LAMENTABLE COBERTURA CARGADA DE SECTARISMO

Tertsch sobre la judeofobia de TVE: «Han puesto las Leyes de Nuremberg como manual de estilo»

El corresponsal de TVE en Israel, Óscar Mijallo, deja en simple 'atropello' al atentado terrorista

El repulsivo doble rasero del corresponsal de TVE en Israel, Óscar Mijallo, que no duda en llamar ‘atropello’ al atentado terrorista que mató a cuatro soldados israelíes asesinados por el ataque-atropello de un camión conducido por el palestino Fadi Al Qunba, ha incendiado Twitter de condenas y críticas por su judeofobia.

Las informaciones que pudieron verse en los Informativos de José Antonio Gundín estaban cargadas de sectarismo, como puede verse en este tuit:

Sin embargo, fuentes policiales han confirmado a El Mundo que la principal línea de investigación apunta a lo que reveló el primer ministro, Benjamín Netanyahu, tres horas después del sangriento atentado.

Se trata de alguien que actuó inspirado en la ideología del autoproclamado Estado Islámico (IS). O como dijo Netanyahu en el término más corriente por esas tierras: Daesh.

Uno de los más duros con TVE ha sido Hermann Tertsch:

En la cuenta del corresponsal Mijallo puede verse como, al igual que Público, el atentado terrorista para él se ha quedado en «atropello»:

El infame artículo de Joan Cañete Bayle en El Periódico también ha sido pasado a cuchillo por la cuenta de Twitter del columnista de ABC:

Cañete Bayle viene a decir que la matanza de los soldados israelíes con un camión se las tienen merecida por la violencia que causa su ocupación:

Al mirador de Jabel Muqabar suelen acudir soldados israelíes, como las víctimas del atropello, en lo que se llama viajes educacionales. Soldados como Elor Azaria, condenado por homicidio involuntario por haber rematado de un tiro en la cabeza a un palestino malherido en el suelo en Hebrón. Binyamin Netanyahu ha pedido su indulto. A lo que hizo Azaria, soldado de la fuerza ocupante en territorio ocupado, Israel no lo llama ni siquiera asesinato. A lo que hizo el domingo el conductor del camión en la zona anexionada de Jerusalén donde se alza el mirador, Israel lo llama terrorismo y Netanyahu, cómo no, lo vincula al Estado Islámico, a Niza, a Berlín. Nadie sabe qué pensaba y en qué creía el conductor que asesinó a los soldados, ya que como es habitual fue abatido a tiros. Pero la suya no es una historia como la de Niza y Berlín. La suya es una típica historia de Jerusalén, un caso más de esa vasta red de violencias que causa la ocupación.

Te puede interesar

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído