El espacio 'Daybreak' de la cadena de televisión británica ITV realizó un reportaje al respecto

[Vídeo] La pasmosa facilidad con la que un niño se va con un extraño pone los pelos de punta

Los motivos esgrimidos por los niños para acompañar al desconocido incluían que "necesitaba ayuda porque había perdido su perro", y no querer "parecer maleducados"

Los padres reconocen que no les habían advertido sobre cómo reaccionar si una persona de aspecto aparentemente amable les pedía que se fueran con ella

El espacio ‘Daybreak’ de la cadena de televisión británica ITV, realizó un reportaje en el que mostraba la facilidad con la que un extraño podía convencer a un niño de que se fuera con él. En el experimento participaron nueve chicos y chicas de entre cinco y 11 años de edad, de los que siete fueron víctima del engaño, según informa el diario ‘Mail online’.

Para realizar el documental, que se realizó el año pasado se pidió su colaboración a un grupo de padres y madres que acudían habitualmente a un parque londinense con sus hijos. El experimento tenía por objetivo ver cómo reaccionarían los niños si un desconocido les proponía que le ayudasen a buscar su perro perdido o a su hija con la que estaba jugando al escondite.

Los progenitores debían hacer ver que estaban entretenidos, hablando por teléfono o charlando con alguien. El guarda de seguridad que se hizo pasar por ese extraño logró que siete de los 9 niños y niñas que participaban en el reportaje se fueran con él durante el supuesto descuido de sus padres o madres. Tan sólo un niño y una niña, ambos de ocho años de edad, rechazaron hacerlo. El supuesto desconocido tan solo precisó entre 33 segundos y tres minutos para lograr su objetivo.

ALARMA

Los padres y madres que tomaron parte en el programa se mostraron muy alarmados ante los resultados, que algunos atribuyeron a que quizás se habían concentrado en alertar a sus hijos sobre los riesgos de Internet y habrían descuidado advertirles sobre los que ocurren en la vida real, a pesar de que creían haberlo hecho eficazmente.

Muchos les habían dicho a sus pequeños en repetidas ocasiones que no se fueran con extraños y les habían contado los casos de niños británicos desaparecidos como Madeleine Mc Cann o April Jones. Algunos de los progenitores que colaboraron en el reportaje reconocían que habían enseñado a sus hijos «qué hacer en caso de que un extraño intentara secuestrarlos», pero que no les habían advertido sobre cómo reaccionar si una persona de aspecto aparentemente amable les pedía que se fueran con ella.

Entre los motivos esgrimidos por los niños para acompañar al desconocido del reportaje se incluían que «necesitaba ayuda porque había perdido su perro» y no querer «parecer maleducados». El programa televisivo realizó otro experimento con el fin de determinar en qué casos los niños consideran que una persona a la que no conocen puede ser peligrosa. Para ello mostraron a un grupo de chicos

y chicas de cinco a 11 años una serie de fotos. Para la mayoría de ellos, un joven con aspecto de cantante de grupo musical que aparecía en una de ellas, no podía ser una persona que pudiera hacerles daño porque era «un adolescente, no un extraño», explicaban los pequeños.

RECOMENDACIONES

Ante esos resultados, la organización británica sin ánimo de lucro Kidscape, especializada en la lucha contra el abuso sexual infantil y el acoso escolar, ofrece en su web una serie de recomendaciones a los padres que aunque puedan parecer obvias son de gran utilidad, subrayan.

Entre ellas que recuerden con frecuencia a sus hijos que no hablen,acepten dulces o regalos y, mucho menos, se suban a un coche con alguien que no conozcan, aunque ya se lo hayan enseñado con anterioridad. Según esa entidad, una forma útil de mostrar a los pequeños cómo reaccionar ante esos riesgos es mediante juegos en los que tengan que contestar qué harían si un desconocido les planteara alguna de las cosas anteriores.

Asimismo, dichos expertos subrayan que muchos niños piensan que solo puede hacerles daño alguien con un aspecto siniestro, semejante al ‘malo’ de los dibujos o los cuentos, por eso conviene enseñarles que una persona puede ser peligrosa, incluso aunque sea amable y educada, o parezca necesitar ayuda.

También recomiendan a los progenitores que les digan a sus hijos que sólo le pedirán a un padre de un compañero o profesor que los niños conozcan que se haga cargo de ellos si un día se retrasan para recogerles a la salida del colegio.

En el caso de niños de más edad, que ya tienen más autonomía y pasan más tiempo solos, la organización británica aconseja que siempre lleven consigo el número de teléfono de casa, del trabajo y del móvil de sus padres para que puedan contactar con ellos en todo momento.

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído