LA POLÉMICA ATERRIZA EN MADRID DIRECTAMENTE DESDE HONDURAS

Mila Ximénez se cabrea con Mercedes Milá: «Me la bufa lo que diga»

La concursante, sorprendida al saber que Jorge Javier presentará 'GH'

Fue una de las decepciones de la noche. Mila Ximénez partía como favorita según todas las encuestas, para ganar ‘Supervivientes 2016’. Fue un ejemplo de superación, ya que era una de las mayores del grupo, pero también la más polémica. Su candidatura estaba siendo ‘apoyada’ desde la pasada edición, pero un leve problema médico le impidió viajas hasta este año a Honduras. A su vuelta, la colaboradora de Sálvame, fiel a su estilo deslenguado y pasional, respondió sin pudor a las críticas de sus compañeros durante su estancia en la isla. La más cruel de ellas, la de Mercedes Milá.

Fue la tercera finalista de Supervivientes. A pesar de que en todo momento manifestó que se quería ir, y de sus múltiples nominaciones, sus apoyos fuera de Honduras eran tan fuertes que se plantó en la final. Solo Yola Berrocal pudo vencerla. El por qué estaba claro, daba juego, con lo cual contaba con el apoyo de la cadena y de la mayoría de sus compañeros de ‘Sálvame’ que contaban con una plataforma diaria de cuatro horas ‘recaudando’ refuerzos del público. La ventaja con la que contaba la ex de Manolo Santana ha sido sometida en numerosas ocasiones a debate y sólo Mercedes Milá mostró descontento ante tal injusticia.

La Milá pidió que Mila no ganase el concurso lo que ha provocado la ira de Ximénez al enterarse, que en plena gana final, tuvo palabritas para ella y para todos los que habían hecho comentarios para dejarla mal:

A mí ella tampoco me ha gustado muchas veces, ella no es la diosa de la opinión y a mí lo que diga Mercedes Milá me la bufa un poquito.

Jorge Javier aprovechó el tema para anunciar que Mila que este año será él quien presente GH17 y su cara fue todo un poema:

¿En serio? No me lo puedo creer. ¿Por eso Mercedes estaba enfadada conmigo?.

La colaboradora de Sálvame también respondió a Lydia Lozano con ironía. «Lógico que me critique, como ella hizo tan buen concurso en ‘Mira quién salta'», comentó. No le gustó tampoco que Kiko Matamoros dijese que ella no creaba buen ambiente:

Tócate la peinetita, habló el mudito.

Cazamariposas es el único programa del grupo que habla claro sobre Mila. Sus presentadores aseguran que «tenía suficientes apoyos y que no la tenían miedo», un tema importante desde que Nagore Robles destapara la caja de los truenos asegurando en el ‘Debate de ‘SV2016’ que había compañeras suyas que le había dado las gracias por sus críticas en los directos, dando a entender que la periodista provoca auténtico terror entre sus colegas.

Visto lo visto en la isla, no nos extraña que a Mila la teman en su entorno. Es una mujer anclada en la amargura y en el enfado. Nunca sabes por donde va a salir, tan pronto te quiere como te odia. Como personaje televisivo, es oro puro, pero como superviviente no era la más válida.

Tal y como dijo su amigo Jorge Javier Vázquez, Mila no representa el espíritu del formato. No da el tipo en las pruebas físicas (tiene 60 años, ¿qué esperaban?) y no dejaba de quejarse todo el tiempo.

Aún con todo, sin ella, no hubiese habido ‘SV2016’. Era la más cara y la más llamativa. Es justo, en gran parte, que haya llegado a la final aunque no ganara.

Autor

Marian García Álvarez

Redactora experta en televisión de Periodista Digital entre 2013 y 2016.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído