"MARAVILLOSAMENTE IMPERFECTO, ESCANDALOSAMENTE FELIZ" (EDITORIAL PLANETA)

Walter Riso: «Sufrimos como estúpidos para ser algo que no existe, ser perfectos»

"La realización personal no está en ser "el mejor", sino en disfrutar plenamente de lo que haces"

La comparación con el otro es una enfermedad, nos lleva a la imitación y esto corrompe nuestra identidad.

Walter Riso vuelve con una nueva obra en la que nos invita a rebelarnos contra el perfeccionismo irracional y promover una autoaceptación incondicional y sin excusas. El autor, de éxito internacional, presentó en Periodista Digital este último trabajo ‘Maravillosamente imperfecto, escandalosamente feliz’, que publica la editorial Planeta y que muestra diez errores en nuestra forma de pensar que nos impiden lograr la felicidad.

Muchas personas son víctimas de lo que Walter Riso denomina mandatos irracionales perfeccionistas o «antivalores exitosos». Estos mandatos pretenden que seamos «hombres y mujeres que han alcanzado el top ten», es decir, seres excepcionales en algún área, no importa el costo emocional que eso implique. Preceptos publicitados y transmitidos que se convierten en una forma de autoexigencia o en la búsqueda de una «perfección psicológica» agotadora e irracional. Un sufrimiento inútil que se instala y echa raíces en nuestra mente, influenciados por una cultura obsesionada por los «ganadores» y «los fuera de serie».

El objetivo del libro es rebelarse contra esos mandatos y promover una autoaceptación incondicional y sin excusas. Su consigna ­­ es categórica, puedes ser escandalosamente feliz en medio de tu maravillosa imperfección:

La realización personal no está en ser «el mejor», sino en disfrutar plenamente de lo que haces.

Nos encontramos con pacientes que están buscando un ideal de perfección psicológica o emocional que solo existe en la mente de quien lo propone porque alcanzarlo es imposible.

Nuestra cultura estigmatiza el error y nosotros nos volvemos autoexigentes. Nos volvemos autocastigadores y empezamos a meter en la mochila gran cantidad de mandatos irracionales para alcanzar esa supesta perfección.

Libro de desobediencia emocional, donde propone que limpiemos de basura nuestro sofware, la mente. Cuando hagamos eso ya no le vamos a tener miedo a la imperfección y la gente se escandalizará y pensará «cómo esta gente tan imperfecta puede ser feliz?» y tú dirás, «me importa un rábano».

Así vuelves a la gente autómata, comprando minutos porque el tiempo no descansa y es un chip que te meten en la cabeza desde chiquitos y nos presiona. El camino que propone la sociedad es un calvario, lo vemos como un valor, pero es un anti-valor y es un motivo de consulta el querer ser el mejor «padre, periodista, trabajador»…

La responsabilidad la tienen la sociedad, esta influye sus valores a la familia y estos se lo embuten a los niños. Ellos empiezan a pensar que solo se realizarán como personas si están en el top 10.

Sufrimos inútilmente, sufrimos como estúpidos para ser perfectos, hay que rebelarse contra esto. La meta es alta, inalcanzable cuando te fatigas demasiado, cuando tu vida se convierte solo en eso.

La mujer sufre porque tiene además la presión de conseguir también esa perfección física.

Ser perfecto no existe y si llegara a existir tiene que ser muy aburrido, un huevo sin sal. Nosotros no podemos ser perfectos, si lo fuéramos estaríamos muertos. La persona que no asuma su imperfección es una persona enferma. Puedes estar enfermo y acostumbrado a esta enfermedad, quien quiere ser perfecto puede sufrir fatiga crónica, estrés, sensación de fracaso, ansiedad…

No estamos preparados para el fracaso porque no les enseñamos a los niños en el colegio a perder, les enseñamos a aprender a ganar. Estamos en un cultura de ganadores.

La comparación con el otro es una enfermedad. La comparación lleva a algo espantoso que es la imitación y esta corrompe tu identidad. Necesitamos modelos, pero para inspirarnos.

DESCUBRE LOS 10 ERRORES MÁS COMUNES EN TU FORMA DE PENSAR QUE TE IMPIDEN SER FELIZ

¿Te exiges demasiado? ¿Te comparas constantemente con los demás y tienes la sensación de que no das la talla? ¿Te sientes estresado, malhumorado, triste o ansioso cuando no sale todo bien? Bienvenido al club, eres víctima del perfeccionismo irracional, una forma de pensar que te limita y de la que Walter Riso te ayudará a liberarte.

En este libro, el psicólogo que ha revolucionado medio mundo con la aplicación de la psicología cognitiva, nos explica diez premisas liberadoras que nos ayudarán a enfrentarnos a todas aquellas creencias irracionales que nos han inculcado desde niños y que tan dañinas resultan para nuestro desarrollo personal. No someternos al «qué dirán» y deshacernos de la culpabilidad son algunas de las ideas liberadoras que Walter Riso nos propone con un estilo cercano, ingenioso y revelador.

Walter Riso nació en Italia en 1951. Su familia emigró a Argentina cuando era muy joven. Allí creció en un barrio multiétnico en el seno de una comunidad de inmigrantes italianos. Es doctor en psicología, se especializó en terapia cognitiva y obtuvo una maestría en bioética. Desde hace treinta años trabaja como psicólogo clínico, práctica que alterna con el ejercicio de la cátedra universitaria y la realización de publicaciones científicas y de divulgación en diversos medios. Sus libros han cumplido el propósito de crear una vacuna contra el sufrimiento humano proponiendo estilos de vida saludables en distintos órdenes de la vida. El éxito de los libros de Walter Riso es arrollador. Actualmente reside en Barcelona.

Autor

Marian García Álvarez

Redactora experta en televisión de Periodista Digital entre 2013 y 2016.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído