Según un comunicado enviado por Prisa a la CNMV, el precio final de la operación es de 688 millones de euros

¿Cuánto le ha costado finalmente a Telefónica hacerse con Canal+?

Cebrián y los suyos siempre pensaron que su otrora joya de la corona valía como mínimo 900 millones de euros

¿Cuánto le ha costado finalmente a Telefónica hacerse con Canal+?
Juan Luis Cebrián y César Alierta. EP

¿Cuanto dinero le ha costado a Telefónica hacerse con Digital+? Según ha informado Prisa, antigua propietaria de Canal+, en un comunicado depositado este 20 de octubre de 2015 en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el precio por hacerse con la otrora joya de la corona del grupo Prisa ha quedado fijado en un mínimo de algo más de 688 millones de euros.

Según dicha información, la Prisa de Cebrián ha llegado a un acuerdo con Telefónica sobre el cálculo y el pago del ajuste del precio en la venta de Digital+. Así pues, a los 565 millones de euros abonados en abril en concepto del 80% del precio inicial acordado, ahora se pagarán, en un plazo de diez días, otros 122 millones de euros adicionales.

La cantidad final por esta operación podría ascender hasta un máximo de los 724,5 millones de euros tras los dos ajustes que ambas compañías han acordado: un arbitraje en la Cámara de Comercio de Madrid y un auditor independiente que podrían suponer un mayor precio de venta, en concreto, de otros 36,3 millones de euros para las arcas de Prisa que sigue reduciendo deuda a costa de desprenderse de activos.

Digital+, de niña mimada del grupo a culpable de dinamitar las cuentas del grupo

El Consejo de Administración del grupo Prisa decidió en mayo de 2014 aceptar la oferta de Telefónica a pesar de haber jugado sin éxito Juan Luis Cebrián la carta de Al Jazeera–Telefónica se convierte en el principal operador de televisión de pago gracias al desguace de PRISA–.

El deterioro en los últimos años de la plataforma de pago a cuenta de la eterna guerra del fútbol (que en la actualidad vive una nueva batalla entre el omnipresente Roures y los actuales dueños de Canal+, Movistar, por intentar acordar la Champions League) desangró al grupo. Se llegó a publicar que el propio Cebrián tuvo que pedir a diez equipos de la Liga BBVA una rebaja del precio final–El Grupo PRISA se ahoga incapaz de pagar la factura de Canal+ con los clubes de fútbol–.

Los datos eran demoledores. En febrero de 2013, ‘El Economista’ publicaba que la paz en la guerra del balompié le pasó una factura a Prisa de 678 millones de euros al año a razón del acuerdo con Mediapro (420 millones por temporada hasta 2015) y los derechos televisivos de diez clubes (258 millones de euros al año). Esta apuesta, unido al acuerdo con tres temporadas firmado con Mediapro, elevó la factura hasta los 2.000 millones hasta la temporada 2014/2015.

Cuando el grupo mediático hizo públicas sus cuentas al término de aquel 2013 reconocía sin ambages que el deterioro de su televisión de pago era evidente por estos factores: una evolución negativa en los abonados y una fuerte caída en el Ebitda respecto al año anterior por el nuevo modelo de explotación del fútbol. Tras desangrarse tras años de lucha por los derechos del deporte rey Cebrián tomó la decisión de desprenderse del Plus cuanto antes.

Según informaba PD en aquel momento citando fuentes conocedoras de la negociación, el precio de venta esperado se situaba a mediados de 2014 en torno a los 900 millones de euros. Al Jazeera se negó a pujar al alza y Prisa acabó aceptando la oferta de Telefónica, que de momento no va a superar los 700 millones de euros, es decir, 200 millones menos.

Telefónica, de competidor del grupo Prisa a comprador de Canal+

Lo que es la vida. Y más en el mundo de la empresa. Cuando el operador de Prisa, Sogecable, obtuvo una de las tres licencias de TV que en agosto del 89 repartió el gobierno socialista de Felipe González, la baza para atraer abonados eran las películas de pre-estreno y el fútbol. Eran años donde Canal+ reportaba más ingresos a la Prisa de Polanco que El País o la Cadena SER, los dos activos más reconocibles de la compañía en la actualidad.

Luego vendría la feroz competencia con Vía Digital, auspiciada por Telefónica, con la que no le quedó más remedio que llegar hasta la firma de la paz en 2002. Ahora un nuevo acuerdo entre ambas empresas pone fin a la aventura de la televisión de pago para Prisa.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Roberto Marbán Bermejo

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y actualmente cursa el grado de Ciencias Políticas por la UNED, fichó en 2010 por Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído