.- En el minuto 9:18 del vídeo que va debajo, está exactamente la frase con la que Alfonso Rojo, director de Periodista Digital, replicó al profesor Pablo Iglesias, después de que este justificara el permiso a actos como de los asesinos etarras en Durango, recordando que todos los gobiernos españoles han ‘negociado‘ con los terroristas y que eso es una extendida práctica internacional.

Recalcó a Pablo Iglesias y de paso a Fernando Garea, que se pueden poner todos los ejemplos que se quiera sobre aproximaciones a ETA, pero que el aquelarre etarra en Durango fue vomitivo y que el juez Pedraz podía perfectamente haberlo prohibido sin vulnerar un ápice la ley.

«Este es un país donde en 1996, la librería Europa fue intervenida por orden del Fiscal Jefe de Cataluña, por considerar que era un centro de apología nazi y si cosas así s epueden hacer legalmente, no veo razón alguna por la que no se pueda prohibir el festival de los asesinos«.

Fernando Garea echó mano de su iPad para alegar que la opinión de los expertos no era esa y citó a alguno que en su opinión, sabe mucho más de Derecho que Alfonso Rojo.

El director de Periodista Digital, antes de concluir, hizo pública su admiración por el periodista de Intereconomía Cake Minuesa, quien esa tarde se encaró con los terroristas y asesinos reunidos en Durango, en la rueda de prensa posterior al aquelarre:

«Yo no me habría atrevido a hacer las preguntas de Cake Minuesa en ese acto. Hay que ser muy valiente».

EL PADRE ÁNGEL Y LA REFORMA DEL ABORTO

Después y por tercera semana consecutiva se debatió sobre la división que la reforma de Ruiz-Gallardón está originando en las filas del partido popular.

Empezaron con el padre Ángel, quien en lugar de apoyar la nueva norma y tras manifestar la necesidad de respaldar siempre la vida, matizó:

«Creo que en el tema del aborto uno tiene que estar cerca de las mujeres, de las madre».

«En vez de estar tan preocupados del aborto deberíamos estar preocupados de orientar sexualmente a los chicos y chicas que no están preparados; me disgustan los debates políticos e ideológicos que se originan en torno a este asunto».

El fundador de la Asociación Mensajeros de la Paz dejó patente su perfil aperturista durante toda la entrevista que le hizo con Iñaki López.

No condenó el matrimonio gay («si uno puede bendecir un coche o una casa, cómo no bendecir a dos personas que se quieren. Es de sentido común que los respetemos y que no los condenemos») e incluso dejó abierta una puerta a la adopción homosexual («hay que creer en ellos y no creer que van a ser peores padres que nosotros»).

Además pidió el fin de las concertinas y mostró su admiración por Francisco:

«Este Papa ilusiona, espero que en la política salga alguien como él».

Y ahí, retonaron en bloque al plató los tertulianos y el presentador les preguntó si la Ley del Aborto era la ocasión de romper con la disciplina de partido y optar por una votación secreta.

Marhuenda no se puso de perfil:

«Los diputados tienen que votar en la disciplina de voto que han aceptado. No se puede vivir del chollo de que te pongan a dedo y luego votar lo contrario».

Nada que ver con la opinión de Pablo Iglesias, quien a falta de otros argumentos, soltó lo de siempre y afirmó que la capacidad de engullir hipocresia también tiene límites:

«Todos sabemos que hay hijas de diputados del PP que interrumpirán su embarazo si quieren».

¿ESPERANZA ECONÓMICA?

Después se fueron al paro, a las cifras que da el Gobierno Rajoy y al posible cambio en ciernes, tras una corta entrevista con el economista Josep María Gay de Liébana, quien se mostró bastante optimista al respecto:

«Creo que en verano de 2014 las cosas pueden cambiar y creo que después del verano se puede empezar a ver la luz».

«Los datos de la EPA nos situarán cerca de los seis millones de parados y aún es pronto para lanzar cohetes; el enfermo debería seguir en la UCI durante el 2014 porque hay muchas variables que estabilizar».

En ese asunto, los tertulianos se dividieron como siempre, auqnue hubo fisuras en los ‘bloques‘: Inda se apuntó a la tesis de que todo está fatal y nada ha mejorado.

Más o menso lo que dijo Eleuterio Sánchez, más conocido como El Lute, que sacudió al Gobierno, dijo que siempre ha sido socialista y habló hasta del aborto:

«Me conformaría con que el paro no siguiera creciendo y que el siguiente paso fuera subir, aunque me temo que aún tardará».

«Ahora que tenemos seis millones de parados, ¿cuántos años tienen que pasar para absorber todos esos parados? Echemos cuentas. De verdad es terrible».

«¿A qué venía ahora a sacar la ley del aborto?. No creo que sea Gallardón ni los jueves quienes deban opinar sobre el tema: Debían haber consultado con las mujeres, que son las importantes y las que les afecta».

El broche, el previo porque lo intercalaron antes del último debate sobre las palabras del jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno, calificando de martirio‘ la prolongación de la instrucción judicial en el caso de la Infanta y Urdangarín, fue una entrevista con Josep Pedrerol, el ex conductor de ‘Punto Pelota’, que este 6 de enero lanza al aire su nuevo programa en Nitro TV: ‘El Chiringuito de Jugones’.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído