LA DIPUTACIÓN ALICANTINA ALEGÓ QUE SU RESPIRADOR HACÍA RUIDO

Prohíben la entrada a un auditorio a un joven con una enfermedad degenerativa

Prohíben la entrada a un auditorio a un joven con una enfermedad degenerativa

A Alfredo le negaron la entrada a una ópera en el Auditorio de Alicante por su estado. Alfredo sufre una enfermedad degenerativa que le mantiene postrado en una cama. Había sido invitado por el propio compositor pero la Diputación decidió no permitirles la entrada porque «su respirador hace ruido». José María Sánchez, el padre de Alfredo, explica en Al Rojo Vivo la situación en la que vive su familia.

Según explica el periodista Pedro Simón, desde la Diputación esgrimen dos argumentos para no permitir la entrada de Alfredo en el auditorio. Por un lado un respirador «demasiado ruidoso» y por otro lado que Alfredo no es un «discapacitado al uso» y que una cama en un auditorio no «pegaba».

«¿Cómo sabían lo que suena el respirador de mi hijo? ¿Tienen algún parte médico? ¿Conocen a mi hijo? No han venido a darle la mano, a preguntarle cómo está», se pregunta el padre de Alfredo. Y añade: «Mi hijo pega en todos los sitios».

«No nos dieron explicaciones hasta el último instante. Fue como un jarro de agua fría», dice. «Dos horas antes recibimos una llamada que nos dijo que no se nos ocurriera ir porque íbamos a tener un disgusto muy grande. No nos iban a dejar entrar», añade.

«Para Alfredo ir a cualquier sitio es mil veces más complicado que para una persona normal. Él está muy limitado. Y cuando podemos ir a algún sitio le mantiene una ilusión toda la semana. Es una ilusión que no se puede explicar con palabras».

Cuando tuvo que contarle a Alfredo que no podían ir al concierto a pesar de la invitación del compositor «fue muy duro». «Le dije muy poco, sólo que no podíamos ir y mi hijo cayó al suelo…derrotado. No literalmente porque él no se puede mover pero se vino abajo. No pensé en no decírselo porque él es plenamente consciente de todo. No le podemos engañar nunca ni en lo más mínimo porque él es el que decide todos los pasos que da. Fue muy duro que le dijeran de esta manera que no puede ir a donde quiera».

El padre de Alfredo: «¿Cómo saben si suena el respirador de mi hijo? Ni se han molestado en saludarle»

La familia de Alfredo ya ha interpuesto una denuncia ante la Guardia Civil por discriminación. «Al principio el agente se quedó sorprendido pero luego bien. Y si tiene que ir a algún sitio o no, eso ya es cosa de la ley. Tal vez no hayan infringido una ley normal pero sí una ley divina».

«Nosotros con nuestros ingresos no podemos cubrir las necesitades que tenemos. Hablo de nosotros porque somos una familia», defiende José María. Y la ayuda a la dependencia no les ‘ayuda’. José María revela que les han «recortado la ayuda hasta en tres ocasiones. Una vez nos avisaron y en dos veces siguientes ni siquiera hubo aviso». «Ahora no cobramos la ayuda desde enero», sentencia.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído