El Tribunal de Cuentas denuncia pagos irregulares

La RTVE de ZP indemnizó con 141.600 € a 20 directivos a los que les tocaban 20.000 €

Destaca que el director de ventas se llevó 5.455 euros más correspondientes a 21 días de salario porque se saltaron el preaviso de un mes

La RTVE de ZP indemnizó con 141.600 € a 20 directivos a los que les tocaban 20.000 €
Televisión, televisor, información, noticias y propaganda. FK

RTVE le pagó 160.000 euros, el equivalente a una anualidad, aunque le debería haber pagado una indemnización de 61.667 euros

Una cúpula directiva sobredimensionada, pagos irregulares, falta de control sobre las productoras externas, contratos opacos, indemnizaciones infladas, hoteles de lujo… El Tribunal de Cuentas ha plasmado en un informe de 109 páginas los desmanes y la «falta de control» protagonizados por RTVE en 2010 y 2011.

Como explica Africa Semprún en ‘El Economista’, fueron unos años en los que la crisis y la austeridad no llegó a calar en el consejo de administración presidido por Alberto Oliart, pese a que la Corporación cerró ambos ejercicios en números rojos, según el balance de RTVE publicado por el organismo fiscalizador.

Entre las irregularidades denunciadas destaca la generosidad de RTVE, que se llevaba del Estado una subvención de más de 1.120 millones, a la hora de calcular el pago de las indemnizaciones y el alza de los salarios de los directivos (del 10 por ciento frente al 2,6 por ciento pactado).

En cuanto a las compensaciones por ceses, según publica el Tribunal de Cuentas, la Corporación pagó 841.000 euros en 2010 en concepto de indemnizaciones por el cese de 20 directivos y otros 261.000 por la salida de seis más en 2011 cuando, según la legislación vigente, tendría que haber pagado mucho menos de la mitad. Así, en sólo dos años abonó 1,12 millones por la salida de 26 directivos contratados.

Pagos inflados

Por un lado, hace cuatro años entró en vigor la ley que eliminaba la publicidad comercial en RTVE por lo que desapareció la Dirección Comercial. El cierre de ese departamento supuso la salida de diez directivos con indemnizaciones de más de 478.000 euros.

La Corporación trató esos despidos como improcedentes cuando, según el organismo que preside Ramón Álvarez de Miranda García, respondían a la «amortización del cargo directivo», por lo que sería un despido objetivo y tendrían que haber pagado 20 días por año trabajado en vez de 45 días.

Así, el Tribunal de Cuentas denuncia que en el caso del contrato de alta dirección, la indemnización calculada tendría que haber ascendido a 20.000 euros, en lugar de los 141.600 euros que abonó RTVE (120.000 euros por la anualidad más 21.600 por la variable contractual).

En cuanto a los demás directivos del área comercial, el organismo asegura que cobraron 31.961 euros en vez de los 13.882 euros correspondientes.

Destaca que el director de ventas se llevó 5.455 euros más correspondientes a 21 días de salario porque se saltaron el preaviso de un mes.

En este punto, el Tribunal explica que la Corporación reinterpretó a su manera la cláusula de preaviso de un mes ya que sólo se activaba en caso de que el directivo se quisiera ir y no en caso de despido, cuando sería de 15 días.

A su vez, critica la falta de previsión por parte de RTVE a la hora de liquidar la división comercial porque «la eliminación de la publicidad se conocía desde la entrada en vigor de la ley».

Los otros díez directivos que abandonaron RTVE en 2010 lo hicieron de mutuo acuerdo con la Corporación. En este caso, el Tribunal denuncia una irregularidad en la compensación pagada al administrador único de SMTVE.

RTVE le pagó 160.000 euros, el equivalente a una anualidad, aunque le debería haber pagado una indemnización de 61.667 euros, puesto que su renuncia fue voluntaria.

Ese año también se fue el director de Asuntos de presidencia, entre otros, con un pago extra e indebido de 21.600 euros.

Las indemnizaciones a precio de oro se repitieron en 2011, cuando se produjo el cese de seis directivos contratados. Uno de ellos fue despedido por «razones de contención de gastos y reestructuración orgánica».

La Corporación le pagó «indebidamente» 143.243 euros cuando el Tribunal de Cuentas calcula que le tendría que haber abonado 13.263 euros.

Pero la falta de justificación en los pagos no se limitan a las indemnizaciones. RTVE pagó al comentarista de las motos 26.058 euros para sufragar los gastos de los hoteles de gran lujo en los grandes premios, cuando estaban pactados hoteles de tres estrellas.

También sobrepasó el límite para la compra de derechos deportivos y no se pedía justificación por el pago a las productoras.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído