'La Marimorena' (13TV) se adentra en las prácticas de Podemos en la Universidad

Cuesta: «Viendo como está de instruida la Complutense es para salir corriendo»

Alfredo Perdiguero: "Este señor de la coleta dijo que en España se consiguen cosas con la violencia y la Fiscalía no hizo nada"

El programa ‘La Marimorena’, de 13TV, dedicó el 8 de junio de 2014 varios minutos a analizar y denunciar las prácticas nada democráticas de Podemos y sus acólitos en la Universidad Complutense, desde los recibimientos con toda pompa y boato a políticos bolivarianos como Hugo Chávez o Evo Morales o el boicot que le organizaron a la líder de UPyD, Rosa Díez o las pintadas que aparecen donde se corean ‘vivas’ a ETA o se prohíben las manifestaciones a favor de la Constitución española.

Jaime González: La Universidad Complutense es un gueto de la ultraizquierda, hasta el punto de que yo conozco a muchos jóvenes españoles que no se meten ahí por dos cosas: porque tienen miedo y porque no van a recibir educación por parte de esa gente que no está educándome, sino adoctrinándome en lo peor. Como sigamos mirando a las musarañas, pasarán de la Complutense a otras universidades.

Luis Balcarce: La Universidad Complutense, Somosaguas, parece hoy Chiapas, un campamento de sendero luminoso. Es el germen de Podemos en el año 2008, ellos forman la Promotora de poder crítico.

Isabel San Sebastián: En la Universidad Complutense hay gente que intenta dar clases, no adoctrinar, sino dar clases, hay gente que intenta estudiar, hacer su trabajo. Estos abusos flagrantes que ocurren al amparo de la autonomía universitaria, si esto ocurriera al contrario, es decir, que si hubiera un grupo de ultraderecha que se hubiera aposentado en una universidad pública española y estuvieran haciendo esto mismo que están haciendo estos sujetos, pero desde el nazismo, difundiendo ideas nazis, de ultrafascismo, todos los partidos políticos de este país habrían tomado cartas en el asunto, la autonomía universitaria habría tomado cartas en el asunto, el Gobierno de la nación habría tomado cartas en el asunto, el Parlamento se habría pronunciado al respecto.

Pero como aquí es la ultraizquierda y sigue teniendo el marchamo ese de democrática pues da lo mismo que increpen, que insulten, que se apoderen de la Universidad, que impidan la libertad de cátedra de los profesores que intentan hacer libertad de cátedra y no adoctrinamiento. Esto es una vergüenza también por dejación de quien tiene que garantizar las libertades democráticas en este país y no las garantiza.

Luis Balcarce: ¿Recordáis el acto de profanación de la capilla del campus de Somosaguas en marzo de 2011? Pues también estuvo ahí Contrapoder, la asociación que ellos llaman como los militantes monjes. Ellos han hecho de Somosaguas, de la Complutense, un partido único.

Isabel San Sebastián: ¿Pero tú te imaginas eso de un movimiento nazi, de la extrema derecha?

Luis Balcarce: La república que igual ellos tienen en mente es como esos grafittis que pintaron en la capilla de Somosaguas, con mensajes como ‘Arderéis como en el 36′. Luego 100 o 200 simpatizantes que hacen lo que les ordena Contrapoder.

Isabel San Sebastián: Lo hacen porque se les permite.

Carlos Cuesta: A mí me consta que no es la única Universidad en la que suceden este tipo de cosas a mayor escala, pero hemos tenido quejas de que pasan cosas en otras universidades del País Vasco, de Cataluña, también en Andalucía. Estamos directamente ante factorías de votantes antisistemas y además con nuestro dinero público. Leía los presupuestos de la Complutense y todavía tenían la caradura de quejarse de que la Comunidad de Madrid no les había dado facilidades para no sé qué tipo de de plan de saneamiento. ¿Pero cómo vas a dar facilidades cuando sabes que lo que se está creando ahí es un nido de inoculación de un plan antisistema y violento?

Alfredo Perdiguero: Este señor de la coleta parte del punto de que la Fiscalía tampoco hizo nada contra él cuando puso como ejemplo para conseguir algo en España todos los actos violentos en El Gamonal, que se había demostrado que la violencia en la calle conseguía cosas y por tanto era el punto de inflexión para toda España. No sólo es incitar a la violencia, sino también promoverla por parte de un señor que ahora quiere ser cargo político. Si la Fiscalía hubiese hecho entonces, como otras veces, lo que debería haber hecho, y obrado de oficio contra aquel que promueve la violencia, habría sido otra cosa. Y luego lo que dice Isabel, que hay medios de comunicación que cuando se produce un hecho puntual como fue el ataque a Blanquerna lo sacan toda la semana cuando fueron cuatro tontos a las tres y se les detuvo al día siguiente y de repente, cuando pasan cosas como en la Francisco de Vitoria, que sale gente descalabrada, agredida con extintores y el aula destrozada resulta que sólo se pone de soslayo.

Isabel San Sebastián: Todos los grupos parlamentarios, cuando se produjo el asalto a la librería Blanquerna, se pronunciaron en el Congreso de los Diputados. Aquí en cambio, con esto, nadie dice absolutamente nada, se tolera, se anima.

María Antonia Trujillo: Las universidades en todo el mundo, tradicionalmente, han sido protagonistas en todas las transformaciones sociales que se han producido en todo el mundo. La universidad española tuvo un papel importante en la Transición. En la universidad está la masa crítica, la masa instruida.

Carlos Cuesta: ¿Crítica e instruida? Pues el día que conozcamos a la no instruida es para salir corriendo. Quítale los calificativos y di la masa.

María Antonia Trujillo: Concretamente en las universidades hay determinados centros como las facultades de Letras y aquí, concretamente, políticas. Yo he ido a la Complutense, y además recientemente, y allí hay centros y centros. Eso no significa que haya que justificar la violencia , pero tampoco se tiene que convertir en una forma para criminalizar a determinadas personas para hacer acusaciones generalizadas.

Carlos Cuesta: ¿A ti te parecen acusaciones generalizadas? Te aseguro que en mi universidad no.pasan esas cosas. Una cosa es que la práctica que se está llevando a cabo en estos momentos pide que se pase por el permiso del rector y otra cosa es que ante la evidencia de un delito que se está cometiendo y si tu ves que le están pegando a no sé quién se puede entrar diga lo que diga el rector. Otra cosa es que como vivimos en la situación en la que vivimos da miedo entrar en la universidad.

Asís Timmermans: Parece mentira que se esté utilizando por parte de una profesora de Derecho que la policía no puede entrar ni en su casa si no se está cometiendo un delito flagrante. Tú con lo que estás simpatizando es con un lugar donde se está impidiendo violentamente es cualquier manifestación que no tenga que ver con Podemos. El cartel de Viva la Constitución está prohibido en la facultad de Políticas, eso es una vergüenza.

Isabel San Sebastián: En mis años en la Complutense nunca vi interrumpir una asamblea como vi que hicieron con Rosa Díez ni había pintadas de Gora ETA

Alfredo Perdiguero: Los alumnos de la Francisco de Vitoria llamaron por teléfono a la Policía y no se nos autorizó a entrar. Teníamos obligación de perseguir el delito y por una normativa antidiluviana no se nos dejó entrar. Y en la huelga general, cuando secuestraron a los bedeles , no nos autorizó el rector, sino el vicerrector.

Luis Balcarce: Eso no puede ser un nicho para promover la violencia. Eso no puede estar en ninguna cátedra de Ciencias Políticas.

Debate y participa con tu voto y tus argumentos:

Te puede interesar

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído