Santiago Andrade estaba cubriendo las protestas en Río de Janeiro

El terrible vídeo del cámara de TV que ha muerto tras ser alcanzado por un explosivo

Las autoridades ya han detenido a un manifestante sospechoso de haber lanzado el artefacto pirotécnico

El infortunado estuvo ingresado varios días con muerte cerebral

El cámara de televisión herido este jueves 6 de febrero de 2014 durante las protestas contra la suba del boleto en el transporte público en Río de Janeiro murió este lunes 10 de febrero tras pasar varios días en coma.

Santiago Andrade estaba cubriendo las protestas para el canal de televisión ‘Band‘ cuando fue alcanzado por un artefacto explosivo lanzado por manifestantes, según indicó la Policía.

Tras ser herido en la cabeza, el camarógrafo fue trasladado al Hospital Souza Aguiar, donde falleció tras estar ingresado durante varios días en estado grave.

UN DETENIDO

Las autoridades detuvieron el domingo a un manifestante sospechoso de haber lanzado el artefacto pirotécnico contra Andrade. El joven, identificado como Fábio Raposo Barbosa, de 22 años, fue señalado por la Policía Civil como coautor de los delitos de explosión y tentativa de homicidio calificado contra el camarógrafo.

Raposo admitió el sábado a la cadena de televisión Globo que él sujetaba el artefacto, como se pudo comprobar en imágenes captadas por la televisión, pero aseguró que no fue él quien lo lanzó, sino otra persona.

El director del departamento general de la Policía Civil de Río de Janeiro, José Pedro Costa, argumentó que cuando Raposo entregó el artefacto sabía que iba a ser lanzado y «por eso está siendo tratado como coautor»

PROTESTAS

Las protestas por el precio del transporte público volvieron a estallar en Brasil en la noche del jueves, cuando cerca de 2000 personas que manifestaban contra la suba de los boletos de colectivo se enfrentaron a la Policía en la estación de trenes de Río de Janeiro.

Mientras las autoridades locales aprobaron un aumento de 10 centavos en las tarifas del colectivo, y la FIFA presiona por la demora en las obras para el Mundial, los ciudadanos reeditaron las protestas que habían estallado en 2013: no toleran el excesivo gasto en la competencia deportiva y que sea costeado con ajuste fiscal y suba de boletos.

En los incidentes, que preocupan al gobierno por la cercanía con la realización del Mundial, había sido herido Andrade, que finalmente falleció.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído