¿De qué iba Sandra Barneda?

Sandra Barneda descuadra en GH VIP con su frase: «Mariconadas las mínimas»

Sandra Barneda descuadra en GH VIP con su frase: "Mariconadas las mínimas"
Sandra barneda EUROPA PRESS

Pasaban las once de la noche y el plató de Gran Hermano Vip se encendía a escasas 96 horas de la final. Solo quedan dos contrincantes, Laura Matamoros y Carlos Lozano, y tan solo uno de ellos se alzará con el maletín del premio.

Ambos concursantes, Matamoros y Lozano, cuentan con una corte de seguidores que incluso se han reunido para apoyar a su favorito en quedadas en la Plaza de Callao de Madrid (la hinchada de Carlos Lozano) y en la Puerta del Sol, la hinchada de Laura Matamoros.

De igual modo, en plató había dos bandos bien diferenciados que apoyan tanto a Carlos como a la hija de Matamoros.

En el bando de Carlos Lozano se encuentran Ion Aramendi, Liz, Marta López, Suso y los mosqueteros Alejandro Nieto, Javier Tudela y Fran Nicolás, que acabó abandonando el grupo por motivos más que suficientes.

En el bando de Laura Matamoros, capitaneados por Belén Esteban, se encontraban, su hermano Diego Matamoros, Rosa Benito, Raquel Bollo, Torito, Nagore Robles (que por un rato dejó Mujeres y hombres y viceversa), Carmen Alcayde y Laura Campos entre otros.

Los lauristas comenzaron a corear fuertemente el nombre de la joven Matamoros y Sandra Barneda, como presentadora, les comentó que estaban demasiado contentos.

Los lozanistas o los carlistas acabaron haciendo una conga muy divertida coreando al que ven ganador hasta que de pronto, Sandra Barneda dejó caer una frasecita que dejó sin palabras a los presentes y a los que estábamos en casa: «Sabemos que esto es una fiesta, pero os recuerdo que esto es un plató de televisión. Mariconadas las justas» ¿Ehmm? ¿Qué ha pasado? Pues la verdad es que ni idea, queridos chanceros.

La cara de poker de todos los que formaban el grupo de Carlos Lozano en el plató se quedaban sorprendidísimos especialmente Alex Nieto y Javier Tudela, Marta López y la de Ion. De hecho Alejandro se dirigía al capitán y le comentaba algo respecto.

El caso es que al cabo del rato ella pedía disculpas a su manera: «Que antes cuando he dicho lo de mariconadas las justas no iba por nada… que si me estáis criticando por esto…», refiriéndose a las condiciones sexuales.

Tudela pedía perdón por si acaso había sido el culpable: «Lo siento por haberme puesto a hacer la conga…».

El caso es que seguro que a Barneda no la estaban criticando por si hablaba de una condición sexual o no, sino por la salida de tono y esa forma de contestar que no venía al caso.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Marian García Álvarez

Redactora experta en televisión de Periodista Digital entre 2013 y 2016.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído