Jordi Évole y su tremenda entrevista el etarra ‘arrepentido’ levantan ampollas en las redes sociales: «Podridos por dentro»

El 10 de mayo de 2015, el especial ‘ETA desde dentro’ de ‘Salvados’ (laSexta) removió todo tipo de sensibilidades. Jordi Évole entrevistó a Iñaki Rekarte, ex jefe de un ‘comando’ de la banda terrorista y responsable de la colocación de un coche bomba en Santander en 1992 que acabó con la vida de tres personas. Tras pasar más de 20 años en la cárcel, Rekarte dice estar arrepentido y ha concedido su primera entrevista para una generalista, causando una gran conmoción en las redes sociales. Sólo podemos decir que fue un documento impactante y que el papel de Jordi Évole no fue fácil.

La violencia de ETA no ha servido para nada, solo para llenar de mierda a tres generaciones

Confesó Iñaki Rekarte en el ‘Salvados’ emitido el 10 de mayo de 2015. El ex miembro de ETA confesó, además por qué entró a formar parte de la banda terrorista y cómo era su funcionamiento interno:

Entré dejándome arrastrar, porque eres un héroe para el entorno.

Todos queríamos matar. Elegimos a cara o cruz a quién matar cada uno.

No sabes a quién has matado hasta muchos años después, si lo buscas.

Te llenas de odio, buscas gasolina en el odio, es un alimento muy fuerte que te da fuerza para andar. Estás podrido por dentro. Te iba a decir que odiabas a España, pero qué cojones, no tenías ni idea de ese país. Odiabas todo lo que no es como tú, la Guardia Civil… el enemigo del victimismo ficticio.

«SIENTES FELICIDAD CUANDO HAS COMETIDO UN ATENTADO»

Rekarte también explicó cómo fue el 19 de febrero de 1992, cuando colocó un coche-bomba en Santander que mató a 3 personas y dejó a 19 heridos.

Cuando llegó el furgón (de Policía), saqué la mano, levanté el mando y apreté. Era la primera vez en mi vida que hacía esto y que veía una explosión así, me podía haber muerto hasta yo. En aquel momento pienso que el atentado ha sido un fracaso (por ser los muertos civiles y no policiales) y no te paras a pensar quién ha muerto.

Ni pensabas que habías matado a personas. ¿Qué te crees, que después de matar a gente no se brindaba con champán? Lo que sientes es felicidad cuando has cometido un atentado y te ha salido bien, es la frialdad de esto, es el objetivo que tienes en la guerra, eliminar al otro, estás con esa lógica. No te importa hasta morir. El juguete de la vida lo has cogido y lo has roto. No haces proyectos, no haces nada, morirte no es nada malo, en ese momento no te importa perder la vida.

Para mí, héroes son esa gente a la que se le propuso entrar en ETA y dijeron que no.

El momento cumbre de la entrevista, Jordi Évole le preguntó al etarra que qué le diría a los familiares de las víctimas y Rekarte, tras un largo silencio, dijo:

Siento haberles hecho eso. Lo siento mucho.

El etarra también aseguró que había sufrido torturas tras su detención y de cómo fue su vida en prisión, donde comenzó a cambiar de ‘ideas’:

Sufrí golpes, me arrastraron por el suelo de los pelos, me reventaron el tímpano. Me pusieron electrodos, me pusieron la bolsa, que te ahogas hasta que desmayas. Todo el rato te obligan a hacer flexiones, no bebes agua… son métodos que se utilizan para anular a la persona y sacarle información.

Te empiezas a preguntar qué pensará tu hijo de ti. No es fácil salir de ahí. Es como salir de una secta. Son ovejas y a las ovejas no les gusta que una oveja se vaya.

Estás ya hasta los huevos de estar en la cárcel, bastante tienes allí, para que te venga una huelga de hambre de quince días sin comer por la autodeterminación, que no vale para nada, sino para joderte tú y que estés quince días sin comer. Pensabas ‘hay cena para los presos y yo aquí en huelga de hambre’. ¡Qué fácil se organizan las cosas cuando tú no vas a formar parte!

Si los presos hablaran, ETA se iba a cagar, pero mantienen al rebaño unido por el miedo.

«SALIR DE ETA ES MUY FÁCIL, PERO MUY DIFÍCIL. COMO MUCHO PUEDEN MATARME»

Rekarte, tras cinco años en la cárcel, empezó a replantearse sus ideas y fue considerado como un traidor por la banda terrorista tras pedir perdón a las víctimas y condenar la violencia. Sobre cómo reaccionaron sus antiguos compañeros, el exetarra le confesó a Évole que:

Uno de ellos, un loco, dijo que si fuera por él me hubiera metido cuatro tiros. Ha salido mucha gente de las cárceles dándoles la espalda. Y de los que salen, tras sus homenajes y sus hostias, la mayoría no quiere saber nada más, tienen que salir adelante, con sus hijos.

Salir de ETA es muy fácil, pero muy difícil. Yo no les dije ni adiós, y me fui. Y luego dijeron que me habían expulsado. Pues vale.

Si la gente dijera de verdad lo que se piensa, se iban a cagar por las patas. O pasas de odiar a unos a odiar a otros. Pasas de dejar el odio a empezar a vivir.

Como mucho pueden matarte. Y luego, ¿qué? Mi vida al fin y al cabo ha sido… no para querer vivirla.

«CON MI MUJER VI QUE ERA RACISTA»

El verdadero cambio de Iñaki Rekarte sucedió al conocer a su mujer, una funcionaria de prisiones que ayudaba a los presos en Cádiz de cara a su puesta en libertad:

Ella fue un regalo de la vida. Con ella vi que era racista o ‘cerrao’… ignorante, sin conocer. Y al final ves que tu hijo es de Cádiz. Ahí va la hostia, tú. Para que te jodas. Pero con qué orgullo.

SOBRE MIGUEL ÁNGEL BLANCO Y SOBRE LAS VÍCTIMAS

Durante la entrevista, Jordi Évole, que se intentó mostrar absolutamente parcial, le preguntó a Rekarte sobre cómo vió él el asesinato de Miguel Ángel Blanco:

Yo pensaba que no lo matarían, porque desde mi punto de vista eso era… acababan de detener al comando que tenía secuestrado a Ortega Lara y me sonaba como una pataleta, cojo al primero que pillo, pido lo imposible y le doy dos tiros. Cualquiera inteligente no lo habría hecho. Además cómo lo mataron, tras tenerlo tres días lo matas como a un perro… A partir de ahí a mucha gente se le revolvió el estómago.

Rekarte ha tenido la oportunidad de hablar con las víctimas y habló para ‘Sálvados’ de una mujer en concreto que perdió a su marido:

Era demasiado buena. Los que mataron a su marido murieron después con una bomba y aún decía ‘esos jóvenes…’. Compartes su sufrimiento. Tenía dos hijas y había venido sin que una lo supiera. Esta mujer, después de matarle al marido, que llevaban juntos desde los 16 años, soñando con envejecer juntos, le seguían poniendo el portal dianas. Tiene vecinos que no le hablan, que le retiraron la palabra después de que le mataran al marido. Y dices ¿yo he sido así? Me cago en diez.

«ETA ES UN MAL RECUERDO»

¿Y qué opina ahora Rekarte sobre la independencia vasca y sobre cómo es ETA en la actualidad?:

Me da exactamente igual (la independencia) todo es una mentira. Qué hostias, si estamos todos mezclados. Me da exactamente igual.

ETA es un mal recuerdo, es un andamiaje oxidado, a ver quién se atreve a desmontarlo. No ha servido de nada positivo. Conozco a uno que mató al que lo tuvo en brazos cuando era pequeño. Que le pregunten a ése si ha servido de algo.

IRENE VILLA:»REKARTE DICE LO QUE SIEMPRE PENSAMOS DE LOS ETARRAS»

La entrevista a Iñaki Rekarte en ‘Salvados’ provocó una auténtica conmoción en Twitter. Entre la multitud de mensajes publicados, destacan los de Irene Villa, periodista y víctima de ETA:

 

 

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído