AUDIENCIAS DE TELEVISIÓN DEL SÁBADO 4 DE FEBRERO DE 2017

El peñazo de los premios Goya con un 23.1% de share se convierte en lo más visto de la jornada

La ceremonia pierde 300.000 espectadores con respecto a la de 2016

El peñazo de los premios Goya con un 23.1% de share se convierte en lo más visto de la jornada
Dani Rovira. PG

La emisión de la gala logró el ‘minuto de oro’ de la jornada a las 23:25 horas, con 4.268.000 telespectadores y un 25,1% de cuota de pantalla

La 31ª edición de los Premios Goya fue un año más líder de audiencia y congregó este 4 de febrero de 2017 a 3.648.000 espectadores.

Con un 23,1% de share, dio a La 1 de TVE a más de 12 puntos de la siguiente opción.

Con tropiezos. Lo de Rovira con tacones, vestido de Superman o cantándole a Penélope Cruz sabe a rancio y ya no hace gracia. Por eso, a pesar de marcar un 23,1% de share, ha sido su gala menos vista, perdiendo 300.000 espectadores respecto al año pasado.

La cadena pública lideró el sábado con un 13,3%, el horario de máxima audiencia (17,8%) y el late night (19,1%).

Audiencias de los Premios Goya en los últimos 10 años

  • 2008 (José Corbacho): 18.1% y 2.775.000
  • 2009 (Carmen Machi): 20.8% y 3.370.000
  • 2010 (Andreu Buenafuente): 26.4% y 4.656.000
  • 2011 (Andreu Buenafuente): 25.4% y 4.340.000
  • 2012 (Eva Hache): 23.2% y 4.156.000
  • 2013 (Eva Hache): 22.2% y 3.917.000
  • 2014 (Manel Fuentes): 19.8% y 3.567.000
  • 2015 (Dani Rovira): 24.7% y 3.839.000
  • 2016 (Dani Rovira): 25.8% y 3.900.000
  • 2017 (Dani Rovira): 23.1% y 3.648.000

La emisión de la gala logró el ‘minuto de oro’ de la jornada a las 23:25 horas, con 4.268.000 telespectadores y un 25,1% de cuota de pantalla.

Ana Belén tuvo que pedir agua, y fue un invitado del público quien cedió a la galardonada con el Goya de Honor su botella, para que pudiese continuar el único discurso preparado. El resto, leídos en móviles, en hojas o a gritos, como el de una nerviosísima Anna Castillo.

Los presentadores tampoco estuvieron más afortunados. Planos en la entrega casi siempre. El único que destacó fue Pedro Almodóvar, por sus gafas de sol en un espacio cerrado, por sus camiseta negra con unas lentejuelas comparadas en redes sociales con migas de pan, y por su manera de presentar el galardón a la mejor actriz protagonista, su «premio favorito».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído