MENUDO PLANTÓN

El rapapolvo de Julio Anguita a un Cintora abochornado trae cola

Las tertulias necesitan a los políticos y los políticos a las tertulias, pero la relación no siempre es fácil. Que se lo pregunten a Sandra Barneda o a Susanna Griso

El rapapolvo de Julio Anguita a un Cintora abochornado trae cola
Jesús Cintora y Julio Anguita

Una de las claves del éxito de Las mañanas de Cuatro es la agilidad de la que ha dotado Jesús Cintora al formato, en el que se entrelazan vídeos, conexiones, pequeñas entrevistas, llamadas telefónicas, etc.

Esto le hace al soriano condensar en menos de dos horas una multitud de temas, algunos con una brevedad llamativa, según mande la actualidad. Y es lo que le ocurrió el viernes, cuando no le quedó más remedio que dejar sin tiempo a Diego Cañamero, que llevaba casi una hora esperando meter la cuchara en el programa, con la intención de promocionar las Marchas por la Dignidad.

El número dos de Juan Manuel Sánchez Gordillo se quedó con menos de un minuto para hacerlo y con una cara que evidenciaba cierto enfado. Y eso mismo le ocurrió este martes a Julio Anguita, que esperó a entrar en directo para cantarle las cuarenta a Cintora: «Esta no es la hora que habíamos pactado. Adiós». Cintora lo achacó a «cosas del directo», pero Twitter ardió rápidamente con el plantón. El ex coordinador general de Izquierda Unida se negó a contestar siquiera «dos preguntas».

No es la primera vez que los políticos, que en los últimos tiempos se sienten mercancía de estas tertulias, se niegan a acudir a los platós o a acceder a conexiones. En Un tiempo nuevo han aguantado hasta por dos veces que Pablo Iglesias les cancele a última hora dos entrevistas, la primera sustituida por una a Albert Rivera la noche anterior al 9-N, y la segunda por una al pequeño Nicolás, precedida por una dura nota de prensa del departamento de comunicación contra el líder de Podemos.

En el campo de las tertulias el que no llora no mama. Y si no que se lo digan a Iglesias, que después de denunciar una y mil veces el cerco informativo al que le somete TVE acudirá este viernes a La Noche en 24 horas. Eso sí, tras volver a plantar a un programa, en este caso Los desayunos del pasado viernes.

O a Susanna Griso, que tuvo que denunciar en directo que Alberto Garzón, colaborador de El programa de Ana Rosa, se negaba a acudir a su plató: «Tenemos un problema con determinadas personas de IU y me estoy refiriendo a Alberto Garzón. Cuando le queremos entrevistar nos dicen que tiene compromisos adquiridos con otra cadena y que lo siente mucho, pero que no puede venir. No entiendo cómo alguien que aspira a ser coordinador federal de IU tiene compromisos adquiridos con una cadena. Con Cayo Lara no nos ha pasado jamás».

Y tal y como decimos el que no llora no mama, porque Griso al fin tuvo el lunes la esperada entrevista al diputado de Izquierda Unida.

EL SEMANAL DIGITAL

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído