¡Qué ‘duro’ eres Javier Ruiz!: «Pablo, ¿estáis haciendo un show político?»

Pablo Iglesias regresó a su programa de cuna este 12 de noviembre de 2015, a aquel que le dio voz y mucha en una televisión nacional generalista. Aunque el espacio de mediodía ‘Las mañanas de Cuatro’ ya no sea exactamente el mismo que inició Jesús Cintora, con Javier Ruiz se mantiene una de las características principales: la podemitis aguda.

El líder del partido morado está en plena gira audiovisual en pro de la recuperación de votos aunque sea en las encuestas, y por ello ha pasado en los últimos tiempos por casi toda la parrilla mediática; tocando la guitarra en ‘El Hormiguero’ —A Motos se le quita la sonrisa con un Pablo Iglesias más aburrido y con peor cara que la de Justin Bieber–, hablando de fútbol en ‘El Larguero’ y ‘El Partido de las 12′, corriendo con Ana Rosa Quintana, jugando al ping pong en ‘El Español’ —Losantos se mofa del ‘peloteo’ de Pedrojota con Pablo Iglesias en su periódico–…

Así que tras media hora de entrevista en Cuatro, la pregunta más dura que se le puede encontrar a Javier Ruiz, presentador amigo de machacar al PP y alentar a Podemos, tiene que ver con esta infantilización de la política en la precampaña electoral —¿Cuál será el próximo show de nuestros políticos de cara al 20-D?–:

Javier Ruiz: Hay una cuestión que en esta campaña está siendo especialmente afilada, y es la del espectáculo. Os hemos visto bailando, tocando la guitarra, corriendo, haciendo deporte… En fin, en una cosa que plantea la pregunta de si estáis cayendo más en el espectáculo y el show que en el fondo. ¿Estáis espectacularizando demasiado la política vosotros especialmente?

Pablo Iglesias: A veces lo pienso. Es algo que tienes que tener siempre en cuenta, y tienes que recibir siempre todas las alertas sobre si no se estarán banalizando cosas cuando tocas la guitarra o cuando enseñas la cocina de tu casa; yo le doy muchas vueltas.

Venía entonces el chistaco de Javier Ruiz, antes de que prosiguiera Iglesias: «¡Lo de la coleta impactó!»

Pero hablo con mucha gente por la calle y la impresión que me da es que estaban acostumbrados a ver a os políticos muy serios con chaqueta y corbata, que viven todos en sitios muy caros alejados de la ciudadanía. Y demostrar que en las instituciones vive gente normal es bueno y democratiza. La gente agradece verte en ámbitos en los que no está acostumbrada.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído